Miremos a Candela, pero que no nos tape el bosque

[tweetmeme source=”PLPLE” only_single=false]

Aunque es de público conocimiento, resumo: secuestran a una nena (Candela) de 11 años, la mantienen cautiva por 10 días (matándola al séptimo) y la tiran en un basurero a 35 cuadras de donde fue sustraída. Entre tanto, Garré redirecciona a gran parte de la Federal para buscarla (1600 efectivos), la madre de Candela es citada por la Presidente Cristina Fernández (diciéndole que está a su disposición y que cuenta con su apoyo), Alak y Scioli la acompañan de cerca, hacen megaoperativos por todos lados. Sin embargo, una cartonera es la que encuetra el cuerpo, ya sin vida, en un basurero abierto.

Los detalles que no pueden pasarse por alto, son que (parte de) la familia era delictiva. El padre, preso, tenía causas por piratería del asfalto (robo de camiones con mercadería para posterior reducción en el mercado negro), e inclusive una por secuestro. Algunos investigadores apuntan a un ajuste de cuentas (por parte de otros integrantes de la banda, o como represalia de alguno de los secuestrados) como el fin del asesinato de la pequeña. Y esa seguramente sea la punta visible, porque noto muchos comportamientos extraños en la madre y su familia directa; probablemente veamos nuevos avances en esa materia.

Extrañamente, muchos anteponen el último hecho para justificar, de alguna forma, el homicidio infantil, y dejar indemne al gobierno que, al fin y al cabo, es el que debe brindar la seguridad a la sociedad toda. Sabemos que en estratos delictivos las cosas son más extremistas, pero no por eso las Instituciones tienen menor resposabilidad en el hecho de hoy. Y voy a desmenuzar el por qué no hay seguridad, ni previsión, ni estructuras estratégicas, ni justicia:

