Desinformación, propaganda y lavado de cerebro: métodos de la política kirchnerista

[tweetmeme source=”PLPLE” only_single=false]

Se entiende por desinformación al acto de silenciar o manipular la verdad, con el fin de reemplazar esa verdad por otra construída a partir de un relato que beneficie al ejecutor. En un régimen político se aplica a través de engaños, rumores, estadísticas o estudios presuntamente científicos e imparciales (pero abonados por empresas o entidades interesadas), y uso de medios no independientes o financiados por parte de quien divulga el relato. La desinformación utiliza varios métodos como la demonización, el misticismo, la distracción, el uso de falacias, la mentira, la omisión, la descontextualización, la analogía, la desorganización del contenido y otros más.

La demonización consiste en identificar la opinión contraria como el mismo mal, haciendo que la del desinformador quede glorificada o ennoblecida en la comparativa (si el otro es demonio, nosotros somos ángeles; o si nosotros somos malos, los otros son peores). Ante todo, se trata de convencer con sentimientos y no con razones. Algunas palabras y expresiones no admiten réplica ni razonamiento lógico: son los llamados adjetivos disuasivos, contundentes y negativistas, que obligan a someterse a ellos y excluyen el matiz y cualquier forma de trámite inteligente. Su supuesta contundencia emocional, eclipsa toda posible duda o ignorancia. Sirve para remachar cualquier discurso y crear una irrespirable atmósfera de monología. Por su carencia de matices, se tiende al totalitarismo discursivo (“absolutamente imprescindible”, “totalmente indiscutible”, “100% inadmisible”).

El misticismo (o esoterismo del discurso) es la tendencia al enigma en cualquier expresión enredada o ambivalente, lo que hace que más que una sentencia sea una sugerencia que se tiende a demostrar como correcta y veraz. Se suprime cualquier conclusión lógica y queda a la libre interpretación del que debe traducirla. Por ejemplo, se puede hablar de “reglas del juego” (aunque no haya ninguna escrita), “marco institucional” (cuando no hay marco descrito), etc. El misticismo necesita del alargamiento de las construcciones verbales y del abuso de léxico abstracto. Por ejemplo, “ejercitar” (en vez de “ejercer”), “señalizar” (en vez de “señalar”), “problemática” (en vez de “problema”), “judicializar” (por “encausar”), “criminalizar” (por “incriminar”), “potencializar” (por “potenciar”), etc.

La distracción es un elemento primordial del control social, que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de las mutaciones decididas por los grupos desinformadores, mediante la técnica del diluvio o bombardeo continuo de informaciones insignificantes e intrascendentes, entre las que destacan las relacionadas a los eventos deportivos y los escándalos de los personajes famosos. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir que el público se interese en conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la política (como ciencia, no como militancia partidista), la psicología, la neurobiología y la cibernética. Cuanto más importante sea el personaje o evento, más gente caerá (y de forma más profunda) en la distracción desinformativa (por ejemplo, es mejor hablar de una selección nacional que de un equipo chico).

Para el que haya leído el principio de este artículo como una adelantada disección del gobierno kirchnerista, les comento que los párrafos superiores son las definiciones convencionales y resumidas en lo que se refiere a la desinformación con sus respectivos métodos, fines y retóricas. La igualdad entre las similitudes entre definición y realidad política del gobierno de Cristina Fernández, es de una claridad casi asombrosa. Pero todavía hay más definiciones y concordancias que merecen ser exploradas.

La retórica de la desinformación posee unos puntos a seguir, un pequeño manual para el buen desinformador. Algunos de los más importantes son:

