Un mundo de héroes

Mirando unos dibujos que regularmente ve mi hija, terminé otra vez uniendo cosas sueltas en mi cabeza y originó este pensamiento y posteo. Ni relajándome puedo descansar parece…

En el Disney Playhouse (el canal para niños pequeños de Disney, no es el Disney Channel) hay unos dibujos (en realidad son animaciones en PC) de unos muñecos “mamushka” (los que se meten unos dentro de otros) que se interrelacionan entre sí, explicando no solamente el funcionamiento de una ciudad sino también el de cada oficio o trabajo. El programa se llama “Los Héroes de Higglytown“. Fuera de comentar lo raro que es ver que se metan la mano en la bragueta y se saquen cosas de adentro en una serie para chicos (como son mamushkas, se abren justo por “ahí”), quiero centrarme en el desenlace del dibujo.

En cada capítulo de la serie, a los muñecos siempre les pasa algo que sólo puede resolver alguien que tiene el trabajo específico que puede ayudarlos. Por ejemplo, si no pueden cruzar una isla, llaman a un marino con su barco que los ayuda; si tienen hambre, llaman a un delivery. El tema es que en el momento en que eso sucede, empiezan con una canción que habla sobre el heroísmo de esa persona (“Un héroe amigo” es el estribillo).

Eso me hizo acordar también de la última vez que había escuchado esa palabra (fuera de la serie sobrenatural): había sido hace poco, con el famoso caso del piloto que amerizó su avión luego de que una bandada de gaviotas le arruinara uno de los motores en pleno vuelo. Para quienes no se hayan enterado, les dejo el link a la noticia en donde también titulan al piloto de “héroe” (LA NOTA). El resto de los medios no fue menos, casi unánimemente lo calificaron de igual forma.

La definición antigua de héroe era la de un semi-dios que tenía cualidades que superaban a cualquier humano promedio. Luego se adaptó posteriormente en la sociedad como una persona que realiza una hazaña extraordinaria y digna de elogio. (WIKI) Con “extraordinaria” se supone un acto fuera de lo común en escenarios de la misma índole.

Mi primera reflexión es que ahora, un “héroe” es cualquier persona que haga su trabajo como se debe. No estamos hablando solamente de un dibujo, sino de la noticia del avión y de muchas otras (bombero que salva a bebé de las llamas, médico que hace una traqueotomía a tiempo, etc). En el caso de los dibujos, un trabajo ordinario hecho de la forma convencional es suficiente para que el que lo realiza sea un héroe. En el ejemplo de las noticias, el trabajo de la gente involucrada es (o puede involucrar) el de salvar vidas.

Quiero dejar en claro que en los casos reales, pese a que el resultado sea muy alabable (nadie discute eso), no es lo que un héroe requiere. Si un piloto de avión salva vidas, es un hecho destacable, pero lo hizo realizando bien su trabajo, para el que fue arduamente entrenado y por el que se le paga un sueldo. No se trató de un hecho que lo apartó de su labor intentando (y logrando) una solución para la cual no estaba calificado. Es parte de su trabajo. En el caso de un médico eso aumentaría exponencialmente, porque está en un trabajo en el que se es más propenso a poder salvar vidas.

Entonces, para la sociedad actual, un “héroe” sería virtualmente cualquier persona que realizara bien su trabajo. Y si está en posición de poder salvar vidas, mucho mejor. Un electricista que empalma bien un cable lo sería (si estuviese suelto podría matar gente), lo mismo con un policía que cumple con su profesión atrapando a un ladrón (peligroso para la sociedad si estuviese suelto).

Pero no vemos que el heroísmo es cuando una persona no idónea para el acto, lo lleva a cabo exitosamente de todas formas sin morir en el intento. Los verdaderos héroes son chicos que salvan a otros chicos del fuego, un abuelo desarmado que impide un asalto violento, un transeúnte común y corriente que ingresa a un auto accidentado en llamas para socorrer a alguien. Pese a la poca o nula preparación para poder resolver con éxito y favorablemente el acto, lo realizan y lo logran. No es parte de su trabajo, no están obligados a actuar, no tienen ventajas físicas ni de preparación por sobre las demás personas o que le aseguren su supervivencia (o la del otro) y arriesgan su propia seguridad pese a lo adverso de las estadísticas de sobrevivir o de finalizar con éxito. Esos son verdaderos héroes.

Eso me hizo caer en la segunda reflexión: si hoy cualquiera es un héroe, significa que la sociedad está tan perdida que tomamos como ejemplo a idolatrar el hacer bien cualquier trabajo. Elevamos casos destacados (pero realizados por gente encargada de hacerlos) y ponemos en el pedestal al realizador simplemente por hacer bien su tarea. No se destacan por las características propias de los héroes reales citados más arriba.