  • En primera instancia, en un país con seguridad, no deberían haberse sucedido el pirateo y los secuestros que realizó el padre de Candela y su banda. Tendrían que haber sido previstos o, en el peor de los casos, rechazados por las acciones policiales.
  • El padre debería haber seguido preso ya por el primer caso, y no gozar del guante blando de la Justicia para que pueda seguir delinquiendo.
  • Toda la banda debería haber sido atrapada. Si contemplan a compinches como posibles autores, quiere decir que atraparon a algunos solamente.
  • La sustracción de Candela no tuvo que haber tenido lugar en un país con seguridad.
  • La policía, especialista en investigaciones y en el supuesto “dudar de todo”, no debería haber creído en las declaraciones de la madre de la nena. No estamos hablando de que se tragaron el discurso completo de la progenitora y su familia por un par de horas: fueron engañados por 10 días completos. Recién 6 horas después de haber sido hallado el cadáver allanan la casa familiar.
  • Sin líneas investigativas posibles, la mejor idea es ir golpeando puertas para ver si podían allanar las casas vecinas de todos los alrededores (más de 1000). La instrucción policial parece que se basa en revolver todo a ver si dan con algo colgado frente a ellos. Lo mismo sucede con la justicia, que expedía a diestra y siniestra órdenes de allanamiento sin justificación precisa alguna. Porque las órdenes se expiden según la importancia mediática del caso, y eso lo justifica todo.
  • Pese a separar a 1600 efectivos exclusivamente para la búsqueda, las ONG y la gente fueron los que más hicieron. Y los primeros no sólo no encontraron a la secuestrada, sino que tampoco lo hicieron con el cuerpo descartado, a metros de una colectora que debería estar custodiada siempre (y descontando el hecho de que debería haber estado “triplemente” cuidada, por estar a 35 cuadras del secuestro).
  • El Ministro Alak y el Gobernador Scioli, parece que sirven para figurar en los medios únicamente. Pese a ser los responsables de la seguridad (nacional y zonal) y ser culpables directos de la ineficiencia de la estructura protectora completa, el rol que creen tener es el de abrazar a una madre para “demostrar” preocupación. La preocupación en serio pasa por arreglar el problema, no para sacarse una foto con uno de los síntomas.
  • Si le sonó extraño que Cristina Kirchner recibiese a la madre, es porque sólo lo hace cuando puede sacar un rédito de algún tipo: la madre de Candela era puntera kirchnerista en la zona (por eso alabó a la mandataria en todo momento, y nunca cuestionó el rol de la policía). Al igual que con los políticos anteriores, sabía que no iba a tener problemas con una compañera y que el caso le servía para simular preocupación. Lo mismo hizo con Julio López luego de su desaparición, porque le servía para seguir bajando militares y apuntalar el modelo. Pero con un delito mucho peor, como el de Carolina Píparo e Isidro, ni siquiera los nombró, ni a la pasada.
  • La Presidente también ofreció todo su apoyo y la completa disposición del aparato de seguridad. Supuestamente tanto usted como yo tenemos ese derecho, pero es bueno que aclare que sólo es para los que ella decida.
  • En el mismo sentido, liberaron momentáneamente al padre para que vaya al velatorio de su hija. Es una medida extraordinaria que, en caso de no haber sido por la mediatización del caso, a cualquiera se la niegan. O sea que la Justicia actúa según los canales que transmitan o los manifestantes en una marcha. Mejor tiremos el Código Penal y juzguemos por ráting.
  • La actuación de la Policía Científica demuestra otros de los puntos débiles en materia de entrenamiento. En el escenario del descarte del cuerpo, se los veía moviendo pruebas con palos encontrados en el lugar… y hasta con los mismos pies. Asimismo, en la supuesta casa en la que estuvo secuestrada la nena, hicieron pericias y se fueron, sin asegurar la probable escena del crimen; pero al día siguiente, volvieron como si “hubiesen olvidado algo”, y continuaron recolectando. Supongo que ninguno llegó a ver ni un capítulo de CSI en las clases de entrenamiento.
  • Los delincuentes, recordemos, no hicieron dos delitos puntuales(secuestro, asesinato y ya), sino una serie que se extendió por mucho tiempo. Tuvieron a Candela cautiva 7 días viva, la asesinan, se quedan con el cuerpo por 3 días más, embolsan a la víctima, la sacan “de paseo” en auto, la descartan impunemente en un lugar público y abierto, y hasta se animan a intentar prenderla fuego. Si las investigaciones, los 1600 efectivos, los Ministros, Gobernador y Presidente, no pueden encontrar nada de eso en 240 horas, implica una falla total de TODO el sistema, y podemos imaginar lo que les queda a los casos no mediatizados.
  • Seguramente los asesinos ya tenían frondosos prontuarios (ya lo veremos en estos días, créanme). Pero de todas formas, estaban fuera, rozándose con nuestros hijos y nietos. Porque la Justicia tiene la misma memoria que el argentino promedio. Y la Seguridad y los Derechos Humanos se encargan de sacarlos lo más pronto posible para volver a atraparlos (con suerte) y así hacer alarde de lo “derechos y humanos” que somos, a la vez que se entregan estadísticas de la eficiencia del sistema, que cada vez atrapa a más delincuentes (aunque no nos dicen que son siempre los mismos).

Lo peor de todo es que los kirchneristas intentan volver a blindar al Gobierno, quitándole toda la responsabilidad del hecho. Si bien hay silencio oficial (y con razón, todavía no ha nacido semejante guionista para vendernos pescado podrido como oro en polvo), los oficialistas de siempre ya salieron a minimizar el hecho y hacerlo pasar como algo que debería quedar fuera de contarse como inseguridad (es más, ni siquiera dentro de “sensación de inseguridad”). ¿Acaso que dos bandas se agarren y muera una inocente debe tomarse como “ajuste natural de cuentas”? Hasta culpan a los que hablamos del caso como “mediatizadores destituyentes” y “politizar la muerte”. Lo que no ven, es que no es política, y es política a la vez. Aunque no se tenga bandera, la responsabilidad es de un Gobierno entero. No podríamos hablar si mantenemos a los políticos fuera; porque en la realidad, la mayoría de la culpa pasa por esos estratos.