  • Apelación a una autoridad: Citar a personajes importantes o célebres en alguna rama, para sostener una idea, argumento o línea de conducta, a la vez que se ningunean otras opiniones (por no ser emitidas por personajes con reputación). Cabe destacar que la invocación de un personaje famoso, no necesariamente debe serlo en el plano en que se expresa (por ejemplo, un futbolista podría opinar y “dar cátedra” sobre economía).
  • Adulación: es el uso de calificativos agradables o “elevadores” para convencer al receptor del mensaje (por ejemplo, “Usted que es muy inteligente y no se deja engañar, entenderá nuestra ideología”).
  • Chivos expiatorios: es el método por el cual se eligen blancos adecuados para aplicar la demonización. El chivo expiatorio puede tratarse de una única persona, aunque también puede aplicarse a un grupo homogéneo (político, económico, religioso). Con ésto se logra que el propagandista evite a los verdaderos (y propios) responsables, exonerando a los culpables, truncando la profundización del problema y derivándolo hacia un tercero conveniente (por ejemplo: “la inseguridad no cesa porque hay una movida política opositora que la alienta“).
  • Utilización del miedo: un público con miedo es más receptivo a la desinformación. El miedo puede pasar por el aspecto físico o el psicológico en todas sus ramas (amenazas de invasión, alertas de crisis económicas, avisos de desmembramiento de la Democracia, violencia en marchas pacíficas, etc). El miedo siempre apela a prejuicios o miedos preexistentes, pero nunca se basa en razones lógicas o pruebas concretas. Por ejemplo, “si nosotros no seguimos al poder, sobrevendrá la crisis” o “los opositores quieren destituírnos e imponer un sistema militar“.
  • El poner palabras inexistentes en bocas ajenas (demanda de desaprobación): es una extensión de la demonización propia que se aplica al chivo expiatorio. Consiste en sugerir o ligar una idea a un grupo contrario sin demostrar razones o pruebas, y también ligar concordancias con grupos considerados malvados. Por ejemplo, decir “la persona A dice que la idea de B no es mala, pero B es fascista” (por lo tanto, A es fascista, apoya todo lo de B y está en contra nuestra).
  • Efecto acumulativo de supuestos de aceptación: es el acto de intentar convencer o persuadir para aceptar una idea o concepto, insinuando que un “movimiento de masa irresistible” ya se comprometió (aunque sea falso). Lo que se logra es la empatía humana que hace que la mayoría quiera estar del lado de los ganadores (“a paso de vencedores”). Éste efecto acumulativo es un prefacio para la inyección de propaganda. Generalmente se aplica sobre grupos grandes de personas para eliminar las oposiciones individuales (prevalece el sentido de manada por sobre el propio), y tiene un impacto acumulativo sobre el subconciente individual.
  • Etiquetación y estereotipos: es el uso de los estereotipos y el prejuicio del desinformado para rechazar algo. Es un primer paso para el uso del chivo expiatorio.
  • Eufemismo (deslizamiento semántico): es cambiar una expresión por otra, para eliminarle su carga emocional y vaciarla de sentido. De esa forma, se trata como una palabra más del discurso, sin que la gente logre conectar emocionalmente con la idea de la misma. Generalmente se usa con conceptos que pueden resultar negativos para el discurso si no se las desensibiliza al oyente. Como ejemplos, “solución habitacional” (por “vivienda”), “reajuste laboral” (por “despido”), “personas con preferencias sexuales diferentes” (por “homosexuales”), “personas con capacidades diferentes” (por “discapacitados”), “reacomodamiento del índice de precios” o “sintonía fina” (por “inflación“), etc.
  • Impresiciones intencionales: cuando se refieren hechos o se citan estadísticas, pero deformados, sesgados o sin fuente. Puede tratarse de una época histórica, de la medición inflacionaria, de muertes por falencias políticas (desnutrición, índices de mortalidad infantil, etc), de tendencias electorales, etc. La intención de este punto es dar al discurso un contenido de apariencia científica que a la vez no permita analizar su validez o aplicabilidad. Por ejemplo: “un análisis de la Organización de Seguridad Latina dice que el 80% de los menores delincuentes son detenidos, uno de los índices más altos en la justicia internacional” (pero obviando el hecho de que todos ellos son liberados 12 horas después), o “nuestros sistemas de estadística indican que la desocupación bajo un 20%“.
  • Proyección del lenguaje psicológico (Quidam): Para ganar la confianza del receptor del mensaje, el propagandista usa el nivel de lenguaje (en maneras y apariencia) de una persona común. Por el mecanismo de proyección psicológica, un auditorio se encuentra más inclinado a aceptar ideas así, porque quien las trasmite se les parece. Por ejemplo: “Cristina y vos“.
  • Redefinición y revisionismo: consiste en redefinir las palabras a utilizar o falsificar la historia de forma partidista, para crear la ilusión de coherencia discursiva. Por ejemplo, “los Montoneros fueron liberadores del país porque se oponían al mal más terrible”. Ésta táctica se complementa con las “impresiciones intencionales”.
  • Testimoniales: mencionar casos particulares y puntuales para sostener una política o ideología general. Se consiguen personajes respetados con una opinión favorable (aunque no necesariamente pueden ser del mismo campo) y se explota esa popularidad para generar un modelo de contagio que se extienda a todo el campo político completo. Se complementa con el primer punto de “apelación a una autoridad”, aunque en éste punto no es necesario que sea una eminencia (con respeto o admiración, alcanza y sobra). Por ejemplo, poner en un spot de TV a un campeón de jabalina para que hable bien del espíritu nacional que le insufló la Presidente y lo hizo ganar (que, de paso, suma por el lado pasional y exitista del discurso).
  • Generalidades pasionalmente aceptadas: cosas como “paz”, “amor a la Patria”, “ansias de Libertad” y similares, permiten liquidar el espíritu crítico de un auditorio individualista, para despertar las pasiones o emociones intensas del grupo. Aunque para cada individuo la sentencia tiene una lectura diferente, a nivel masivo aporta un espíritu positivista. Es necesario apelar a estas emociones de la forma más general posible, pues las imprecisiones se verán tapadas por el espítitu en masa.

