Los piojos, la discriminación y el sentido común

Hay veces que que la ‘supuesta discriminación’ dista mucho de la real y aplicable. Inclusive esta estupidez llega al punto de poner en riesgo a otra gente por no saber discriminar correctamente la fuente del problema. Si bien el siguiente caso que voy a exponer es muy puntual, es ampliamente aplicable (en mayor o menor medida) a otros escenarios con iguales resultados.

No voy a hacer demasiados comentarios; voy a citar exactamente una charla que tuvimos con mi mujer sobre un escenario cierto: piojos en el jardín de infantes de nuestra hija. Para mejor lectura, separo con colores los diálogos de cada uno:

Vamos a tener que extremar cuidados con ella, porque uno de los chicos de la escuela tiene piojos – dijo mi mujer señalando a nuestra hija.

Uff, que cagada (venía ya de dos enfermedades). Pero era de esperar. ¿Es de la sala o de algún otro grado? – pregunté, sabiendo que son varias salas infantiles y la escuela tiene también educación primaria.

– No, es un chico de la misma sala. Me lo comunicó una de las ‘señoritas’ (nombre de las maestras infantiles en Argentina).

– Y bueno, hay que estar preparados. Igual ya lo habrán sacado supongo, ¿no?

– ¿Cómo ‘sacado’? ¿Cómo le van a impedir ir a la escuela por eso? – me dijo frunciendo el ceño.

– … ¿Te parece poca razón que lleve encima alimañas chupasangre contagiosas? – pregunté semisorprendido.

– Ay, nene, por eso no lo sacan…

– Pero si tiene gripe o aftas no lo dejan ir para no contagiar a los demás. Eso es lógico. ¿Pero con los piojos no hay problema? Entonces la regla es: si el bicho es chiquito y no se ve, queda con licencia y necesita orden del pediatra para volver; si tiene piojos (más grandes que un virus o bacteria) con la misma capacidad de contagiar, no pasa nada y puede seguir yendo. ¿Entonces si lleva cocodrilos en la espalda los hacen abanderados? – dije con ironía y demostración por el absurdo.

– Que idiota que sos – me dijo entre sonrisas. Son lineamientos, ya es así.

– Ok… No es una respuesta, pero bueno… ¿Quién es el chico?

– (cri, cri) … No se.

– ¿Cómo que no sabés?

– … Esas cosas no te las dicen! – dijo como no comprendiendo la pregunta.

– …¿Cómo que no te las dicen? ¿Y cómo piensan prevenir entonces?

– Es que no te van a decir, sino estarían discriminando al chico! – remató como si fuera una verdad química básica.

– (cri, cri) … Pero si no se identifica al que tiene el problema, no hay forma de prevenir que contagie a los demás. Todavía están en adaptación (período en el que todavía entran los padres a la sala), por lo que los padres pueden alejar a sus chicos del que tenga piojos para evitar una plaga. Si no lo sacan de la escuela hasta que se cure ni tampoco dicen quién es, ¿de qué sirve?– dije abriendo las manos, como no entendiendo su postura.

– ¿Ves? Pero eso es discriminar! – soltó, ahora como si fuera una verdad universal.

– Más bien que es discriminar! Discriminar es identificar y reparar en las diferencias con el grupo! ¿Te parece que no hay que discriminar a alguien que porta una plaga, epidemia o como-quieras-llamarlo? ¿Cómo vamos a prevenir si no sabemos de dónde viene el piojo? Yo si se que ella tiene piojos (dije señalando a mi primogénita, que seguía de cerca la conversación), me encantaría que los demás sepan así protegen a sus hijos de un eventual contagio, que puede pasar igual pero queda minimizado y avisado al menos. Definitivamente la sacaría del jardín hasta que no tenga más piojos y liendres!

– Pero vos porque sos un forro! – me dijo ya más seria. No podés hacer que un chico se sienta excluído por los demás porque tenga piojos!

– ¿Entonces se puede excluír cuando tiene una gripe pero no cuando tiene bichos enormes (comparados con los virus) en la cabeza y se contagian con el simple roce? ¿Esa ley la hicieron Bo y Ludón?

– No entendés nada. Los padres mismos harían lo que vos decís y harían sentir mal al chico que tiene los piojos. Vos viste que muchos padres tienen menos cerebro que un pescado (nota de mí: concuerdo), ¿te imaginás si le señalan al apestado?