Entonces, la tercera reflexión llegó: eso indica que ya casi nadie hace bien su trabajo. Si idolatramos a quien hace su tarea como se debe, quiere decir que ya casi nadie lo hace de esa forma. Consideramos “extraordinario” lo que se supone que debería ser “común”. Eso explicaría muchas fallas actuales en la sociedad y el porqué nos maravillamos cuando hacemos un llamado al soporte técnico y nos resuelven efectivamente el problema con nuestro aparato, cuando hacemos una denuncia y atrapan a los delincuentes o cuando compramos algo que es lo que realmente nos habían ofrecido. Son casos que deberían ser comunes y normales; pero en la realidad es tan raro que sucedan, que los tomamos como raros y extraordinarios.

Y eso me lleva a la cuarta y última reflexión: si cada vez tenemos menos héroes “reales” y tomamos como tales a personas comunes, si inclusive nos maravillamos con cosas por las que pagamos y se hacen bien, significa que la sociedad está involucionando funcionalmente y estamos “legalizando” el hacer las cosas mal. Si aceptamos como extraordinario el que nos arreglen bien la cocina (trabajo por el que pagamos a una persona idónea), quiere decir que ya no nos horrorizamos por los trabajos mal hechos (y hasta podrían ser catalogados de “comunes” en muchos casos). De hecho, hoy por hoy inclusive “esperamos” a que lo hagan mal. Por eso vamos a hacer un trámite o acudimos a una visita médica diciendo “vamos a ver cómo nos va” o “seguramente es un desastre”. Ya aceptamos el que las cosas se hagan mal. Inclusive nos “quejamos mal”, porque es preferible llorar la afrenta con el vecino que hacer el descargo oficial por los canales adecuados.

Estamos en una sociedad invadida por héroes irreales, en donde se alaban los actos comunes como dignos de reverencia social. No es raro que en un mundo en donde los héroes aparecen a diario (y son pocos teniendo en cuenta la población), estemos viviendo en un mundo cada vez menos heroico. En un capítulo de los Simpsons (en un complicado rescate espacial), por accidente se adhiere una barra de carbón a una puerta rota (lo que luego, gracias a la experiencia de los pilotos, salva la vida de todos los tripulantes). Sin embargo, al llegar a tierra, se le hace un desfile-homenaje de héroe “a la inerte barra de carbón”, paseándola en un auto por la ciudad en el medio de banderas y los vítores de la gente. ¿Nos faltará mucho para idolatrar a esa clase de héroes?

ACTUALIZACION: Parece que no falta mucho. La Cruz Roja ha entregado el premio de héroe (con acto incluído y la asistencia del Gobernador y Alcalde locales)… a un loro (NOTA). Barra… allí vamos!

Anuncios

Acerca de PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE)

Tratando de entender el mundo sin morir en el intento...
Esta entrada fue publicada en Conceptos equivocados, El mundo fue y será..., Filosofía, Mis pensamientos, RECOMENDADOS, Se dice por ahí..., Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Un mundo de héroes

  1. Coki dijo:

    @PLPLE, si me permitís voy a disentir notablemente con tu entrada.
    Creo que hacés un par de saltos inductivos / generalizaciones, evitando incluir algunos datos que perjudicarían tu análisis.
    Por ejemplo, no se dice que cualquiera que cumpla su trabajo es un héroe. Sólo ocurre con aquellas profesiones cuya actividad incluye (en forma regular o excepcional) hacer cosas positivas hacia los demás.
    No escuché decir que un buen pintor, mozo o economista sean héroes.

    Me atrevería a cambiar el rumbo del razonamiento luego del primero paso y decir que hay profesiones y oficios que son consideradas heroicas en si mismas y que esto se destaca, en especial, en los momentos aun excepcionales para ellos en que salvan vidas de un modo fuera de lo convencional.

    Por ejemplo, no creo que el cirujano que me sacó el apéndice sea un héroe. Pero si ese mismo cirujano trabaja en una guerra y está esquivando balas y curando a heridos, lo considero un héroe. Lleva salud donde sólo hay muerte.

    El ejemplo del piloto es similar. No consideramos heroico subir a un avión y aterrizar en el lugar de destino. La nota que mencionás ocurrió en una circunstancia fuera de lo común y que, en una situación normal, habría generado muchas muertes.

    Me animo a concluir que un héroe es aquel que no sólo por aquello a lo que se dedica sino por sus capacidades personales en el momento genera un cambio positivo en el curso de la historia. No alcanza con que fuera un piloto entrenado, justo ESE piloto tenía algo especial e hizo algo fuera del manual y que salvó muchas vidas.

    • @Coki: Iba a empezar a responderte, pero el último comentario de @elpensar explica casi todo.

      Te sorprendería saber las veces que he escuchado “héroe” en situaciones muy comunes. Incluso me lo han dicho a mí dos veces cuando arreglé dos máquinas que nadie más podía…

      Lo de las profesiones ya está bien explicado en el posteo en varios lugares. Inclusive agrego “(si la profesión) está en posición de salvar vidas, mucho mejor (el calificarlo de héroes)”. También aclaro que es parte de su trabajo. El trabajo de bombero (por dar un ejemplo) ayuda más a la vida que para los demás, pero no todo bombero es héroe (aunque está más propenso a serlo).
      Como digo en el post y aclara @elpensar, se tienen que dar situaciones extraordinarias para que deban ser considerados como tales.

