Un día de elecciones – Parte 5 (y última): Consideraciones finales

Las elecciones legislativas han terminado. Los números han sido aplastantes en contra del Gobierno y el FPV (aunque no se vean reflejados en las cantidades de bancas). El pueblo ha (más que hablado) gritado con lo que quiere para toda Argentina. Pero parece que los oídos le siguen siendo esquivos…

En primer lugar, la respuesta oficial del Frente Para la Victoria (que se hizo esperar, como buena dama histérica), ha sido tibia y minimizando todo. En segundo lugar, la voz presidencial emitida a través de una conferencia de prensa (primera luego del conflicto del campo) fue claramente en la misma línea, desestimando los números y achicando la pérdida comparando elecciones pasadas de otras épocas y gestiones, y reflejos difuminados de otros partidos presentes.

El grito del pueblo fue avasallador: el 73% de los argentinos no quiere a los Kirchner. Pero siguen sin quererlos como son ahora, continúan pidiéndoles que cambien. En la misma línea habló la oposición en casi todos sus frentes: “esperemos que este resultado llame al diálogo y al consenso con el gobierno“. La respuesta oficial a ese pedido de reflexión, inflexión y elasticidad política fue un enérgico “perdimos por muy poquito“, “viendo que seguimos siendo la minoría mayoritaria no hubo derrota“, “en tal o cual partido hemos ganado por mucho” u “otros líderes partidistas han sido peores“. Los Kirchner siguen con la misma táctica: sordera y sordidez.

Los números nunca han sido amigables para con la ‘realeza K’, supongo que de allí devendrá esa insaciable necesidad de controlar y manipular al INDEC. “Mayoría” es un término que les es esquivo y muy pocas veces (por no decir “casi nunca”) esa pequeña palabra los ha beneficiado. Recordemos que Cristina Fernández de Kirchner nunca fue elegida por la mayoría del pueblo (tuvo mayor porcentaje, más del 45%, pero nunca ‘la mitad más uno‘ de los votos) y, de hecho, fue castigada (junto con los otros políticos) con casi un 6% de votos en blanco e impugnados a nivel nacional. Y sin contar con la baja asistencia a las votaciones, que dejaron espacio para nada más que el 66% del padrón. Lejos de fijarse en esas cifras, hoy bajan al 27% de apoyo pero siguen queriendo manipular los números para minimizar la estrepitosa caída al fangoso fondo de la ignominia. 7 de cada 10 argentinos no quieren a los Kirchner ni a sus políticas. Eso es mayoría, y es aplastante. No hay lugar para equívocos.

Personalmente, sigo pidiendo lo mismo que pedía hace ya más de un año. Si miramos el camino recorrido desde entonces (o desde la misma asunción), la situación es harto peor en todos los frentes. No hay una sola categoría en la que hayamos avanzado y no hay una en la que no hayamos retrocedido. El pueblo habló muchas veces y gritó unas pocas. Y cuando lo hizo, siempre fue fuerte y con carácter. Pero pese a que su voz siempre fue escuchada hasta en otros países lejanos, el gobierno nacional sigue jugando al teléfono descompuesto distraído. El error siempre es ajeno, siempre hay un complot oculto en todas direcciones para derrocar a un gobierno bueno y respetuoso, siempre pasa eso por ser mujer.

El primer grito fue a través de sendas cacerolas y marchas nacionales, que fueron acalladas de la mano (literalmene) de uno de los SS personales del kirchnerismo y su grupo, siguiendo los ataques por los medios con los consabidos “cacerolas Essen“, “marchas en 4×4” y “odio a los blancos“, entre otros hits. Se pidió entonces que respeten a las instituciones corroídas y manipuladas, pues esas formas de expresión eran golpistas y estaban permitidas únicamente a piqueteros, extremistas de izquierda y/o grupos de presión gubernamentales. El pueblo hizo caso y el Congreso terminó (por el mínimo margen) derogando una clara política anti-campo (que paradójicamente, ellos mismos habían apoyado meses antes) que se festejó con mucho júbilo en todo el territorio. Pero como me temía en ese momento, el pueblo se doparía y se seguirían con las trapisondas gubernamentales, como ha ocurrido, ocurre y seguirá ocurriendo. Ni el gobierno ni el FPV pensaban en cambio alguno.

