El ladrón en moto, la pierna y la “justicia social”

Ayer ví una noticia un poco extraña y bizarra. No sólo por la noticia y las imágenes en sí, sino también por la reacción de la gente de lugar… y la que veía la noticia.

La misma fue emitida por Canal 26 y luego el resto de los medios se hizo eco. Dejo el link a la noticia con el video, pero advierto que contiene imágenes que pueden herir la sensibilidad de algunos espectadores: la nota aquí. La nota en sí es un poco escueta, porque luego y sucesivamente se fueron presentando testigos que ampliaron la misma en gran manera. Otras noticias pueden verse AQUI, AQUI o AQUI.

Lo que ocurrió es que dos “motochorros” (delincuentes que van en moto, generalmente aprovechando descuidos de los transehúntes) quisieron robarle a un hombre que salía de un banco. A los gritos de la víctima, los vecinos intentaron detenerlos (cosa rara cuando los delincuentes están armados) con la mala suerte de que terminaron chocando contra un colectivo. Uno de los delincuentes escapó, pero otro quedó tendido en el piso con la pierna completamente amputada por sobre el tobillo (yacía a su lado en sentido contrario al cuerpo). Luego los vecinos del lugar lo identificaron como a alguien de la zona e inclusive muchos eran damnificados de ese delincuente. Minutos antes y a pocas cuadras de distancia, ambos motochorros habían sustraído $7 y una bolsa de remedios destinados a una esposa enferma de un hombre disparándole dos balazos (sin que llegasen a dar en el blanco). “Casualmente” hace unos días (de hecho, es el post anterior a éste) escribía sobre la inseguridad latente y ya insoportable que los de izquierda y los del gobierno nos hacen creer que es una “sensación”. Supongo que la nota será una “ilusión” también, ¿verdad?

Pero el hecho no terminaba ahí. La gente, lejos de amedrentarse o solidarizarse por haber una persona tirada en el medio de la calle con la pierna cortada y perdiendo mucha sangre, lo insultaba a distancia. Una médica que pasaba por el lugar se acercó e intentó hacer un intento de torniquete. La gente que los rodeaba empezó a insultar también a la médica; no se sabe si fue por los insultos o porque alguien le dijo que era un ladrón (los testigos disienten en eso), la galena se retiró del lugar abandonándolo allí.

Llegan los policías y viendo que los ánimos de la gente empeoraban, hicieron un pequeño cordón alrededor del delincuente. En un momento dado, la gente se abalanza sobre delincuente y cordón y comienzan a golpear al ladrón (que yacía sentado y sin reacción seguramente por los efectos de las drogas mientras se agarraba el pseudo-torniquete), inclusive pateando la pierna (la suelta y la otra). La policía repele el ataque y vuelve a formar el cordón de protección; la gente sigue insultando del otro lado. Cuando llega la ambulancia, nuevamente la gente ataca al caco e intenta que los médicos no lo suban al móvil. Luego de muchos forcejeos, el ladrón en su nuevo rol de víctima, sale hacia el hospital.

Los testigos que hablaron con el canal, pensaban todos lo mismo: el tipo tendría que haberse muerto ahí sin que medie ayuda y estaban de acuerdo en que si no hubiese estado la policía, entre todos lo hubiesen linchado y que hubiese sido “lo justo”. Nadie mostró repulsión por la cantidad de sangre o la pierna seccionada, como así tampoco se habló de derechos humanos o de solidaridad con el accidentado.

Eso es todo lo que se vió en TV. Pero fuera de ella, la reacción tampoco fue muy diferente. Estando con otros espectadores, de tanto en tanto le quitaba protagonismo a la TV para leer las reacciones que tenían hacia lo que se veía. Nuevamente, nadie demostró asco ante las escenas: sólo se veía una reacción de rabia en las caras. Al momento del ataque de la gente sobre el delincuente, las caras cambiaron y vistieron sonrisas de satisfacción mezcladas con bronca y “era hora”. Inclusive algunos rostros se volvieron colorados y parecían a punto de estallar a medida que sus pares de la televisión intentaban evitar el ingreso del delincuente a la ambulancia.

Debo decir que en éste caso, yo no fui distinto al resto de la gente. Durante la nota tuve una mezcla de disfrute, odio, sensación de justicia, euforia y quién sabe que otras cosas más. Pero era una sensación que me daba paz en el alma, me indicaba que esa acción estaba perfecta y que la gente tenía todo su derecho (y hasta podría decir “obligación”) de tratar a esa persona así. Yo también quería que muriese, era como darle un poco de equilibrio al mundo.

