Trapitos y limpiavidrios: legalizando el delito

[tweetmeme source=”PLPLE” only_single=false]

Otra vez aparece un proyecto de ley, de esos a los que ya estamos acostumbrados en estos tiempos los argentinos. Esta vez, se pretende “regularizar” el trabajo de trapitos y limpiavidrios. El PRO (actual Gobierno de la Ciudad) intenta poner penas más duras, pero (cuándo no…) su oposición, liderada por el Frente Para la Victoria, trata de despenalizar ambos con extraños motivos como estandarte (aunque no hace falta que expliquen demasiado, sabemos que adoran la delincuencia). Ya se hizo con otros similares, como el de algunos manteros (vendedores ambulantes, generalmente de artesanías), cartoneros (gente que recoge cartón en las calles), etc; pero ahora, creo que hay menos filosofía que aplicar, porque el asunto es muy claro. Demasiado.

Los trapitos son las personas que se colocan en cualquier vereda o terreno (agitando un trapo en una mano, de ahí el nombre), cobrando un canon por estacionar. Generalmente se los ve en zonas muy transitadas, entradas de hospitales, teatros, recitales, partidos de fútbol, etc. Generalmente también ofrecen el “cuidarle el auto” y algunos hasta dan el servicio de lavado. El pago casi siempre se hace por adelantado. El tema es que si uno no paga, no lo dejan estacionar o bien (si logra hacerlo igual), el auto aparece rayado o con las gomas pinchadas cuando uno vuelve al rodado.

Por un lado, algunos legisladores parecen olvidar que el espacio público es eso, público. Intentando regularizar a los trapitos, lo que se logra es privatizar todos y cada uno de los espacios de todos (nuestros, libres), para pasar a ser propiedad explotable por esta gente con permisos. Estarían legalizando la expropiación de espacios públicos (repito, de todos) para ser entregados a gente que comete coerción, amenazas y delitos contra la propiedad en la actualidad.

Por otro lado, se tiene una total desconsideración por los estacionamientos legales (que pagan alquileres, expensas, impuestos, habilitaciones, seguros y demás), muchos de los cuáles ya están cerrando o tienen un recorte en la recaudación gracias a la actual actividad no regulada y no penada (imagínense con la venia política). Tampoco se tienen en cuenta aspectos mucho más importantes, como lugares usados como estacionamiento que están claramente prohibidos (el ejemplo de los trapitos que hicieron estacionar a los autos en una vía de tren activa es un claro ejemplo), quiénes serían responsables en caso de un siniestro (ante un robo o rotura de un auto, seguramente el trapito no sería culpable ni responsable, recaería en algún seguro o lo abonaríamos todos nosotros, lo que haría a la profesión como el mero agite de una tela y nada más), etc.

La sociedad tampoco parece darse cuenta demasiado, porque hoy discute el tema como si tuviera algún asidero. Imagínese que ocurriría si al Gobierno se le ocurre poner parquímetros en todos y cada uno de los lugares disponibles para estacionar (sí, inclusive en su casa y lugar de trabajo); se desataría un reclamo unánime por abuso de autoridad, expropiación del terreno de todos y robo de nuestro dinero. Y eso que los parquímetros no cobrarían por la cara de uno ni rayarían los autos si no paga. Pero así y todo, uno despertaría gran indignación; el otro, un interesante debate

Los limpiavidrios, son las personas que se paran en los cortes de semáforo para limpiar los parabrisas de los autos que quedan parados, también, a cambio de un canon (menor que el de los trapitos). Generalmente no tienen elementos de limpieza adecuados (secan hasta con su propia remera), se lanzan aunque uno les diga que no, y salen a trabajar cuando se les ocurre (algunos son fijos; pero otros pasean por el lugar, compran un detergente con agua en algún supermercado y empiezan, sin siquiera tener secador siquiera). Pero también agreden a los pasajeros o dañan los autos si no se les entrega el dinero; y es, por regla general, el método usado para robar pertenencias de los conductores (sustraen relojes, dinero, celulares, bolsos y cualquier cosa que puedan tener a mano cuando se acercan a la ventanilla). Algunos con un poco más de ánimo, también roban el auto mismo, dejando al pasajero de a pie.

Otra vez, nuestros representantes K (no muy representativos que digamos) intentan convertir la limosna a conciencia por una dádiva obligatoria, tratan de legalizar el robo de objetos personales, permitir las demoras en el tránsito, y considerar como trabajo especializado algo que no lo es. Y sin tener en cuenta que ya muchas estaciones de combustible ya dan ese servicio de forma gratuita (en donde uno deja propina no obligatoria, a conciencia, al mismo empleado que le hace la carga), por lo que se resentiría también lo poco que ya reciben los playeros de las estaciones de servicio.

