Efectos secundarios del tren bala (“capricho oligarca”)

Tren oligarcaSi bien ya había realizado un posteo sobre los costos mínimos de la locura de imponer éste capricho presidencial a funcionar en Argentina, ahora salió una nota muy interesante, en donde (si bien es imaginable) se explica mejor el “efecto secundario” negativo que acarrearía por hacerse en este país.

La presidenta parece creer que porque lo vió al presi francés de frente, todo el mundo es Francia. A veces parece pensar que con el sólo roce con un país más avanzado, a uno se le “pega” eso y avanza también (por eso seguirá visitando tantos países? O tienen mejor precio en los diamantes y perlas?). Para su refinado cerebro, habría que traducirle: Tren Bala + Francia = Muy bien 10; Tren Bala + Argentina = (golpecito en la mano) CACA!

Debajo detallo algunos puntos adicionales, fuera del precio interplanetario a pagar (estratosférico ya queda chico con Cristina). Todo explicado por un francés, a ver si los Kirchner así le hacen caso:

  • Los costos descomunales también se explican por las necesidades técnicas de un proyecto de esta naturaleza. A título de ejemplo, por donde circulan trenes de alta velocidad no pueden existir pasos a nivel. Esa exigencia implica la construcción de puentes, túneles y viaductos que encarecen sensiblemente la obra. (Imagine todas las nuevas obras que van a tenerse que hacer, con todo el dinero que habrá que desembolsar, junto a las molestias, reubicaciones, embotellamientos hasta que se terminen, etc. Ya sé quién sería el ideal: De Vido.)
  • Para que un sistema tan sofisticado como ése funcione, todo lo demás también tiene que funcionar: el mantenimiento, las fuentes de energía, las previsiones económicas y financieras, la estabilidad laboral… Todo un país tiene que funcionar. “De lo contrario, es como tratar de hacer marchar una Ferrari en medio de un lodazal”, reconoce Georges Francis, ingeniero especializado en transportes públicos. (Acá se puede hacer, el país funciona de maravillas… salvo por el paro del campo, de los petroleros, de los carniceros, de los empleados de los comercios, plantas que no funcionan, fábricas que cierran, crisis energética, inflación encubierta, moneda volátil, INDEC retocado, jubilados que no cobran, indígenas que mueren de hambre, problemas de basurales, robos, secuestros, violencia… sí, estamos bárbaro).
  • Para los especialistas, hay siete problemas que pueden hacer fracasar un servicio de tren de alta velocidad: los retrasos, la seguridad, la infraestructura, el material, la precisión de la señalización, las tensiones sociales y la rentabilidad. (Retrasos?: No, si el tren tradicional y los subtes andan de maravilla. Seguridad?: Tampoco, los robos, asesinatos y secuestros siempre pasan “en letras de molde”. Infraestructura?: Menos, si tenemos tanta que no tenemos problemas de gas ni de electricidad, está todo perfecto. Material?: tampoco, acá sobra material.. salvo que se lo roben como los cables, lo pirateen desde el asfalto o sufra algun piquete o paro, estmos bien. Precisión de la señalización?: Ja! Acaso han visto alguna falta o deterioro de carteles o pintura asfáltica en su vida. Si hasta todos los semáforos andan bien! Tensiones sociales?: Para nada, hay sólo dos divisiones de argentinos que se aman (a menos que se encuentren en una plaza o ruta). Rentabilidad?: Si en Argentina todo es rentable para el gobierno, de qué hablan? En última instancia, regalamos los pasajes y que paguen por todos sólo una división de la sociedad, la “oligarca amarreta golpista”).
  • “Es un bólido hipersofisticado que necesita ser atendido como un Fórmula 1 para que sea rentable”, advierte Mireille Fougère. Y eso requiere verdaderos esfuerzos humanos, técnicos y comerciales. (Bueno, seguro que lo atienden como un F3 el día de las fotos y la rotura de la botella de champán… después por ahí los mismos técnicos de Edesur pueden seguir el mantenimiento…)
  • Para que no haya ningún error, los 1000 empleados del centro de mantenimiento de Châtillon, en las afueras de París, estudian con lupa los 10 vagones de cada tren: los mecánicos inspeccionan todo y los equipos de limpieza lavan de arriba abajo hasta que todo brille. En cada estación terminal, unos 400 agentes de la empresa (llamados “casacas rojas”) guían a los pasajeros. (Ya sabemos a dónde van a empezat a derivar a los de los planes sociales. Lindos técnicos y mecánicos encontraremos entre delincuentes analfabetos. Los 400 “casacas rojas” que guían a los pasajeros, se podrían reemplazar por uno sólo. Se imaginan que bien “acomodaría” Luis D’elía a toda la gente? Seguro le abrirían el Ministerio de “Caras Rojas” especialmente para él. La Agrupación “EVITA que se quejen” lo apoyaría en cada andén. Total, si pueden pagar el boleto tienen plata = no donan = oligarcas = golpistas = no me dan el pancho y la coca = yo pego a donde me digan “los presis”).
  • Cada año, la empresa hace un esfuerzo particular para paliar los efectos de una eventual canícula: elimina toda maleza de las vías para evitar incendios, controla todo el tendido eléctrico de la red y revisa la climatización en cada uno de los trenes. La mortífera ola de calor de 2003 provocó numerosas y prolongadas inmovilizaciones, y en un tren de alta velocidad es imposible bajar a las vías antes de llegar a una estación. Desde entonces, los TGV también llevan mayores provisiones de agua mineral a bordo. (Tanto personal, imaginó cuánto costaría? Si no lo ponen, sabé cómo quedaría el tren? Agua mineral? Si la del Riachuelo es casi la misma!)
  • Entre otros operativos, un equipo sigue el tráfico en tiempo real desde una sala de situación ubicada en la estación Saint-Lazare, en el centro de París, que tiene computadoras y las paredes cubiertas de pantallas que monitorean toda la red. (… en dónde seguramente los piqueteros mirarán “fulbo” todo el día. Se imaginan unos buenos tintos de damajuana de 5 litros con 10 partidos a la vez? Ahhh).
  • (en un viaje en TGV) …de pronto la voz del guarda anuncia por los altavoces la mala noticia: “Debido a la rotura de un catenario, el tren deberá circular hasta París a velocidad normal. Les pedimos disculpas por esta molestia”. El problema es serio. A la hora en que el tren llegue a París ya no circulará ningún otro medio de transporte. Sin dar tiempo a la protesta, la misma voz anuncia que, en pocos minutos, el personal de a bordo pasará por los vagones para saber quiénes son los pasajeros que deben seguir viaje a los suburbios. Para ellos, la empresa reservará taxis que estarán a disposición en la estación a la llegada del tren. (Iba a hacer algún chiste… pero la diferencia es tan abismal que dan ganas de llorar).
  • Para todos aquellos cuyo TGV llega con más de 30 minutos de atraso, la SNCF ha previsto un sistema de reembolso del precio de los pasajes. (Buu.. buu… snif, snif)
  • Quince días después (del problema), el texto de la carta que acompaña un cheque dice así: “Le pedimos mil excusas y le aseguramos que la SNCF hace todo lo posible para que este tipo de inconvenientes no se vuelva a repetir”.  (Buaaaaaaa…. buaaaaaaaaaaaaaa, buaaaaaaaaaaaa)