Pasó el tiempo y más de un año después, el pueblo vuelve a gritar de manera intachable. Respetando a las instituciones, sin desmanes, sin marchas, sin cacerolas. Simplemente haciendo valer su poder democrático. Pese a la manipulación de documentos y votos (1, 2), la violación de la veda electoral de la misma Presidenta que pide respeto institucional (1, 2, 3, 4, 5) y otros fraudes cometidos (1), la sociedad pasa por encima de todo el mal y deja en voz bien clara y audible que no quiere más Kirchner ni política efepeveísta. La respuesta sigue siendo la misma: el pueblo no tiene voz, no lo escuchamos. La política será la misma.

Pero lejos de seguir haciéndose los tontos, volvieron a jugar de manera peligrosa. Primero, vi0lando otra ley (veda de difusión de resultados de boca de urna de manera oficial) y diciendo que ellos iban ganando por amplio margen, cuando ni siquiera había una sola mesa escrutada. Y luego, redoblaron la apuesta acusando a todos los votantes ‘no positivos’ del FPV de ser los partícipes de un futuro pésimo país “porque ellos así lo han querido y que a partir de ahora, el país será ingobernable con tanta variedad. Inclusive intentaron redibujar cifras irrelevantes para el caso: aunque el FPV llegó a apenas el 26.5% de los votos, Cristina en su discurso post-derrota, anuncia un 31%. Inclusive se dá el gusto de llamarle “poco profesional” a un reportero que se le ocurrió preguntarle sobre las cifras del INDEC.

Pero las caras y las acciones a veces dicen mucho más de lo que uno puede demostrar. Las facciones oficialistas (tanto en la noche electiva en el búnker del FPV, como en el día después gubernamental) denotaban mucha seriedad e impotencia, lo que en el barrio llamaríamos ‘calentura‘. Los bufones presidenciales (Massa y Randazzo) hasta dejaban escapar gestos de miedo e inseguridad mientras flanqueaban a CFK en su discurso (muy distantes a los demostrados en diversos programas sólo días atrás). Graciela Ocaña presenta la renuncia como Ministra de Salud, “casualmente” el día después de las elecciones (pese a que luego diría que CFK no la comprende, haciendo una clara emulación del papel presidencial). Supongo que tendrá miedo de ahogarse…

Teniendo en cuenta a los jugadores involucrados y los resultados obtenidos en estas Elecciones Legislativas, solo veo 3 escenarios posibles a futuro. Y ninguno de ellos es bueno a corto y mediano plazo. En este rincón, tenemos un gobierno y un partido autoritario, demagogo, sórdido, corrupto, manipulador, firme en sus creencias (largamente demostradas) erróneas, lujurioso, mancillador y execrable (entre otras dudosas medallas); del otro, un pueblo cansado, agobiado, que busca seguridad, educación, empleo, bienestar, tranquilidad y dignidad. Del confronte, hay 3 bifurcaciones:

  1. Que el gobierno envíe proyectos fantasiosos para que sean rechazados sistemáticamente por ‘la nueva mayoría’ y así poder acusarlos de dificultar su gestión e intentar descalabrarle el mando, volviendo a recriminar a la gente por la mala elección que ha realizado. Lo de agregarle el mote de “Congreso golpista” tampoco sería mala idea e iría muy en línea con lo que CFK viene diciendo hace tiempo a través de discursos, comentarios y acciones. El país iría mal porque el Congreso no la deja avanzar, el Congreso fue elegido por la gente, la gente tiene la culpa de todo por no votar al FPV.
  2. Que el gobierno empiece a saltarse el Congreso a través de negociados internos o bien por ‘decretazos presidenciales’ que hagan y deshagan a gusto. En ésto, también son expertos los Kirchner, por lo que no les sería un terreno desconocido. Con esta medida gobernarían sin trabas y si alguien se queja, bueno, oídos sordos otra vez. Ya tantas veces han violado tantas leyes, que probablemente no pase nada por unas cuantas más.
  3. Que el pueblo se agote y sobrevenga una nueva revuelta que le cueste la cabeza a la mandataria. Este punto depende mucho de la resistencia de la sociedad, que al día de hoy es impredecible. Este hecho también puede sobrevenir luego de cualquiera de los dos restantes escenarios. Pero como cada victoria de una batalla parece servir de éter para el argentino por (más o menos) un año, posiblemente los Kirchner tengan mucho tiempo por delante para parrandear a costa nuestra.