Pero luego, fríamente, intenté ver el porqué de eso. Que la gente no se amedrente y no ayude a alguien lastimado ya es raro, pero lo que se dió después fue aún peor y más bizarro. Se clamaba por justicia por mano propia intentando linchar a un delincuente, una persona que yacía malherida en medio de la calle. Eso está mal. Pero entonces ¿por qué esa sensación socialmente homogénea entre los presentes y los espectadores? La respuesta fue fácil: la gente está HARTA. Tan harta de todo (delincuencia, inacción, malas políticas, grupos diciendo que esos delincuentes son “buena gente” y que todo es “sensación”, derechos humanos ayudándolos a ellos y no a sus víctimas, etc) que toma el matarlos como la única opción viable para salvarse. Ya no les interesa si hay una persona del otro lado o sus razones para delinquir. Les han vendido tanta verdura podrida vestida de “bondades” sobre los malvivientes, que para equilibrar solamente ven lo malo y que matando eso malo es lo mejor que se puede hacer. Eso es un reflejo exactamente opuesto a lo que venimos viendo. Al extremismo de la delincuencia se responde con extremismo de justicia urbana.

Creo realmente (y sin temor a equivocarme demasiado), que esa reacción no es sólo por la inseguridad, sino por la forma en que trastocan esa inseguridad de parte de diversos grupos. Solemos ver crímenes y delincuencia a diario, pero desde que los derechos delincuentes humanos y grupos de izquierda hacen extrema defensa de ellos, la sociedad cada vez reacciona “peor” a estos acontecimientos. Con “peor” me refiero a más enérgica, más protectora de su vecino (en donde el argentino se destacaba por el “no te metas”), más solidaria, menos tolerante hacia el mal y la violencia. ¿Habría que llamarlo realmente “mal”?

Esto no debería sentirse ni hacerse, pero tampoco debería suceder lo mismo del otro lado. Si se defienden a los delincuentes y se sacan leyes para protegerlos, lo más lógico es que la gente reaccione de mala manera. Si a eso sumamos la propaganda de “la delincuencia no existe, es un invento de los medios”, terminamos con una turba de gente reaccionando “mal”. Cada vez nos van haciendo más reaccionarios, más violentos y menos tolerantes con sus políticas. Y la gente se HARTO. Y ese harto lo convierte en justicia.

Mi pregunta final sería: ¿hacia dónde vamos con ésto? Evidentemente el futuro (de seguir así) me muestra una tonalidad violenta e irracional en todo el pueblo, que accionará contra delincuentes y políticos que los protejan sin importar los medios con el único fin de proporcionar un mejor fin para toda la sociedad. ¿Eso está mal? Definitivamente, sí. Pero pese a estar mal esa reacción, el tomar justicia por mano propia y ver todo más reaccionario a futuro… ¿cómo es que no puedo dejar de seguir disfrutando y sentirme bien con lo que pasó ayer?…

Anuncios

Acerca de PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE)

Tratando de entender el mundo sin morir en el intento...
Esta entrada fue publicada en Argentina...país generoso, En las noticias, Filosofía, Mis pensamientos, Seguridad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a El ladrón en moto, la pierna y la “justicia social”

  1. ¿Querés saber hacia donde vamos con esto?
    A que uno de estos días se termine linchando a alguien que no hizo absolutamente nada, que fue supuestamente “reconocido” como delincuente por algún anónimo y que puede llegar a ser cualquiera de nosotros.
    En ese momento, estoy totalmente seguro que hasta se va a justificar ese accionar en el “hartazgo” en vez de asumir las culpas.
    Saludos

  2. ¿Y como lo resolvemos entonces, PLPLE?
    Porque una vez que se cometen los errores después no hay vuelta atrás.
    Ayer vi de casualidad una nota de C5N a la Dra. Argibay y le habían subtitulado “Argibay quiere “proteger” a los menores delincuentes”.
    ¿No es acaso también esa una forma de meter púa sobre la forma de pensar de alguien que no huye del debate, con armas tramposas como cambiar, solo con una linea, el sentido de lo que está proponiendo?
    La trampa no es exclusiva de la izquierda (y conste que no considero de izquierda a este gobierno ni que me torturen).
    La mentira y la ocultación son el arma de los interesados, vengan del lado que vengan. Interesados en hacer negocios, en lograr mas poder, en eliminar la atención sobre la gente pensante que no teme discutir sobre TODO, no sobre lo que desde hace décadas llaman la opinión pública.

