El daño de los días festivos impuestos e inventados

Para quienes no hayan leído el post anterior sobre el Día de la Palomita con Reuma, les sugiero que lo hagan antes de continuar aquí debajo. También les recomiendo encarecidamente que lean el primer comentario escrito en ese posteo, ya que sirve para demostrar varios puntos que citaré debajo.

La gente de hoy en día parece no darse cuenta del lado malo que aportan fechas impuestas del estilo Halloween, San Patricio, San Valentín o Navidad (por ejemplo). Muchos pensarán que voy a hablar estrictamente del consumismo que se empareja con estos “días especiales”. Aunque es uno de los puntos principales, no voy a extenderme demasiado porque no es el único daño que provoca en la sociedad y a los individuos que la componen (además, porque hasta los que adhieren a esas fechas saben que son consumistas, por lo que sería discutir si algo es blanco o blanco cremoso).

Quiero aclarar que generalmente los puntos aplican a la mayoría de la sociedad (que está compuesta por gente estúpida), aunque siempre habrá algunos que se “salgan del molde” y para quienes los puntos siguientes no cuenten (al menos, no todos). Debajo, algunos de los aspectos negativos de estas celebraciones:

  1. Fueron creadas con fines consumistas. Creo que este punto será el más aceptado por todos; por lo tanto, no me voy a explayar más para demostrarlo.
  2. Son días “importados”. Generalmente, nada tienen que ver con nuestra cultura autóctona o con logros alcanzados en lo personal o social. Son fechas que tal vez signifiquen algo en otros países, pero no por ello caen (o deberían caer) como anillo al dedo en cualquier país del mundo distinto al originario. El ejemplo más claro es festejar navidad comiendo pan dulce, frutas secas, turrones y chocolates, y vestir a un Papá Noel… en medio del verano con 40 grados de calor.
  3. Son días impuestos. Se quiera o no, en muchos casos los días son feriados obligatorios; por lo que los no creyentes o practicantes, de todas formas deben dejar de trabajar o imponerse un cambio de rutina para ajustarse a esos días festivos especiales.
  4. Las historias originarias de los días festivos, generalmente son inventadas e incorrectas. La mayoría carece de soporte histórico y hasta se cuentan decenas de versiones por cada fecha en particular. La gente desconoce lo que se está festejando (o si hay que festejar siquiera) y se forma conceptos erróneos sobre dicha efeméride. Inclusive muchas fechas no tienen relación entre festejo e historia.
  5. Aunque mucha gente religiosa las festeja, casi todas las fechas son paganas. La gran mayoría son festejos rituales prohibidos tomados de otras religiones. Hasta Navidad es una fecha “robada”: el 25 de Diciembre era la fiesta pagana de los adoradores del sol (festejaban el solsticio de invierno), posteriormente fue adoptada por los cristianos hacia el siglo V para poder sumar a ese grupo entre sus filas. Imagínense el resto de las fechas “más nuevas”…
  6. Las personas que no pueden festejar se sienten anímicamente mal. Ya sea por temas de falta de dinero, exceso de trabajo, etc, los que no festejen quedarán deprimidos. Aunque quieran celebrar el día, terminan con el sentimiento de haber perdido una fecha importante y se sienten fuera de la sociedad y sus ritos.
  7. Son fechas que reviven pérdidas. Si algún ser querido falleció o se distanció de alguna manera, siempre se recordará a esa persona en cada “fecha especial” que pase. Originalmente, esto sucedía en fechas personalmente importantes (cumpleaños, aniversarios, etc); pero con la cantidad de días agregados, esas oportunidades se multiplican en demasía. En vez de recordar el primer aniversario o cumpleaños en que ese ser ya no está con nosotros, ahora hay que agregar el primer Halloween, el primer San Valentín y los innumerables etcéteras de cada año.
  8. Nos obligan a imponernos metas generalizadas. Si en San Valentín uno no tiene pareja, es un fracasado. Para ser socialmente aceptado, se necesita tener a alguien para festejar “según las reglas”. Entonces uno debe tener pareja, sacarla de paseo y regalarle algo como mínimo, sin importar nada más (por ejemplo).
  9. Sirven para acentuar la lucha encarnizada por “ser el mejor” en algo irrelevante. Son comunes las comparaciones de quién recibió (o dió) el mejor regalo, la serenata más larga o la cena más original. No importa que se hayan cumplido las reglas, debe ganarse por sobre el resto de los “concursantes”.
  10. Trastocan los sentimientos verdaderos por las demostraciones materiales. No importa cuánto se quiera a una persona, si no se lo demuestra con un gran regalo o gesto que pueda usarse para mostrar a los demás, no sirve. Esto tiene un doble perjuicio, ya que las relaciones sociales o personales se sostendrán a base de cosas materiales y no sobre verdaderos sentimientos.
  11. Inhiben verdaderos “arranques” sentimentales fuera de calendario. Si uno quiere regalar algo a su madre o a su esposa “porque sí”, automáticamente se frena si hay alguna “fecha impuesta” cercana. ¿Para qué hacerlo ahora si el Día de la Madre o San Valentín están a la vuelta de la esquina, y sólo perderíamos tiempo y dinero haciendo lo mismo dos veces? Siempre se termina decantando por el día impuesto por sobre el sentimiento real.
  12. Obligan a festejar a toda costa. ¿Qué importa si nos echaron del trabajo, si no ganamos para manenernos, si nos operaron hace días o si tuvimos una pérdida familiar la semana pasada? El calendario dice “día especial” y hay que festejarlo, estemos como estemos.