Bueno, como veo que nada de ésto es aplicable en este país bendito (hay que mirar bien… por ahí lo bendijo el diablo), al menos espero que quede como el Monoriel de Springfield. Porque, pensándolo bien, creo que no califica ni para eso.

NOTA COMPLETA: LANACION

Anuncios

Acerca de PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE)

Tratando de entender el mundo sin morir en el intento...
Esta entrada fue publicada en Argentina...país generoso, En las noticias, Filosofía, Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Efectos secundarios del tren bala (“capricho oligarca”)

  1. rodrigo dijo:

    mira realmente coincido en mil cosas de las q expones, se lo dificil q es formar un pensamiendo independiente, cuando uno esta bombardeado de mil partes para ir por el camino de la boludes.. en lo q no coincido, es q en ariticulos hables de la gente de planes de jefes como analabetos chorros y quien sabe mas, y en otros tipo en el borrador de cuanto valemos en la constitucion quieras escribir un articulo criticando la carta magna, q nos pone valor por utilidad, siento q sos ambiguo
    conoci recien la pagina y le eche solo un vistazo, te felicito por la iniciativa, seguramente no te importara que opino en la seccion “quien soy” pero la humildad es una virtud solo de los grandes.. abrazo

  2. Hola Rodrigo: Te equivocás en lo de “analfabetos chorros”, lo que puse es “delincuentes analfabetos”. Es una combinación, no un “o”. Me refiero a delincuentes sin educación, que son los peores (bueno… los vemos a diario).

    El cuánto valemos está establecido por ley, no es un capricho mío. Te recomiendo que leas en este blog “Discriminar no está mal” para enterarte mejor. La Carta Magna y los Derechos Humanos tienen artículos incompatibles con la ley. Preguntale a un anciano de 80 si puede sacar un seguro de vida o si le abren una cuenta con cheques o le aseguran el coche.

    Igual no es problema, estás invitado a comentar cuando quieras.

    Saludos y gracias

  3. Pingback: En 2007, los Kirchner gastaron en publicidad 322 millones de pesos (de nuestro bolsillo) « ▀▄ PiensoLuegoPiensoLuegoExisto ▄▀ (PLPLE)

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s