Es momento de festejo, pero medido. Si bien la victoria ha sido arrasadora y el mensaje ha sido fuerte y claro, recordemos que tenemos un gobierno un tanto particular que ya ha demostrado en su corta historia ser bastante alienado y corrupto como para que les llegue dicho mensaje o lo tomen en cuenta siquiera. De la asunción de Cristina Fernández a la 125 del campo fuimos en declive; desde allí hasta aquí, nos fue peor. No esperemos que de ahora en más todo mejore, porque los horizontes siguen estando en el mismo lugar, y nosotros no paramos de caer. El único dato que reconforta, es que hay sólo un 27% de delincuentes… y ya no son mayoría.

.

.

.

Otros capítulos del informe de Elecciones Legislativas 2009:

  • Un día de elecciones – Parte 5 (y última): Consideraciones finales
Anuncios

Acerca de PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE)

Tratando de entender el mundo sin morir en el intento...
Esta entrada fue publicada en En las noticias, Historia, Política/Economía, Sociedad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Un día de elecciones – Parte 5 (y última): Consideraciones finales

  1. Natalia dijo:

    Me gustó mucho el post! Hasta que asuman las nuevas autoridades se pueden mandar cientos de cagadas. ¿Si se adelantaron las elecciones no se pueden adelantar más las asunciones?

    Si renunció Ohcoño! quiere decir que estamos más empestados de lo que parece. ¿Desinfectarán las escuelas en vacaciones?

    Por otro lado, triste lo de Kirchner y sus soldados, lo de Tinelli, pésimo lo de CFK, increíble el delirio de Carrió y bien por la falta de “técnica” de Conti.

    beso

    • @Natalia: Muchas gracias y me alegro que haya gustado!
      Sí, básicamente tienen muchos meses por delante para poder descontrolar todo y hasta echarles la culpa a los que vengan o dictar leyes que terminen limitándolos, es un punto que se me pasó de la conclusión, muy buena visión.

      Ojalá pudiese adelantarse todo, aunque si no es para ellos, probablemente hasta terminen demorándolos. Con lo de Meconio, bueno, creo que te habrás enterado de las últimas noticias. Ya estamos como Africa. Vamos bien…

      La verdad que fue terrible todo lo que comentás y mucho más, pero me limité (y mucho) para no terminar armando una Biblia. Los colaterales fueron muchos y creo que seguiremos viendo delirios y estupideces por mucho tiempo más.

      Saludos y gracias!

      @Frank Ar: Estoy de acuerdo a medias. Lo peor que nos puede suceder… es el ahora. Creo que lo único que nos diferencia del 2001 es que ahora hay un presidente y no hay saqueos (porque todos tienen plancitos y trabajan par los K). Fuera de eso, la situación no es muy lejana en el resto de los aspectos. De hecho, había más seguridad en ese entonces y pese a los aumentos (que hoy están ocultos, pero siguen), podía ganar como para manterme, y hoy no.

      El efecto K ya golpeó al país y pase lo que pase, nos tomará años (como mínimo) poder deshacerlo. Una revuelta es no respetar a las instituciones, pero hoy esa falta de respeto se dá desde arriba mismo. Creo que la revuelta ha llegado, pero al revés. Por eso creo que el pueblo está mareado.

      Saludos y gracias!

      @El (e)lector: Muy cierto y correcto, pero recordemos que el gobierno no teme el ser antipopular con lograr las metas que se propone. Sino, no se explicaría el ataque al campo, el invalidar marchas reales de gente sin partido, inclusive ayer mismo decir que “casi” no perdieron, desestimando a más del 70% del país. Ellos ya vivieron eso, se sobrepusieron y no les importamos. La imagen es lo de menos, la sed lo es todo.

      Concuerdo a modo personal con lo de Cobos. Hoy no hay oposición buena, tenemos una gran variedad de maldades en distintos porcentajes. Ni hablemos de estadistas…

      Saludos y gracias!

      @Marcial: ¿Cómo estás? No es problema lo de la polémica, sino me duermo 😀 En serio, mientras sea con un mínimo de respeto y lógica, no interesa a cuántos guste o que tan popular sea un comentario. Cada uno es libre aquí, no se tiene que ceñir a la línea de ideas o pareceres de los demás. Sé que lo sabés, pero lo remarco igual.