  13. Fomentan la discriminación real. Si por algún motivo no festejamos la fecha señalada, ante la consulta de un “festejante” sobre lo que hemos hecho y la posterior respuesta dirán “Ahhh, que lástima” y huirán hacia otro de su propio grupo (al cual puedan presumir el punto 9). Tampoco seremos invitados a casi ninguna reunión porque “no creen en esas cosas” (aunque la reunión no esté relacionada con festividad alguna). Somos tildados de antisociales, sin importar los argumentos. Asimismo, en el caso de Halloween, o nos sumamos al festejo o nuestra casa será bombardeada con huevos o pintura (discriminación y violencia al mismo tiempo).
  14. Se pierde excesivo tiempo en estupideces. Ya no es sólo el tiempo destinado al festejo, sino a los preparativos en sí. Es muy común ver a la familia completa haciendo preparativos navideños varios días antes… para pasar tiempo en familia unas pocas horas. ¿No hubiese sido mejor pasar ese tiempo de preparativos (mayor que el del festejo) disfrutando a la familia y ya?
  15. Se desean con ansias los días de festejo por sobre los demás. Es muy común ver a la gente contando los días de festejo venideros y hablar sobre ello durante todo el trayecto. Pero con esa actitud se dejan pasar días “comunes” de largo en que se podría haber hecho algo mejor fuera de la fecha estipulada. También se desprecian los días regulares por “no ser de nadie” (como si tuviesen pertenencia o fuesen escalones para llegar a un día específico).
  16. Sirven para dar una imagen equivocada a nuestros hijos. Si aceptamos cualquier fecha impuesta sin cuestionarla, sin saber la historia real ni su significado e inclusive forzamos a nuestros hijos a cumplir con las reglas, “porque todos lo hacen” (“sonreí”, decí “gracias por el regalo” aunque no te guste, etc), ¿que tipo de crianza le estamos proporcionando? ¿Acaso prima “el resto” por sobre los chicos a los que servimos de modelo?
  17. Hacen que la educación normal parezca tortuosa para nuestros hijos. Les podemos explicar 20 veces el porqué está mal festejar alguna fecha específica, pero él será el que no recibe regalos, el que será tildado de “raro” o el que no hace las cosas que los otros chicos sí. Eso es tomado como un castigo para el chico, por no ser parte de la “manada socializada” que lo rodea por doquier. También es un golpe anímico para los padres que desean enseñarle lo correcto.
  18. Fomentan el “viva la joda”. Casi nadie sabe la historia de lo que se está festejando. Si la sabe, es a medias o sin confrontar con la lógica. Nadie averigua ni indaga, aunque todos festejan de todas formas. Es que es una oportunidad más para festejar, no importa el resto!! Da igual si es un santo que ascendió al cielo o la matanza de 10.000 personas: descorchen la sidra!
  19. Eliminan el espíritu individualista y luchador. ¿Para qué gastar recursos estudiando las fechas o haciendo lo correcto, si uno puede simplemente unirse sin contemplaciones a la sociedad y ser aceptado en un santiamén?
  20. Incentivan la estupidez y la pereza mental. Para poder festejar sin barreras y ser socialmente aceptado, no debe pensarse. Cuestionar alguna fiesta, indagar sobre las bases históricas, oponerse a ciertos festejos (o hacer este tipo de listados) son antagónicos con el punto 18. El que más piense (esté correcto o no) es un aguafiestas que arruina la diversión.
  21. Cada fecha que se acepta, genera varias más a futuro. Cuando sale algún nuevo festejo y tiene éxito en el país receptor, automáticamente se da un guiño social para que aparezcan otras más (y generalmente, cada vez más inverosímiles). No hace falta más que comparar las antiguas fechas y las más actuales. Antes, eran pocas y bastante intrincadas y adaptables a muchos países (Navidad, Año Nuevo, etc). Ahora, quedan pocos lugares en el calendario, las fechas nuevas cada vez tienen menos que ver con lo regional y las historias parecen escritas por varios simios con máquinas de escribir. Con sólo indagar sobre Halloween, San Valentín o San Patricio (como ejemplos) tendrán las pruebas suficientes. Cada vez vemos más fiestas estúpidas gracias al círculo vicioso del punto 20.
  22. Cada fecha especial es un día potencial de colapso por virus o malware. Para enviar un virus que pueda ser abierto, se necesita algo que invite a hacerlo con algo conocido. No es desconocido que escribir “Feliz XXX” es muy eficaz (reemplaze XXX por la fiesta más próxima). Antes funcionaba solamente en EEUU; pero con la globalización de los festejos, ahora caen “perejiles” de todo el mundo. Con un solo asunto, se conquistan a todos los países. Inclusive la gente es más propensa a abrir cualquier mensaje porque baja la guardia en esas fechas (y los creadores de malware lo saben). Y aunque uno se cuide, mucha gente de empresa abrirá los mensajes (inclusive de su propio proveedor de banco o internet) y nos perjudicará también.
  23. Se genera tráfico y contenido molesto e irrelevante. ¿Cuántas noticias han salido por cada fiesta y por cada año diciendo exactamente lo mismo? ¿Cuántos correos con tarjetas de felicitaciones de varios megas hemos recibido por cada fecha y de cada contacto? Después, se llenan la boca con el SPAM…
  24. Todas las fiestas son antiecológicas. No hablamos solamente de envoltorios de regalos, también de lucecitas y adornos que consumen de más todo el día, contaminación ambiental por los cohetes, basura arrojada en las calles, etc. Pero, nuevamente, todos se llenan la boca hablando de ecología…