Muchos de éstos puntos son llevados a cabo por medio del adoctrinamiento (sí, el mismo que Lubertino pedía para las madres desesperadas). El adoctrinar es el conjunto de medidas y prácticas (educativas y de propaganda) usadas por élites sociales o políticas dominantes, como medio de control social muy influyente. El adoctrinamiento es un prefacio para un método de inducción propagandística mucho peor.

El lavado de cerebro o re-educación, es la aplicación de técnicas (coercitivas o no) que permiten cambiar creencias, conductas, pensamiento o comportamiento en un individuo o sociedad, con propósitos generalmente políticos o religiosos. Se lo llama de esa forma porque es la despersonalización y borrado de los valores y empirismo individual o social, con el fin de ser reemplazados por otros más convenientes y favorables. Según los expertos, en 30 días se puede conseguir el lavado de cerebro, y si bien puede ser reversible, si la nueva programación es aceptada durante mucho tiempo, ya no hay forma de volver atrás.

El método más utilizado para la re-educación social, es la repetición constante de una idea (en forma de monólogo) hasta que la misma sea aceptada (de forma conciente o inconciente). Se suele utilizar la violencia física o mental para dejar implícita la jerarquía entre lavador y lavado. Su fin es sumar adherentes a cierto grupo o tendencia ideológica, como así también controlar pensamientos distintos al grupo lavador. El mejor medio para evitar el control, es utilizar varias fuentes de contraste de la información recibida.

El “lavado de cerebro de masas” está contemplado, y se aplica cuando el gobierno mantiene un control social firme (o intenta hacerlo) sobre los medios de comunicación de masas y el sistema de educación, y usa ese control para diseminar la propaganda en una escala particularmente intensiva, con el efecto global de poder realizar una re-educación a grandes sectores de la población. El lavado de cerebro siempre es más efectivo en chicos y adolescentes, ya que el sentido crítico no se encuentra desarrollado (es por ello que también se presentan aquí los mayores casos de irreversibilidad, ya que se crían con valores deformados y trastocados). No en vano el kirchnerismo pretende distribuír en sus netbooks escolares gratuitas, noticias parcialistas o falsas obligatorias que ingresen en el alumnado de forma efectiva para la reeducación.

Aquí quiero hacer una pausa recordatoria del alcance que tiene el kirchnerismo en esta materia. Cuando hablamos de “control sobre los medios de comunicación”, no hablamos solamente de Canal 7 (único que se emite en todo el país) y sus correspondientes programas re-educadores, sino también sobre periódicos, radios, páginas en internet, perfiles en redes sociales, carteles y panfletos, y otros abanicos oficialistas que ofician sobre éste control (entre los que se incluyen informaciones pagadas en otros canales de noticias, como Crónica o Canal 9). El alcance es gigantesco y masivo.

Pero lejos de contentarse con eso, buscan monopolizar el control total mediático. Es esa la razón principal de la pelea con Clarín (principal medio nacional). Pero al no tener avances y sumar otros opositores (como La Nación o Perfil), intentan ejercer el control por otros medios alternativos (como la lucha por despedazar Papel Prensa, materia prima usada por los 3 medios opositores). El plan de los Decodificadores para Todos no escapa a ese espíritu (sólo canales oficialistas se ven en él, y el que quiera ingresar al sistema debe hacerlo bajo las reglas del Gobierno), y mucho menos el LCD Para Todos (poniendo una TV de última tecnología en la mayor cantidad de hogares posibles, por una cuota muy liviana). La famosa Ley de Medios Audiovisuales no es más que “un anillo para controlarlos a todos”.