La ideota (no por gran idea, sino por idea idiota) tras el “regularizar”, es entregar permisos para ejercer libre y legalmente ambas “profesiones”. Y con esa legalización, implica que esa gente entraría a aportar en un régimen semi-blanco, con aportes a obras sociales, AFJP, etc. Fuera de quién se animaría a tomar como beneficiarias a estas personas y quién empezaría a armar/regular el nuevo sindicato (como si hubiesen pocos), la cuestión que parecen pasar por alto, es que ambos actos están ya como delito en el código de contravenciones de la Ciudad. Tratan de blanquear algo que ya está tipificado como delito.

También parecen olvidar que ambas profesiones están ejercidas en gran medida por menores de edad. En ese caso, supongo que darían dos soluciones: la primera (y más lógica desde el punto de vista político) sería no entregarles habilitaciones, por lo que de todas formas tendríamos menores ejerciendo (no dejaron de ejercer siendo penados en un código, ¿cómo impedirlo si es una profesión de ley?), sin habilitación y sin pena alguna (lo que levantaría la queja de los habilitados oficialmente; hasta me imagino ya los cortes de calle que tendremos que comernos todos por ese tipo de reclamos); y la segunda, sería entregarles un pseudo-permiso de trabajo, pero estarían blanqueando un delito mayor: el de trabajo infantil. ¿Y entonces?

Pero hay otra cuestión tras bambalinas, y es que ni la Justicia ni las fuerzas policiales suelen detener hoy a estos “trabajadores”, porque al tratarse de una contravención, generalmente implica mover un montón de gente y papeles para terminar con un chirlo en la mano del delincuente. Eso, en el mejor de los casos; porque muchas veces es imposible demostrar el delito, e incluso muchos jueces y fiscales desestiman desde el inicio las causas, gracias a la saturación del sistema con casos más importantes (como asesinatos o secuestros, por ejemplo). En resumen, ahora no se hace nada porque se necesita una mejor legislación y mayores penas al respecto. La respuesta ha sido exactamente la contraria: que la sociedad les pague.

Las estúpidas justificaciones que nos dan nuestros legisladores, se centran en dos puntos: que son muchos los que ya ejercen, y que son personas con necesidades. Voy a obviar el hecho de las necesidades que suelen tener estas personas (hasta en los transportes públicos se drogan ya), y voy a poner un claro y simple párrafo para demostrar lo idiotas que son los impulsores de esas justificaciones: entre trapitos y limpiavidrios se estiman (con mucha fuerza) unas 3000 personas en la Ciudad; las últimas cifras nacionales de la inseguridad, afirman que hay unos 600000 robos violentos denunciados por año en Argentina. Suponiendo que cada delincuente haga 10 robos, quedaríamos con 60000 delincuentes en la calle. Mucha más gente, muy necesitada también. Entreguémosles permisos habilitantes para que puedan delinquir y robarnos todo lo que puedan sin casi tener que moverse, que maltraten legalmente a toda la ciudadanía, y para que esas habilitaciones los ponga por encima de la ley. Puede funcionar: tuvo éxito en los políticos.

PLPLE

Anuncios

Acerca de PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE)

Tratando de entender el mundo sin morir en el intento...
Esta entrada fue publicada en Argentina...país generoso, Aunque usted no lo crea, Política/Economía, RECOMENDADOS, Seguridad, Sociedad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Trapitos y limpiavidrios: legalizando el delito

  1. Claudia dijo:

    El otro día mi viejo se le puso en serio con un trapito, y se lo dijo, así de una : “Pero, yo estaciono donde quiero y no debería pasarle nada de nada a mi auto” y el pibe le respondía con otra pregunta “seguro maestro que no le va a pasar nada?” y mi viejo insistía “no, no le va a pasar nada, no tengo por qué pagarte a vos”… Pero bueno, no todos tenemos el metro noventa de estatura de mi viejo, y su cara de serio jajaja Un desastre estos legisladores. Se quejan de la privatización de X gobierno, pero ellos la siguen ampliando a límites insospechados, en manos totalmente equivocadas 😦

    • @Claudia: Tu viejo también… le deben gustar los deportes extremos y el turismo aventura 😀

      Dentro de poco, por los “incomprendidos hambrientos (de paco)”, nos van a terminar acampando en casa con permiso gubernamental de por medio. Claro, en nuestras casas, en la de los legisladores, seguro que no. Son socialistas cuando quieren…

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Eduardo Omar (Ceo) dijo:

    El poder de la estupidez, el sadomasoquismo institucionalizado ¿qué más podemos esperar como país?…¿la profundización del modelo?!!!
    Saludos y suerte!

  4. ESTE GOBIERNO SOLO FOMENTA LA DELINCUENCIA, EL NO TRABAJAR, LAS DROGAS LEGALIZADAS COMO EL ALCOHOL ( EN LOS MICROS EN LOS CUALES UTILIZA A LA GENTE A LAS QUE LES REGALA LA PLATA DEL PLAN TRABAJAR ) EN VEZ DE CREAR EMPLEO Y HACER QUE LAS PERSONAS NOS SINTAMOS DIGNAS.