Estos son los aspectos perjudiciales que se me ocurren por el momento (seguramente hay varios más). Lo único bueno que se me ocurre sobre estas fechas, es que a veces nos pueden hacer recordar a alguien o darnos una excusa para poder juntarnos. Pero viendo los puntos en contra y sopesándolos con las bondades, creo que el balance es bastante claro…

Anuncios

Acerca de PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE)

Tratando de entender el mundo sin morir en el intento...
Esta entrada fue publicada en Argentina...país generoso, Conceptos equivocados, El mundo fue y será..., Filosofía, Mi Vida, Mis experiencias, Mis pensamientos, RECOMENDADOS, Sociedad. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El daño de los días festivos impuestos e inventados

  1. elpensar dijo:

    Según de qué punto trate concuerdo en diferentes grados, pero en ninguno discrepo.
    Pusiste de todo lo que me gusta. Cosas que ya pensaba, cosas que me parecieron exageradas fuera del punto de vista analítico por el que nos llevaste, y cosas que ni siquiera se me habrían ocurrido; pero lo cierto es que son lo que es.
    Los puntos 1 y 2 son los que en un principio me llevaron a tener “mi propia lista” cuando era chico. El 6 va para la gente bien estúpida, y lo remarco porque recuerdo una conversación que tuve con alguien (Que se engancha con el 8 también). Sobre el trabajo, alguien me dijo:
    “Alguien: Y si vos quedaste con (Fulanito de tal) para el trabajo ¿Por qué no lo llamás? Va con vos a (Tal lugar), son “conocidos”. [Como si no lo supiera]
    Yo: Quedamos en que cuando él hable con el otro tipo, me llamaba.
    Alguien: Pero no te llamó en 4 días, vas a quedar como un desinteresado que no te importa.
    Yo: Es que no me importa. Quedamos así: que él me llama cuando esté listo. Hasta tanto no es mi problema ni me importa.
    Alguien: Pero vas a quedar como si no te importara nada él!
    Yo: Es QUE NO me importa ¿No entendés?. Decime, ¿Qué gracia hay en hacerle creer, decirle, a alguien que no te importa, que le importás?”.
    Entonces Alguien se va pensativo y un poco ofendido.
    Para muchas personas es sumamente relevante cómo los demás puedan verlas. Importante como para pretender mostrar interés a alguien que para uno no es relevante; es otro más.