Y no olvidemos la propaganda por medio del sistema de educación. Los manuales escolares ya vienen con información sesgada o falsa de nuestro pasado, abundan los libros falaces sobre la historia y los ideales kirchneristas, tenemos canales para chicos como Paka-Paka (que dicho sea de paso, quieren ingresarlo a la grilla de todo cable para tener un lavado masivo y efectivo, usando a las personalidades como medio de palanca emotiva e intelectual) y la distribución del plan Netbooks Para Todos para potenciar el efecto (fuera y dentro del sistema educativo). También dicho sea de paso, las netbooks son monitoreadas por las autoridades escolares, que regularmente sacan fotos del escritorio para ver qué patrones de uso tiene el escolar (y seguramente, otros controles y ánimos que desconocemos). La Universidad de Madres de Plaza de Mayo (habilitada oficialmente por el kirchnerismo) sigue aportando al desconocimiento y a la parcialidad histórica. Hasta el grupo de izquierda violenta La Cámpora (pichones de Montoneros) tiene su propia filial infantil apodada “La Camporita”, que festeja como recreación los escupitajos del alumnado a chivos expiatorios de turno. Hasta las propagandas cristinistas apuntan a la juventud, la más voluble y vulnerable por su falta de sentido crítico. Demasiado claro, ¿verdad?

Tanto la desinformación, como la adoctrinación y el lavado de cerebro, no podrían realizarse si no existiera la propaganda. Ésta se articula a partir de un discurso persuasivo en forma de monólogos y requiere más el recurso que el anuncio. El mensaje puede contener información verídica o falsa; y aunque el mensaje contenga información verdadera, es posible que sea incompleta, no contrastada y partidista (de forma que no se presenta equilibrada; siempre es asimétrica, subjetiva y emocional). Dado que la propaganda con frecuencia va acompañada de distorsiones de los hechos y de llamamientos a la pasión y a los prejuicios, a menudo es considerada como falsa o engañosa. Intenta la persuasión a través de los sentimientos antes que la razón. El uso eficaz de los medios de comunicación es una herramienta fundamental en este sentido. El nivel de éxito de una acción propagandística está en relación directa con la dificultad que tengan aquéllos a los que va dirigida de acceder a una información alternativa (total falta de contraste con la información recibida, sesgando así información opositora al relato).

La meta de la propaganda es aumentar el apoyo (o el rechazo) a una cierta posición, antes que presentarla simplemente con  sus pros y sus contras. El objetivo de la propaganda no es hablar de la verdad, sino convencer a la gente: pretende inclinar la opinión general, no informarla. Debido a esto, la información transmitida es a menudo presentada con una alta carga emocional, apelando comúnmente a la afectividad, en especial a sentimientos patrióticos, y utiliza argumentos emocionales más que racionales. El ministro de propaganda de Adolf Hitler, Joseph Goebbels (sociólogo), lo primero que hizo para llegar al poder fue apoderarse de los medios de comunicación de masas para adoctrinar al pueblo con propaganda política. La famosa frase de “Una mentira repetida mil veces se transforma en una verdad” refleja ese modo de proceder.

El mismo Goebbels redactó los 11 principios de la propaganda, ustedes me dirán qué tanto se parecen a las definiciones de desinformación, re-educación y cuántos puntos más son idénticos al modelo kirchnerista:

  1. Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.
  2. Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.
  3. Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. «Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan».
  4. Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.
  5. Principio de la vulgarización. Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.
  6. Principio de orquestación. La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: «Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad».
  7. Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.
  8. Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas pero afines, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.
  9. Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos, y disimular y minimizar las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.
  10. Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.
  11. Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente de que piensa «como todo el mundo», creando una falsa impresión de unanimidad.

Las razones son claras y están develadas. Depende de usted dejar que se continúe con ésto y se sigan despersonalizando generaciones completas gracias a recursos ampliamente estudiados y demostrados en el campo científico e histórico. No continúo porque ya empieza otra cadena nacional para resaltar el nacionalismo patriótico de nuestra querida Presidente. Se aceptan comentarios no pasionales. Los leeré si el relato monológico y sesgado me lo permite.