    PERO TAMBIEN SI CRISTINA GANA, EN PRIMERA O SEGUNDA VUELTA, FINALMENTE ES EL GOBIERNO QUE DESEA LA MAYORIA = logro su objetivo mejor que nadie: los masifico.

    POR ACA SIN NOVEDADES; YA TE ESCRIBIRE SIN TANTO APURO, CUANDO HALLA ALGO BUENO O MAS MALO.

    ABRAZO DE DOS X 3

    MARCIAL

    • @Marcial: ¿Cómo andás tanto tiempo? Una alegría volver a verte por acá! Intenté escribirte pero los correos no salían por “error, intente más tarde”, pero sólo pasaba con tu mail… Después vuelvo a probar a ver si fue algún error pasajero (recibís bien otros mails, no?)

      Concuerdo con tu comentario, sin más nada que agregar.

      Mi alegría inicial de verte por acá y suponer que era porque las cosas habían mejorado, se esfumaron en pocas líneas. Las mejoras se demoran demasiado, algo tiene que caer, tengamos 4 años más de plaga o no, es hora de un cambio de viento. Cruzamos los dedos de este lado y ya sabés: cualquier cosa, acá estoy, inclusive para el post que habíamos hablado.

      Saludos 3×2!

  5. juan dijo:

    Alguno considero cuantas veces en un semasforo No le robaron los limpiavidrios? alguno considero las veces que dijeron no! y no le limpiaron el vidrios? cuantas opciones mas tienen estas personas? Hay situaciones en las que tenemos miedo, seguro, sospechamos, alguna que otra mirada intimidante (y algo mas tambien) y?? que hacemos con los pibes (yo, por lo menos puedo citar varios puntos de la ciudad, generalmente fijos, donde hay chicos o grandes que tratan de laburar de eso si violentar a nadie) esos? Les damos un empujoncito mas? si? un poquito mas? Asi vamos a estar mas comodos, no? con la ventanilla bien baja. Yo trato de esforzarme en mi vida, y seguramente muchos de ustedes tambien, es probable que se hayan ganado lo que tiene, honestamente. Donde se criaron? bajo la proteccion de quien? fueron al colegio, no? tuvieron la oprtunidad de un hogar con padres afectuosos? hicieron cagadones que fueron limpiados por ellos, no? tuvieron la chance de un titulo universitario quizas,
    Seguro que estos pibes, ahora que no pueden limpiar, decidan terminar el secundario e ir a la facu, ( a alguno de ustedes le importa?, sin ironia)
    Es el miedo el que nos va sacando la humanidad? No me importa a quien votan o votaron, lo que me apena es que al hablar de todas estas cosas, usando siempre estereotipos(limpiavidrios, fuma paco, ladron por eleccion, mafioso, extorcionador) es que nunca se intente entender algo del otro… El otro no importa.
    Si la presencia del otro implica que por alguna circunstancia yo me pueda SENTIR intimidado, pues que no exista…obvio.
    Entiendo que planteen que de haber un registro y un sindicato, las tramoyas que habria, entonces? prohibamoslo directamente?
    Busquemos la forma mejor para todos…
    Juan Spinetto

    • @Juan: Muchos errores y falacias en tu planteo:
      1- Hay muchos asesinos en la cárcel que deben haber tenido un pasado tortuoso. Soltémoslos a todos porque no fueron al colegio o no tuvieron padres afectuosos, dale? Obviemos la ley, olvidemos los que nacieron en similares situaciones y no asesinaron, dejemos adentro solamente a los asesinos con diploma.
      2- Hay muchos asesinos (muchísimos!) que no me mataron a mí. Quiere decir que seguro son inocentes. También, soltémoslos a todos.
      3- Estás disminuyendo el valor de la persona que se crió en esas circunstancias y no roba. Los ponés a ambos en el mismo plano. Entonces, para qué esforzarse en no robar si para vos es lo mismo?
      4- Los mafisos, extorsionadores y demás, no son “estereotipos”, son delincuentes en una categoría elegida por ellos mismos, al igual que a los drogadictos, ladrones y demás. Estás tratando de dibujar delitos como “estereotipos”. Otra falacia más.
      5- Estás olvidando que los delitos de toda la gente que nombrás, incluyendo trapitos y limpiavidrios, está estipulado en la ley. No es un concepto filosófico, es delito ya definido y escrito en el libro que regula la ley entre humanos. Si te parece que la ley no es aplicable, o intentás quebrantarla o definís que la gente que nombrás no es humana. Eso no me quedó muy claro.
      6- En éste post, sólo intenté hablar de 2 tipos de delincuentes que hoy se les sigue perdonando el crimen. Si querés filosofar sobre la idea de no penar y perdonar a un delincuente que eligió su propio camino (mal llamado “criminalización” por ustedes), es para otro post. Los Derechos Humanos se terminan cuando pisan los de otros Humanos. Eso es algo que no terminan de entender.

      Saludos

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s