    Entre las cosas que más me molestan de los días festivos y que figuran en tu lista, destacan lo del “viva la joda” y lo de quienes se sienten mal por no poder “joder” (Estas personas a veces me divierten). Pero hay poco que me molesta más que los puntos 22 y 23 junto con el 8, 9, 10 y 11.
    Por favor! Creo que la parte más estúpida es a la que le gusta que le envíen por correo una postal en Flash en San Valentín, por ejemplo, que la que ni siquiera pensó en lo que está haciendo al enviarla. ¿Cómo pueden, en lugar de regalar algo cuando se quiere hacer, posponerlo “un tiempito” así matamos dos pájaros de un tiro? Es obvio que cada quien tiene su visión del mundo (Para mí un regalo, un verdadero regalo es algo que llega a tener un buen uso y perdura a la vez), pero “¡oh casualidad!” que quienes tienen ese tipo de visión son generalmente unos estúpidos (De otro modo, ¿Cómo se explica que yo. Yo? Sea capáz de “manipularlos” de manera tan, pero tan pobremente elaborada?).

    Bueno, pero… Al fin y al cabo no me importa. Siempre me di cuenta de esto, y cada vez que tuve la oportunidad le mostré mi punto de vista a la gente. Además, nunca recuerdo ningún aniversario excepto 4 o 5 que son sólo míos.

    Me llamó la atención que enlazaras “efeméride” y “pagano” a Wikipedia… También me gustó mucho el post.

    Un saludo. Suerte!

    • @elpensar: Los puntos van para ambos lados, para los estúpidos y para los “normales”. No detallé bien para quién iba cada uno porque en muchos casos son compartidos.

      Con la experiencia que compartís, eso lo tengo pendiente para un posteo. Lo que piensa otra gente importa, aunque generalmente se pone ese acto en un pedestal, cuando no es más que uno de los tantos detalles a los que uno debe tener en cuenta para poder crecer (o mantenerse) socializado.

      Lo del “país de la joda” es otro tema que tengo que desarrollar (y van…). Quería hacerlo con muchas referencias pero con el tiempo que me sobra seguramente lo termine mi nieto…

      Concuerdo con el resto de los comentarios. Encuentro particularmente odioso el envío de tarjetas de ese tipo y mucho peor cuando se las “refriegan” entre varios (algunas personas mostrándote todas las postales que recibieron para X día). Y ni hablar de los reenvíos de tarjetas que recibieron ellos, cambiando el nombre por el tuyo (como si fuera muy trabajoso poner un nombre y emitir una postal y ya).

      Yo ya ni me molesto en dar mi posición, porque la gente no la entiende (o prefiere seguir igual de joda, total…). Sólo me meto cuando me rompen mucho las bolas o cuando estoy a punto de dormirme del aburrimiento. Casualmente la charla que inició este post fue una mezcla de los dos puntos 😆

      Resalté esas palabras porque hay gente que tal vez no sepa lo que son. Quería que fuese bien entendible el contenido sin tener que adivinar palabras relativamente raras que desvirtuaran la comprensión. Lo hacía desde el principio, pero con tantos post anti-Kirchner (que no necesitan demasiada dicción para debatir y hay que ser bien básico para que los pro-Kirchner entiendan) había perdido la práctica.

      Saludos, gracias y me alegro que te haya gustado!
      Nos leemos
      PLPLE

  2. mario river plate dijo:

    para mi las fechas impuestas es lo mas antinatural que hay
    para mi destacar un solo dia es restarle importancia al resto de los dias
    yo amo a mi familia, a mi madre, a mi hijo todo el tiempo y soy de darles dia a dia amor y brindarles todo…y no siempre debe existir un regalño material…deseo que valoren, mi amor sentimental, la riqueza cultural y no la parte material
    demuestro amor de distintos modos pero todo sale espontaneo, lo demas es mierda

    no quiero festejar nada de todo eso impuesto

    y creo que festejamos muy mal nuestro supuesto cumple años
    ya que considero que no debe festejarse desde que naci… sino desde que existí

    yo existo desde que fui embrion en adelante

    entonces agregame los meses de existencia

    es mentira que existi desde q sali de mama ,
    ya estaba ahi dentro !!!
    asi que ese dia es una mentira calendaria

    como la navidad ( ese dia nacio Jesus???? anda a la mierda !!! )

    basta de mentiras mercantilistas

    basta de joder gente en su ignorancia y sus ilusiones

    basta

    basta de crear finde semanas largos , hasta se observa la contradiciion !!!

    para unos es importantisimo el dia del festejo
    para otros se pasa el dia a otro momento de la semana por que conviene festejar un viernes o un lunes , con tal de favorecer el turismo, el consumismo…etc etc

    que de mierdas nos enseñan !!!

    Aguante River !!!

  3. Pingback: 18 de Febrero: Feliz día de la Palomita con Reuma « ▀▄ PiensoLuegoPiensoLuegoExisto ▄▀ (PLPLE)

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s