    Es probable que la gente esté harta, pero los hartazgos que yo he visto en mi vida son demasiado volátiles. También estuvieron hartos de la inseguridad cuando mataron a Axel Blumberg, estuvieron hartos de los políticos al grito de que se vayan todos, estuvieron hartos del gobierno cuando el conflicto con el campo (que dicho sea de paso, al final los que se proclamaron ganadores perdieron mas que en la guerra).

    Hoy, con gente harta de algo, no se van a encontrar soluciones. Solo se van a exigir aspirinas para calmar el dolor de cabeza que produce un tumor cerebral.
    Lo cual no es un buen pronóstico.

    • @Javier: Es que resolverlo es más fácil de lo que parece: haciendo las cosas bien. Si cada entidad cumpliera su rol y se penara a quién sea por lo que corresponda, hoy no tendríamos ésto. Pero eso es en vestuario, en la cancha es todo lo contrario.

      Concuerdo con lo de los “subtítulos que explican todo”: eso debe decidirlo la gente y no los medios, que deberían dar objetivamente una noticia (a menos que sea de opinión, obviamente).

      Con respecto al hartazgo, si bien coincido con lo que decís y sé que el argentino se calma fácil (mejor ejemplo que el de Cobos, imposible), hay que aclarar algo muy importante. En los cacerolazos o lo de Blumberg la gente estaba indignada pero lo peor que hacía era gritar o golpear ollitas; en lo de ayer, pateaban a alguien herido (y quién sabe si moribundo) intentando matarlo. Es una diferencia muy importante: la gente está tomando partido de forma violenta. Y lo estoy viendo de forma muy seguida.

      Me había olvidado de una “anècdota” que viví hace pocos días: caminando por una avenida importante, veo que una conductora dobla equivocadamente en una calle en contramano. Cuando se dá cuenta que tenía todos los autos de frente, se pega el zocaga de su vida y volantea rozando un semáforo y frenando asustada. Fuera de eso no había pasado nada, pero veo en la vereda en donde frenó (a metros nomás) una nena (tendría unos 4 años) que tenía una cara de miedo imposible y se largó a llorar. La gente empezó a insultar a la conductora y un par se acercaron a golpearle el auto. La mina (con zogaca triple) arranca y empieza a irse cruzando por la esquina. ¿Podés creer que una viejita con bastón le tiró una lata grande (debía ser de duraznos en almíbar o algo similar) contra una de las ventanillas mientras revoleaba el bastón con la otra mano? Si la conductora se bajaba, me parece que no salía entera. Ese tipo de reacciones no recuerdo haberlas visto en mi vida por cosas así…

      Cuando la gente está harta, no hay soluciones buenas. O terminan con un soporífero social (alguna “novedosa ley”, algún servicio de valor agregado) o terminan armando una revolución. Hoy por hoy, te digo que no sé que prefiero…

  3. anonimo1 dijo:

    ahora digo yo, si este tipo entra a tu casa, viola a tu mama,viola a tu hermana, te caga a piñas, te revuelve toda la casa…y vos buscas una solucion????(matan, violan)….y no vengas con pretextos pelotudos, le pego a un anciano…que se le corte una pierna creo que fue poco, no sirve para la sociedad…yo tengo familia, y tengo abuelos…me chupan un huevo los delincuentes…eesto ocurre por que estos hijos de putas estan sueltos, o peor , vivos…claro, esto no va acabar, si con las hijas/os de los jueces no se meten.
    no me molesto en ponerme a pensar

  4. wirwin dijo:

    Realmente es tremendo la situación que se vive actualmente, no creo que sea consuelo para ustedes pero les menciono que en mi país se vive una situación similar y quizas peor somos el país más violento de america latina !bonito record¡, el gobierno bien gracias, es realmente desgobierno y es de derecha, asi que no depende de tendencias ideologicas.

    Aqui la gente toma el poder en sus manos y lincha a los delincuentes, ya no se soporta esta situación estamos de cabeza, politicos poderosos embarrados hasta el cuello de corrucpción, narcotrafico, etc..
    hay que aceptar que violencia genera más violencia pero sinceramente no veo la luz del tunel. espero solo justicia divina.

    excelente tu post muy real, muy bien tu posición, muy reflexivo.