      Ese es el otro mensaje que dá la gente, pero no sé bien hasta qué punto. De todas formas, no deja de ser un guiño alentador para el futuro de toda la Argentina.
      Concuerdo con lo de las penas: este gobierno ha demostrado ser bien delicuente y los que vengan después deberían iniciar juicios a dos manos para que paguen lo que le han hecho (y seguirán haciendo) al país. No solo para castigarlos, sino para dar una clara señal para los que quieran hacer lo mismo. Si las leyes cuentan para todos, cumplámoslas todos.

      En un ratito paso por tu blog para comentar. Es muy probable que yo también postee algo al respecto de la situación de la G-A. Aunque tengo tan poco tiempo que nunca se sabe. Hasta me cuesta visitar blogs amigos…

      Saludos y suerte!

  2. Frank Ar dijo:

    “Que el pueblo se agote y sobrevenga una nueva revuelta que le cueste la cabeza a la mandataria”

    Creo que eso es lo peor que nos puede suceder: volver al 2001.
    Soy profundamente opositor a este gobieno, pero no le deseo una revuelat social, porque a la largo eso nos afecta a todos.

    Saludos!

  3. Pingback: topofobia

  4. El (e)lector dijo:

    Yo pensé lo mismo de un futuro a puro decretazo. Pero ello volvería al gobierno aún más anti-popular de lo que es actualmente (sobre todo porque le daría elementos de ataque a la oposición). El “Congreso golpista” parece también una operación factible de los Kirchner, pero supongo que jugarla de víctima no le serviría demasiado al gobierno, y más aún teniendo en contra a buena parte de la prensa.
    Creo que lo más sano sería que Cristina Fernández (habría que sacarle el “de Kirchner” del nombre) deje a Cobos en el gobierno, y que este personaje ejecute esa política de concertación pluralista que tanto anunciaba hace un tiempo y que ahora no parece entusiasmarlo tanto como su acceso al poder.

  5. Hola Pienso 🙂

    Lamento discentir con Frank Ar, ya que creo que el camino correcto es el opuesto. De todas maneras no deseo provocar una polemica en tu Blog Pienso, ya que oportunamente publicaré un Post en el mio sobre el tema sustentandolo.

    Desde ya Frank Ar respeto opinión, es solo una tema de opticas, de visualización del futuro de las generaciones venideras.

    Por mi parte la derrota de los K, abrumadora por cierto, nos da la esperanza que los ciudadanos Argentinos mayoritariamente no estan estupidizados, y que ya no los compran, aceptan lo que se les entrega a los mas necesitados a cambio de un voto, pero en el cuarto oscuro, ahora saben que ellos también cuentan, también deciden, y esto si es alentador, porque lamentablemente en Argentina la mayoría de sus habitantes es pobre o indigente.

    Tratando de no perder mi linea editorial a mis 50 años, -pido disculpas publicamente si lo hago en estas circunstancias-, solo me resta escribir, que espero que los K, muerdan el polvo, todo el polvo, como díce una canción de Queen, “Que otros muerdan el polvo”, bueno, esta vez fue para ellos, todo, todo para ustedes K, asi que que lo muerdan, y si es posible que se atraganten con el, lo saboreen bien, y espero que el proximo Gobierno – se que este deseo es una quimera – lo enjuicie, y si son sentenciados por los delitos acusados, cumplan condena efectiva, como todos los delincuentes de todos los partidos politicos, – SIN EXCEPCION –

    Parafraseandolo ideologicamente le diría a los K: ¨Donde quieran que esten, los iremos a buscar” y a todos los corruptos de cualquier partido politico también, y a aquellos que dejaron que ciudadanos Argentinos mueran por hambre como Capitanich y Gobernadores anteriores de cualquier tinte politico tambien. Bien sabes Pienso, pero tus lectores no, que no tengo ideologia politica, pues no creo en aquello que se ha inventado para dividir – y tan buen resultado lamentablemente a dado – me refiero a las Ideologias.

    Me interesaria Pienso pases por mi Blog, y dejes tu reflexion sobre concepto dado en el día de la fecha por el Sr. Macri, Jefe del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires con motivo de la Gripe A.

    Un abrazo para vos y todos tus lectores

    Marcial

  6. Pingback: Bitacoras.com

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s