– Sí. Pero vos ahora imaginá el escenario: hay un chico en la sala que está llena de piojos, el resto no. Vos, como padre de un no-contagiado, tenés que proteger al tuyo de que no se contagie. ¿Estamos de acuerdo? (ella asintió) Perfecto. Estás mirando a tu hijo o jugando con él y se le acerca otro chico que, gracias a la regla ‘no discriminemos a nadie’, no sabemos si está limpio o tiene piojos viviendo en casas de tres pisos con agua corriente. ¿Tu reacción no va a ser intentar alejarlo del chico que viene por cualquier medio, sea atrayéndole la atención hacia otro lado, alejarle la cabeza, evitar el contacto total o cosas parecidas? Recordá también la misma estupidez que decís sobre los padres. – dije, quedando a la espera.

– Y… sí… – dijo reflexionando.

– Ajá. ¿Y eso no es peor que el caso que propongo? Así se están discriminando a TODOS los chicos sabiendo que sólo uno es el que tiene piojos. Entonces todos van a estar alejándose de todos, cada padre con sus chicos espaldas contra la pared. Y todo por no discriminar lo que se debía. ¿Quiénes son los que andan mal? ¿O yo sigo siendo el loco?

– … Bueno… no se, hablá con las maestras y listo! (respuesta típica de argumento perdido 😆 )

– Más bien! Ya voy a hablar con ellas o con la directora, no tolero esas bolu… Esperá. ¿Eso es locura de esa escuela o ya es un convencionalismo de toooodas la escuelas de acá? – pregunté sabiendo que ella debía contar con la información al estar a un año de recibirse de Maestra Jardinera.

– … Es un lineamiento, para TODAS las escuelas. – me dijo con tono desganado.

– Ah, ok. Entonces es al pedo que hable. El sistema ya está podrido desde arriba. Linda sociedad tenemos, ya viene mal parida en todas las ramas. Por un momento me imaginé que en educación (inicial al menos) debería ser otra cosa… Pero entonces… ¿Para qué avisan que ‘hay un infectado’ y no hacen nada? ¿No era mejor callarse la boca y que todo siga igual?

– …Para cubrirse si hay contagio y – …Para taparse el culo por si hay quejas de contagio (dijimos al mismo tiempo)

Y ahí terminó la discusión, al menos momentáneamente. Yo se que puedo estar un poco loco, ¿pero tan loco como para estar TAN errado? ¿Tengo razón y en este punto el sistema no funciona correctamente o por el contrario es mi mujer, el Estado, el sistema educativo y los derechos humanos los que son certeros y yo estoy completamente pifiado?

Anuncios

Acerca de PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE)

Tratando de entender el mundo sin morir en el intento...
Esta entrada fue publicada en Argentina...país generoso, Aunque usted no lo crea, Conceptos equivocados, Filosofía, Mi Vida, Mis experiencias, Mis pensamientos, Ser padre, Sociedad. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Los piojos, la discriminación y el sentido común

  1. Pedro dijo:

    Yo cuando era pequeño e iva a la escuela, cuando tenía piojos no iva a la escuela para no contagiar a los demás niños, no se si eso era que se lo decían los prefesores o lo hacían mis padres, pero es lo lógico. Estas un par de días en tu casa combatiendolos hasta que ya no tengas.

    Yo soy de España, pero la irracionalidad de las cosas que comentas tiene un alcance goblal… o alomejor la introducieron los españoles en vuestro país cuando colonizaron las américas.

    PD: no he entendido muy bien porque habría de haber discriminación

    • @Pedro: Es que yo pensé que era como dices… pero parece que la lógica no prima en Argentina (y tienes razón también, es ‘globalmente contagioso’).

      Lo de la discriminación se da porque se señala al chico haciéndolo resaltar sobre el resto. Es discriminación, pero no racismo o ‘discriminación indiscriminada’ (ya que está justificada). Pero muchos no entienden eso: tomar el destacar como discriminar y desestiman lo que uno les dice. Eso es una enfermedad que se sufre mucho por aquí, gracias a los resabios del gobierno militar y la respuesta de los ‘derechos humanos’.

      Saludos

  2. Coki dijo:

    Me parece que la opción de que el chico vaya a la escuela y todos le tomen distancia es bastante horrible e innecesaria. Alguien con conocimiento debe determinar si el chico puede o no concurrir y en qué momento.
    No importa si se llama discriminación o no, no se puede aislar en presencia a un chico de 3 años. Hay cosas peores que tener un piojo.
    Estoy más de acuerdo con que no vaya y listo.