  5. PLPLE:
    No creo que lo que comentás de ayer sea una diferencia importante. Hace años que la violencia viene creciendo en muchos lugares y todos miran para el otro lado.
    Cuando se cagan a tiros entre dos barras bravas, decimos “que barbaridad, que mal que anda el futbol”. Cuando una madre la caga a palos a una maestras, “que barbaridad, ya no se respeta la institución escolar”. Cuando aparece “madonna” Quiroz, “que barbaridad, estos sindicalistas siempre iguales”.
    Todos creen que son cosas que les pasan a “los otros” y no son capaces de ver que la violencia la venimos gestando entre todos, todos los días y en todos lados.
    Cuando hacemos como anonimo1, que tiene tanta vergüenza de decir lo que dice que no es capaz de hacerlo con nombre y apellido. Y que no solo lo hace acá. Lo hace también en reunión de amigos y hasta seguro, pero seguro que son capaces de ponerse a discutir para ver quien le pega mas al delincuente si lo llega a agarrar.
    Lo hacen delante de los hijos, de cualquiera.
    Pero se la agarra conmigo porque busco una solución que no resulte en terminar levantando cadáveres de las calles porque sale una horda de gente a reventar al que se le cruce.
    Ese que firma como anonimo1 es el que, si ve que la viejita le tira una lata a un auto, es capaz de sacar un chumbo y tirar sin tener ni idea de a quien le está tirando y porqué.

    Yo te dejo también una historia, de mi ciudad. Acusaron a un viejo, que tenía una despensa, de haber violado a una chica que fue a comprar algo. Los vecinos le cercaron la casa, le tiraron abajo el alambrado y cuando estaban por llegar a la puerta se sintió un tiro. Un vecino, joven el, que según los testimonios en el juicio pasaba nomás por ahi, ligó el balazo y murió.
    El juicio por el homicidio se hizo antes que el de la violación. En el primero, el viejo resultó absuelto por legítima defensa. En el segundo, culpable y sentenciado con prisión efectiva.
    De todos los que fueron a romperle la puerta, ¿donde están los que se hicieron responsables por haber llevado al viejo a sacar la escopeta y tirar?
    Ninguno, ni uno solo de los que estuvieron ahi dijo que se equivocaron. Que no deberían haber tenido que ir a romperle la casa a un tipo que no había sido condenado.
    Ninguno fue a pedirle disculpas a la familia del único muerto, el que no tenía nada que ver con nada.
    Apostaría cualquier cosa a que anonimo1 sería de los primeros en estar ahi, pateando la puerta del viejo y escondiendose cuando la ligue otro por lo que el hizo.

    Yo busco una solución para que no te maten ni violen los chorros ni te maten o te destrocen la cara los que te confundan con un chorro. ¿Entendés anonimo1?
    Cuando se pide paredón, hay que tener los huevos suficientes para entender que el que puede terminar en un paredón es uno mismo, porque alimentó a una bestia que no se detiene en minucias como la presunción de inocencia, el debido proceso y la prueba del delito.
    Cosas que son, justamente, la diferencia entre que te metan preso a vos y que metan preso a un verdadero delincuente.

    Hoy, yo tengo mas miedo de tipos como anonimo1 que de un chorro. Porque el chorro se como piensa, por donde puede venir, cuales son las tretas que usan y cuales son mis debilidades que pueden explotar.
    En cambio a un tipo como anonimo1 lo puedo encontrar donde menos me lo espero, haciendo algo que me resulta imposible imaginar y mas peligroso aun, porque los chorros no salen de a decenas a apoyar al que roba, pero los tipos como anonimo1 se ensañan de a cientos cuando uno solo empieza.
    Son lo mas parecido que vi en mi vida a los agentes de Matrix. De repente, el tipo que va de la mano de una nenita te está tirando un balazo porque estás siendo perseguido.

    Acá no hay revolución ni soporífero que valga. O los tipos como anonimo1 empiezan a pensar, cosa que lamentablemente no quieren hacer porque eso significaría darse cuenta que son tipos de mierda, y lo siguen haciendo cuando vayan el año que viene a meter el voto, o vayamos ampliando los cementerios y las fábricas de pañuelos.

    Eso si, no vengamos después a hablar de justicia cuando fuimos nosotros mismos los que nos ocupamos de que desaparezca.

  6. @Anonimo1: Es que por más justicia que parezca, ese descontrol está mal. Hay que razonar porque no hay otra forma en la que un ser humano pueda llegar a soluciones. Si nos manejásemos por impulsos sin regularlo con la lógica, no seríamos diferentes a los animalitos del bosque.
    Igual entiendo tu punto, queda claro que ésto pasa porque hay cosas que fallan. Pero ni la falla ni la reacción deberían estar bien.