Lo “gracioso” del caso (noten el entrecomillado) es que nos culpan a los que responsabilizamos de la muerte a las fallas estructurales, y somos cómplices de los oscuros planes de los medios no-oficialistas (dicho por gente como Gustavo Garzón, actor devenido en oráculo visionario, por ejemplo); pero parecen olvidar que ellos siguen utilizando (aún hoy) la muerte de Néstor Kirchner para apuntalar “el modelo”, como si fuese un protector de ultratumba de los derechos kirchneristas. Pedir por una inocente asesinada es mediático, destituyente y fascista; recordar hasta el cansancio spots con Néstor y los subversivos de los 70’s, es reivindicar la bondad y la alegría de la Argentina. Y hasta éstos dos últimos son más inocentes que Candela, que venía de una familia delictiva…

La Justicia y la Seguridad en éste país, funcionan siempre a posteriori. Las fuerzas institucionales se mueven, piensan e investigan (o eso intentan) una vez que ocurrieron los hechos. La prevención no existe, y una vez que se atrapó a un delincuente, se resetean sus derechos. Porque igualdad es eso bueno que se aplica siempre a los mismos. Usted, yo, y Candela, quedamos fuera de ese modelo. La eficiencia se mide sólo con la recuperación de víctimas asesinadas y la cantidad de condenas (no en la calidad de las mismas). Y si algún agente o juez inexperto osa con prevenir el delito, en seguida los Derechos Humanos entrarán en escena para corregir esa inconsistencia y penar al culpable que amenazó con desestabilizar el límpido sistema.

Lo más peligroso, es que las movilizaciones actuales piden por que se atrapen a los asesinos de la nena. Hasta algunos se animan a pedir por los otros 500 chicos desaparecidos en Democracia. Pero no están pidiendo por lo que pase después. La misma miopía que tenemos con las culpabilidades, la tenemos con lo que consideramos “Justicia”. Tanto ella como la Seguridad, son esas cosas que se deberían aplicar para que no vuelvan a suceder cosas malas a los inocentes, y penden directamente del Gobierno Nacional. Las fallas del sistema íntegro de la seguridad del pueblo provienen de la esfera más alta, no del policía de calle al que lo obligan a dar vueltas en una patrulla a ver si “hay una nena asesinada por ahí”, ni tampoco del científico mal entrenado al que tampoco le dan elementos de trabajo.

Convengamos en que no es únicamente culpa de éste gobierno, ni tampoco del anterior, es una larga cadena de culpabilidades de nuestros últimos políticos. Pero convengamos también que el problema es HOY, y que el gobierno actual no quiso mejorar lo que ya venía decreciendo, como así tampoco se molestaron por reforzar lo poco que teníamos. Y en la misma línea destructiva, prefieren desviar las culpabilidades hacia otros sectores, y paliar el problema con gestos mediáticos, mismos medios que también demonizan para su fin. Tal vez la solución gubernamental pase ahora por televisar todos los partidos de la B. Eso debería contentar al pueblo. En el peor de los casos (si la gente se indigna demasiado y amenaza con sublevarse), deberán sustituír a algunos agentes, comisarios y funcionarios de poca monta; pero el sistema debe quedar intacto, porque no puede funcionar de otra forma. Así es como siempre ha sido, y así es como siempre será.