    PD: ¿Tu mujer lee tu blog? Porque en los debates que transcribís los comentarios entre paréntesis te suelen ubicar como el gran ganador, por lo que la encuesta puede resultar un poco distorsionada 🙂

    • @Coki: Es peor… es salita de 2 años.
      El tema es que nadie parece ‘saber’, porque se determinan cosas distintas para cosas similares. Tener como lineamiento no llevarlo por un resfrío pero sí con la cabeza infestada de piojos es demostrar eso.

      Concuerdo en que no debería llevarse, pero eso queda a elección de los padres (descocados totales en muchos casos) sin que haya obligación por parte de la escuela.

      Mi mujer hace meses que no lee mi blog. Igual no parezco un gran ganador, SOY el gran ganador siempre, no hay discusión que pierda y se acata lo que digo porque llevo los pantalones y los tengo bien puestos… al menos, hasta que apago la PC 😆

      Saludos!

  3. Yo creo que el chico no tendría que ir a la escuela por unos días, pero justificándose las faltas y no mandándolo al frente.

    Saludos!

    • @Patricio: Es lo que yo creo también. Igual el tema es un poco más complejo en los jardines, porque los chiquitos no saben todabía como cargar al compañerito que tiene piojos y todo es más solidario. A esa edad también podés hacerlo faltar que no cuentan, pero el tema es que si hay obligación para un virus, ¿por qué no para piojos? Algunos padres inclusive llevan a los hijos enfermos (pese a estar prohibido), imaginate que no se les puede pedir demasiado en estos casos…

      Saludos y suerte!

  4. letrasconcavas dijo:

    🙂

    Entiendo lo que querés decir, yo dejo de tomar mates cuando estoy enferma, para no contagiar y ese tipo de cosas.
    Es esperable que no asistan con piojitos, varicela, resfríos graves…Pero lo de los piojos es tan normal….¡es parte de crecer! (me imagino tu cara) Se te va a contagiar de todo en la guarderia y no vas a poder evitarlo! ¡Anda preparándote para cuando venga rasguñada! ayyyy

    beso

    • @letrasconcavas: Exacto! Pero esas cosas las hacen personas que piensan o tienen un mínimo de conciencia. Sabiendo que en donde se juntan varios (una escuela, por ejemplo) no puede haber homogeneidad al respecto, las reglas o leyes tienen que mantenerlos a raya. Pero si hasta esas reglas son cualquier cosa… ¿qué nos queda?

      Yo se lo que decís y no tengo problemas con eso; de hecho, ya se enfermó 4 veces ahí, incluso vino raspada una vez y en nuestra presencia un chico la atropelló con un móvil. Pero esas son cosas que pasan y son parte del aprendizaje. No se los puede encerrar en un tarro de vidrio. Pero el tema de las reglas ‘raras’ que de alguna manera los ponen en peligro a todos, esas cosas no las soporto.

      Igual entiendo lo que decís, los piojos no son peligrosos. Pero siendo tan ‘virulentos’ y provocan tantas molestias para el chico y los padres (supongo que también para los educadores), ¿qué les costaba mantener la misma regla que para los virus?

      Saludos y suerte!

      @Marcial: Muchas gracias. No me considero (y en serio) una excelente persona, pero hay cosas que no se les puede negar a nadie, el ‘estar’ creo que es una de ellas. No me cabe en la cabeza como en tu caso fueron tan pocos los que siquiera han cumplido con ello.
      No creo que sea una virtud mía, creo que es una falla del resto. Supongo que por eso el mundo está como está…

      Saludos, gracias y esperamos el cambio de racha!

  5. Pienso: solo paso a dejarte un enorme abrazo y dejar sentado publicamente la excelente personas que eres, que siempre has estado en las malas y en las buenas.

    Y esta virtud: la de estar en las malas, es muy, pero muy escasa. Tu la tienes.

    Marcial Candioti

  6. maira dijo:

    me parece unos pelotudos, son piojos no rabia … por favor son chicos ! nunca tubieron piojos dios mio que idiotas .. y yo por leer esta mierdad tambien!

    • @Maira: 1) Sí, también todos tuvimos varicela, pero no por eso vamos a dejar que se tosan el virus a propósito porque ‘todos lo tuvimos’. Si fuera por ello, tampoco habría ‘alertas de epidemias’, total todos ya tuvimos eso, podríamos dejar que todos se contagien de todos ¿no? Es un pensamiento bastante de monito básico el tuyo… bah, ni eso, hasta ellos se sacan los piojitos.
      2) Para comprender el problema, deberías haber asistido a una escuela. Veo por tu escritura que jamás has concurrido. Nunca se es tarde!