    @Wirwin: Mira tú; cuando has dicho que en tu país se vivía lo mismo, pensé que eras de México. Pero veo en tu blog que en El Salvador las cosas van por el mismo camino. Eso explica por qué tuve algunas búsquedas similares a “presidente el salvador una mierda”…

    Creo que un gobierno de derecha puede ser bueno o malo, pero estoy muy convencido que uno de izquierda jamás puede ser bueno (la historia lo ha demostrado). Pero obviamente, si hay alguien inútil presidiendo, dá igual si es de izquierda, de derecha o un simio. Los perjudicados son todos.

    Lamento oír lo que ocurre en tu país y que la gente haya tomado la justicia de mano propia, es realmente lo que temo que suceda aquí. Como decía en el post, dá una sensación de equilibrio ante la inacción de quienes deberían gobernarnos. Pero no es más que una sensación:la violencia y la injusticia siguen allí y con un costo mucho más alto para todos.
    Espero que puedan encontrar el camino correcto para poder avanzar como una mejor sociedad, y una más tranquila (en todo sentido).

    Saludos y gracias por tu comentario y tus conceptos!

    @Javier Salinas: Con respecto a @anonimo1, no sé si te hablaba a vos o a mí (o tal vez a los dos). Hasta que leí tu comentario, pensé que era yo el blanco por intentar pensar. Vaya uno a saber…

    Con lo de la violencia actual sigo pensando lo mismo que dije antes: creo que no es lo mismo. Bien decís que “todos miran para otro lado”, pero esta vez no fue así. La gente ya ha dejado de discutir, ahora está actuando. Una cosa es insultar al referí, pero otra entrar a la cancha y cagarlo a patadas. Eso último es lo que estoy viendo, se está dejando la pasividad para pasar a la acción para tratar de “arreglar” las cosas. Eso es lo que me dá la mezcla de satisfacción y pavor que tengo ahora.

    Lo que decís sobre los violentos de siempre, concuerdo (siempre los ha habido y siempre los habrá); pero ahora se destaca que la gente no violenta comunmente también está entrando en la “moda”: de seguro que jamás ví a una viejita que casi no podía sostenerse aventando una lata violentamente contra un auto. Es diferente a lo que ha pasado siempre. Que llegue más lejos o no es otra cosa, pero lo que vivimos hoy no lo he vivido en otra época. Hubo un parecido en la “época de los saqueos”, pero no como ahora.

    Concuerdo con el ejemplo que das y eso es lo que temo para el futuro, que el país se convierta en una turba que vaya a matar al primero que señalen. Una vez que se entra en ese estadio, ya es muy difícil volver atrás y es algo que los K no parecen entender. Están bestializando a la sociedad a base de dejar pasar y mentir sin importarles nada. Después de eso, se llega a una policía que debe controlar a delincuentes y a pueblo (terminando por no poder hacer su trabajo correctamente con ninguno, lo que deriva en más violencia e incomprensión). Es una bola de nieve que espero que ya no haya echado a andar…

    Disiento con lo del pensamiento del chorro y gente como @anonimo1. Hoy por hoy los delincuentes no tienen lógica ni moral, por eso vemos que te matan por $7 o aunque no te resistas. Inclusive ví una noticia ayer en donde entraron a robar a un pelotero apuntandole a la cabeza con una pistola a un bebé de año y medio… Hoy es más comprensible y predecible una turba de gente con sed de justicia que un delincuente común y corriente. Ambos están mal, pero uno es peor que el otro. Uno puede cometer un acto erróneo en la búsqueda de algo bueno, el otro directamente no comete actos buenos…

    También disiento con lo de hablar de justicia después. Si se pide, se pide y se pide y los que están encima de nosotros no la dan y nos mienten diciendo que estamos seguros, la reacción de la gente derivará previsiblemente en lo que estamos viendo ahora. Vuelvo a decir, está mal, pero comprendo lo que se piensa y se siente porque me pasa lo mismo. Es una de esas situaciones en donde lo que siento está completamente en el extremo de lo que pienso… pero ambos lados son parte de mí mismo.

    Saludos

  7. Javier dijo:

    La culpa de todo este desmadre tan culpable son los delincuentes como tambien los responzables de brindar la seguridad ciudadana. Los primeros por el danho que nos causan,y el segundo por no cumplir con efectividad su trabajo.
    Los extremos son peligrosos pero en una sociedad que se siente abandonada termina por hacer justicia con sus propias manos.

    Saludos desde Japon.

  8. Pingback: La Argentina que nos dejan, la Argentina que dejamos « ▀▄ PiensoLuegoPiensoLuegoExisto ▄▀

  9. Pingback: Las mejores noticias: Abril 2009 « ▀▄ PiensoLuegoPiensoLuegoExisto ▄▀

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s