      El del piloto es el mejor ejemplo. El tipo hizo su trabajo (si lo hacía mal se moría) y no hizo nada extraordinario, solo hizo bien lo que se suponía que debía hacer (por lo que se entrenó y por lo que cobra). Eso es un colateral de su trabajo (los problemas), pero de ahí a héroe hay un abismo. Disiento en que fue “fuera del manual”, esos casos están contemplados y se testean hasta en simulador.
      El ejemplo que das del cirujano es equivocado: eso es valentía, no heroísmo. Es lo mismo que pudo haber tenido el piloto de avión en el mejor de los casos.

      @elpensar: Concuerdo con tu primer comentario. Lo que ocurre es que como cada vez somos menos los que pedimos exactamente lo que corresponde u ofrecen, no sólo somos bichos raros, sino que tampoco tenemos mucho respeto porque los demás “aceptan cualquier verdura de todas formas”. Y lo mismo pasa si nosotros somos los oferentes.
      Yo también creo lo de los medios, aunque es bastante “feedbackero”: promocionan porque a la sociedad le gusta (y viceversa).

      Concuerdo también con el segundo comentario. No hay que olvidar que se necesitan circunstancias extraordinarias en todos los ámbitos, y no en uno solo.

      Saludos!

  2. elpensar dijo:

    (A las apuradas)
    La sociedad está como está por algo. Las cosas cambian, para bien o para mal; pero no hay que olvidar que más allá de lo que piensa el otro (Con sus retorcidos conceptos) lo que importa es lo que piensa uno y quienes lo hacen de la misma manera.

    Siempre que contrato algún servicio, o compro lo que sea, exijo que esté bien hecho hasta el más mínimo detalle. No me parece justo que yo sea el que se “gasta” trabajando para los demás con mucha calidad, y lo que se recibe a cambio es mediocre. Así como yo lo hago bien, lo quiero bien.

    Y concuerdo con tus conclusiones porque llego a las mismas. El concepto de héroe que usan los medios, creo, es en realidad lo que modifica el de la sociedad.

    Saludos!

  3. elpensar dijo:

    @Coki: Yo asumí que el concepto de “héroe” hace alusión a alguien que no busca beneficio propio (Ninguno en absoluto) y con sus acciones beneficia a otras personas en situaciones fuera de lo común.
    Parece tonto el ranonamiento: El piloto hubiera sobrevivido si no realizaba ninguna maniobra? Seguro que no trataba de evitar estamparse él? El instinto pone eso en prioridad.

    Hipotéticamente hablando: Si el piloto no hubiera estado ni trabajando, ni dentro del avión cuando empezó el problema y hubiera hecho lo que hizo, entonces sí sería un héroe a mis ojos.

    Saludos!

  4. elpensar dijo:

    @PLPLE: Sobre los medios, la sociedad y la retroalimentación del retorcimiento del concepto de “héroe”. A la sociedad le gusta porque, paradójicamente, los “verdaderos héroes” son escasos? (Porque todos son mediocres)

    Un poco liero porque es como un bucle dentro de otro, jeje…

    Saludos!

    • @elpensar: no te preocupes que lo entendí y es correcto.
      El tema es que la sociedad/medios deberían (en todo caso) hacer más y mejores honores a quienes lo son realmente, y no elevar a cualquiera que se cruce. Por algo ponía al final del posteo que vamos a terminar alabando a la “inerte barra de carbón”.

      Saludos y suerte!

  5. Javier dijo:

    Un “héroe” sería virtualmente cualquier persona que realizara bien su trabajo? o es que sencillamente cumplio bien el trabajo para el que fue entrenado?
    Muy buena reflexion.

    Saludos desde Japon.

  6. wirwin dijo:

    Interesante punto de vista me hiciste reflexionar, tambien los comentarios que se hicieron al respecto, en lo personal creo que estamos cayendo en picada en un agujero atavista negativo con respecto al trabajo actual y la forma de ver nuestro desempeño.

    como siempre un excelente post
    saludos

    • @wirwin: Concuerdo con lo que decís; aunque como trabajo solo, el impacto se vé distinto (por lo menos a nivel interno). Por eso a veces me cuesta diseccionar un poco lo relativo a lo laboral por contar con una visión a otro nivel (aunque similar).

      Saludos y gracias por los comentarios!

  7. Pingback: 18 de Febrero: Feliz día de la Palomita con Reuma « ▀▄ PiensoLuegoPiensoLuegoExisto ▄▀

  8. Pingback: Búsquedas raras: Marzo 2009 « ▀▄ PiensoLuegoPiensoLuegoExisto ▄▀

  9. Pingback: 16 razones por las que quiero que Argentina pierda en cualquier deporte « ▀▄ PiensoLuegoPiensoLuegoExisto ▄▀ (PLPLE)

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s