      Saludos

  7. mary dijo:

    CUANDO YO IBA AL JARDIN LA MAESTRA TE REVISABA Y LE AVISABA A TU MAMA QUE HASTA QUE NO TE SAQUEN LOS PIOJOS NO PODIAS VOLVER, POR ESO MI MAMA TENIA LA COSTUMBRE DE PASARNOS EL PEINE FINO TODOS LOS DIAS DESPUES DE BAÑARNOS, ASI HASTA QUE TERMINE LA SECUNDARI, LUEGO DE UNOS AÑOS FUI MADRE Y TENGO LA COSTUMBRE DE PASARLE EL PEINE FINO A MI HIJA TODOS LOS DIAS DESPUES DE BAÑARLA, Y OBVIAMENTE DESPUES DEL COMIENZO DE CLASES LE SAQUE, NO LA MANDE AL JARDIN, CUANDO VOLVIMOS LE AVISE A LA MAESTRA, Y ME DIJO POR ESO FALTO? PORQUE ESTA EN ADAPTACION, ENTONCES LE DIJE LA PEDICULOSIS ES UNA ENFERMEDAD PARASITARIA, OSEA SI ESTA ENFERMA NO LA MANDO, Y AVISALE AL RESTO DE LOS PADRES ASI NO SE SIGUEN CONTAGIANDO, LA RESPUESTA FUE QUE NO IBA A MANDAR UNA NOTA POR PIOJOS, YA QUE LOS PADRES NO LEEN LOS CUADERNOS, ES ASI, ASI ESTAMOS NI LA MAESTRA MANDO LA NOTA NI LOS PADRES SI LA MANDA LA VAN A LEER

    • @Mary: Muy cierto, y es lo que las maestras y padres no terminan de entender. En Argentina, es algo muy variable. Por ejemplo, en la nueva escuela de nuestra hija, ya hay una cláusula que habla sobre dejarlo en la casa 3 días hasta que le quiten los piojos.
      Pero convengamos que la generalidad es tal cuál vos contás. Es similar a lo que vivimos nosotros y es muy común.
      Ni siquiera a nuestros chicos cuidamos… ¿qué podemos esperar para el resto?

      Saludos y suerte

  8. romina dijo:

    Coincido con Maira: El que escribió esto y todos los que coinciden con él son los padres SIN CEREBRO a los que hace referencia en la nota. Y ojalá tus hijos nunca tengan piojos, porque van a saber lo que es sentirse discriminados y señalados en la escuela. Sos el típico que piensa que a él no le va a pasar. Nunca tuvieron piojos?! nunca fueron chicos, no saben lo crueles que son los chicos con los defectos del otro?! Más tarada soy yo por calentarme por un idiota como vos, láastima que veo que hay muchos idiotas más!!!!!!!!!

    • @Romina: 1- Nunca pensé que no fuera a pasar.
      2- Nunca dije que a mi hijo nunca le va a tocar.
      3- Los piojos no son un “defecto del otro”. Una lástima que lo pienses así.
      4- Si por no sacar preventivamente al chico, preferís mandarlo a contagiar a los demás, demuestra no sólo tu poca capacidad para entender el problema, como así también tu falta de empatía social y conocimiento de los riesgos que conlleva perpetuar una plaga.
      5- Los chicos son crueles porque los grandes son crueles. Mirá tu comentario: nunca fui contra vos, el post es explícitamente técnico, pero entrás con “padres sin cerebro” y me llamás idiota directamente. Ahora entiendo la clase de enseñanza que recibe tu hijo. Gracias por perpetuar la crueldad.
      6- El no tener cerebro se nota cuando uno desestima datos científicos y comprobados. El post está lleno de planteos lógicos y documentados. Tu comentario, no.
      7- Es bueno que te reconozcas como tarada. La aceptación es el primer paso para empezar a cambiar las cosas.

      Saludos

  9. aydy dijo:

    no hay mayor resentimiento de una persona hacia su propia madre, que dejo que esta asquerosa enfermedad le afectara por toda su infancia… todas las personas, que me aislaron humillaron, maltrataron, y burlaron, dejaron una secuela importante de inseguridad… que demonios les pasa a los padres… los hijos no somos mascotas, somos personas que mereciamos su atencion.. hoy en dia gracias a ello. nunca mas la tolero ya que gracias a su descuido e indiferencia mi infancia fue un infierno

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s