Pero hagan lo que hagan, ya nada volverá a traer a Candela a la vida. El costo de ser inocente e intentar hacer las cosas bien, se paga con la vida en este maldito país. Lo que todos miraron pero creo que pocos vieron, es que pese a venir de una familia delictiva, era una nena dulce que parecía despegarse del historial familiar, lo que refuerza su mérito póstumo: acudía a catequésis regularmente, era muy querida por todos los vecinos, y seguramente habrán notado el tipo de chica que era cuando en un video le mandaba un cálido “te amo” al hermano. Casi descuento que si hubiera seguido los pasos familiares y hubiera ido de caño, seguramente seguiría viva. El sistema hace que siempre paguen los mismos. Hasta puede que no haya más delincuentes, sino que cada vez son menos los que quedan con vida que no lo son. El precio de ser como Candela, es ser sustraída y estar asustada en todos y cada uno de los más de 10.000 minutos cautiva, que te asesinen como insecto, que tu cuerpo sin vida siga deteriorándose por 3 días más en un lugar desconocido, para luego ser metido en una bolsa, tirado y prendido fuego. Ése es el precio de los habitantes argentinos que no entienden o no comparten el modelo. Ése en el que conviene criar delincuentes. Ella pagó por vivir bajo un gobierno con exceso de desidia y malicia, y en una sociedad con toneladas de permisión y tolerancia.

No voy a seguir más, porque las cosas que digo acá, son las mismas que dije hace mucho tiempo y repito cada post por medio (y, además, estoy preparando otro que ahondará más en lo que vivimos a diario en materia de (in)seguridad). Y lejos de solucionarse, van directo a lo predicho (“a paso de vencedores”, como dirían los kirchneristas). Está en nosotros indignarnos solamente hasta el fin de semana, y pedir solamente por una nena, cuando toda el país está en peligro, con todos los hijos y nietos integrantes. Hoy siguen con el “no hay que politizar la marcha”. Entonces quedémonos en nuestras casas agradeciendo que no nos ocurrió a nosotros. Cualquier cosa superior que pidamos, es política. Y tampoco es política. Hasta llorar a ésta nueva víctima lo es, y no lo es. Pero no nos preocupemos, que si algo sobra en éste país, son víctimas inocentes. Y también netbooks y fútbol para todos.

PLPLE

Anuncios

Acerca de PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE)

Tratando de entender el mundo sin morir en el intento...
Esta entrada fue publicada en Argentina...país generoso, En las noticias, Política/Economía, Seguridad, Ser padre, Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Miremos a Candela, pero que no nos tape el bosque

  1. Claudia dijo:

    Me encantó el post. No voy a agregar ni acotar ni refutar nada. Ojalá que lo ocurrido sirva para cambiar algo… o para que cambiemos nosotros.

    • NOTA: A los “amigos K” no pienso contestarles, ya que están en una situación en que cualquier artimaña que usen a modo de comentario, no va a hacer más que demostrar lo que realmente son y defienden. No hacen falta mis respuestas, porque sobran sus palabras. Quedan como muestra para los que todavía no conocen al kirchnerismo.

      @Claudia: Muchas gracias. Y aunque no creo en la última parte de tu comentario, tengo un brillito de esperanza para que eso suceda…. Saludos

      @Rocco: Si las instituciones están en orden y la gente falla, no se puede culpar a un gobierno. Pero si todas las instituciones fallan, hay un único culpable, haga lo que haga la gente. Si las fuerzas de seguridad no son fuerzas, ni de seguridad, la culpa no la tiene la sociedad (no de forma directa). Te contesto solamente porque no se si estás un poco mareado o sos kirchnerista. Si sos lo segundo, éste será el último comentario mío. Saludos

  2. tommy dijo:

    no te da verguenza usar a esta pobre nena para hacer politica? sos una rata.

  3. ROCCO dijo:

    ES MUY FACIL PRETENDER QUE
    EL GOBIERNO SOLUCIONE TODOS LOS PROBLEMAS ESO DEMUESTRA LO INMADURA QUE ES NUESTRA SOCIDAD SOMOS COMO EL NIÑO QUE SUPONE QUE EL PAPA ES SUPERMAN Y CAPAZ DE SOLUCIONAR TODOS SUS PROBLEMAS ;EL PROBLEMA ES QUE EL NIÑO QUE ES NUESTRA SOCIEDAD YA TIENE 200 AÑOS Y TODAVIA USA PAÑALES

  4. Ariel dijo:

    No entiendo algo. Por ahi ustedes puedan explicarme algo que yo no se. Busquen en el face Cande Dbl (es el FB de la nena).
    La nena desaparecio el 22/08. En la primer foto de perfil ella hace un comentario el DIA 26/08 sobre su desaparicion.

  5. Asterion dijo:

    Todavia tenes el 50, 24% adentro, pelotudo!!!!

  6. Santiago dijo:

    Todo tiene que ver con todo!!! Todos los políticos, policías, narcos, mafias, medios, estado, empresarios, ladrones comunes, asesinos, corruptos, coimeros, prostíbulos, degenerados, traidores, y por ahora personalmente, no quiero poner al pueblo en si porque me quiero dar una oportunidad, oportunidad que se nos acaba!!! El bosque se ve y Candela no lo puede tapar, el bosque se ve porque es muy grande, solo un ciego no lo vería!!! Somos ciegos???

    • @Santiago: Es que para la mitad más uno (si no hubo fraude), una mafia puntual y chica tapa a Candela, y ella al resto del bosque. Concuerdo con lo de las oportunidades, y me parece que podemos ir agregando al pueblo también…

      @Maria del Carmen: Gracias!

      @Konata: Tal cuál. Más adelante, si un narco considera que lo miramos mal y nos dispara, también va a ser un ajuste de cuentas que no tiene nada de inseguridad. Oh, esperen…
      Hoy escuchaba a Mauro Zeta, decía que la policía no computa oficialmente como “inseguridad” si atacante y atacado son parte de bandas, y por eso apenas murió Candela dieron la grabación tan conocida a los medios, para que no les cayese el peso social esa misma noche. Y también por eso tanto ímpetu en buscar relaciones entre mafias, cuando tal vez ni siquiera las haya. Pero como dije y decís, aunque fuera entre 2 megabandas, es inseguridad igual, más cuando hay una inocente asesinada en el medio.
      Saludos

      @Jose Luis: Tenemos esa extraña mezcla de zonzos y violentos: nos dejamos vejar por cualquiera, pero cuando explotamos, atacamos a algunos de los síntomas (nunca al problema) y a muchos de los colaterales que no tienen nada que ver. Y en ese momento, nos volvemos zonzos otra vez y volvemos a dejarnos vejar por muuucho tiempo. Así puede resumirse la Historia Argentina, principalmente la política.
      Saludos

  7. Maria del Carmen Ramírez Cons dijo:

    Es una radiografía exacta de lo que estamos viviendo los ciudadanos de este país.

  8. Konata Izumi dijo:

    Realmente no podría estar mas de acuerdo con lo escrito y me indigna leer en muchos lugares comentarios que dicen q este es un hecho aislado del concepto de inseguridad, que fue un ajuste de cuentas. Por qué no pensamos un poco? por qué ambas no podrían coexistir? acaso, en caso de ser un ajuste de cuentas… la inseguridad no fue la que provocó el proceso y desenlace? Digamos que estos sujetos basura de la peor basura querían ajustar cuentas, supongamos que es así.. si viviéramos en un país un poco más seguro no estarían caminando por las calles y todo esto no hubiera sucedido….

  9. JOSE LUIS VEGA dijo:

    JOSE LUIS:
    Por más que digamos, digamos, digamos y redigamos verdades, el pueblo argentino es zonzo (si, zonzo) por que no puede ser que el gobierno haya obtenido en las primarias el 50,24% ¿?. Nos gusta ser un pueblo sufrido, que nos machaquen, que nos maten, que no nos eduquen, pero si nos gusta que nos den dinero sin trabajar, computadoras gratis, etc etc etc. ESTE PUEBLO ES UN PUEBLO VAGO, MUY VAGO.

  10. Pingback: Bitacoras.com

  11. Pingback: Las víctimas del kirchnerismo delictivo « **Pienso, Luego Pienso, Luego Existo** (PLPLE)

  12. Pingback: El Martillo Judicial » Blog Archive » Las víctimas del narcokirchnerismo.

  13. Pingback: Inseguridad en la nueva Argentina: no hay revolución sin violencia « **Pienso, Luego Pienso, Luego Existo** (PLPLE)

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s