PLPLE

Anuncios

Acerca de PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE)

Tratando de entender el mundo sin morir en el intento...
Esta entrada fue publicada en Argentina...país generoso, Ciencia, Investigaciones, Política/Economía, RECOMENDADOS, Sociedad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

25 respuestas a Desinformación, propaganda y lavado de cerebro: métodos de la política kirchnerista

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: El método de comunicación elegido por el gobierno kirchnerista - apezz.com

  3. Konata Izumi dijo:

    Realmente son increbiles la cantidad de similitudes, el otro dia justamente hablaba de el tema de la emotividad propagandística y la verdad es que ya creo q no solo la juventud carece de sentido critico sino que muchos adultos tambien, pareciera que una imagen que tiende a sensibilizar va por encima de la realidad…

    • @Konata: Lo de los adultos es tal cual. Los padres de la nueva juventud fueron los primeros en recibir la carga emocional de otros tiempos, pero magnificada por los nuevos medios, y sin el detallito de la dignidad del trabajo y el sentido de hacer las cosas bien. El producto de eso lo vemos hoy: zombies que se mueven por $2. Y los padres se potencian viendo lo bien que les va a sus hijos. Y no olvidemos que esa nueva juventud ya está teniendo varias capas de hijos. Preparate que lo peor falta por venir…
      Saludos

      @ioseelmago: Es así. Habría que modificar los libros de deconstrucción propagandística y agregar esos puntos y varios más. El kirchnerismo va a reescribir la historia de muchas ciencias humanas.
      Saludos!

      @Aquiles M: Excelente experiencia y metáfora sobre el plano político. Yo no he tenido la fortuna de experimentar lo primero, pero sí me deja sensaciones similares a las descriptas lo segundo. El kirchnerismo se ha vuelto muy eficiente en encandilar liebres que se multiplican como conejos. Pero como has aprendido, hay muchos animalitos a los que les encanta ser encadilados. Y aunque el resto del bosque no lo haga, el delicado equilibrio ecológico se verá roto muy pronto. Antes de que nos demos cuenta, vamos a tener un desierto muy difícil de recomponer…

      Saludos y gracias!

  4. ioseelmago dijo:

    totalmente correcto,solo falto: A las personas inmunes a esta metodología,las silencian no dándole cupo en ningún medio para exponer sus ideas,no quieren o esquivan toda posibilidad de debate que los dejen mal parados y por ultimo,no dan explicaciones de sus actos o acciones,dando a entender que ellos son la verdad absoluta.

  5. aquiles m dijo:

    Sabe maestro:
    Siendo muy joven, mi padre, criado en el monte misionero, me llevaba a cazar y a pescar de mil maneras.
    De noche, de día.
    Hasta he pescado de noche (entre las piedras) en el río Uruguay, con linterna y un instrumento llamado “fija”. Que es el conocido como tridente con el que se identifica al diablo…
    Es un artilugio muy certero, siempre y cuando el pez esté durmiendo, o encandilado…
    Pero lo peor es el efecto que causa el haz de luz en las liebres. Un animal tan brioso y de sorprendente agilidad, queda inerme ante el encandilamiento.
    Todavía recuerdo el impacto que me producía verlas hasta con sus manitas levantadas…
    Se paraban “alegremente” ante su segura muerte.

    Este artículo me ha producido estas sensaciones fatales.
    Estamos parados, alegremente, ante nuestra próxima, -e inevitable- defunción…
    Mis respetos.

  6. Cristian dijo:

    Tamos esperando el post del fraude…

  7. C. C. dijo:

    Me pregunto si la propaganda tuvo el efecto intentado por el Gobierno o si el oficialismo volvió a imponerse en parte gracias a la muerte de Kirchner —que era un energúmeno empedernido capaz de convencer a la mayoría de que el país se estaba yendo al diablo y de que cualquier cosa era preferible a los conflictos que él no paraba de crear— y en parte gracias al clima de inseguridad económica que, paradójicamente, pudo haber llevado a muchísimos votantes a optar por el kirchnerismo como lo más seguro por ya conocerlo.

    • @C.C.: Por supuesto! Quise agregar el aspecto técnico histórico del método, pero el kirchnerismo tiene varios agregados que ensalzan el sistema. Lo primero que notás, es algo que aplicaron con mucho éxito y pudieron mantenerlo por bastante tiempo. Si Perón hubiera hecho lo mismo con Evita, hubiera tenido varios mandatos más. Pero la gente de esa época, al ser menos idiota y controlable, lo tomó por el lado correcto: como una pérdida del Gobierno.

      Lo segundo sigue siendo parte del método. Acordate que para que funcione la maquinaria desinformativa, debe haber algo malo que la rodee por fuera. El kirchnerismo nació luego de la debacle del 2001, y la falla del capitalismo mundial le sumó por el mismo lado. Acordate que el nazismo surgió no sólo por el vaciamiento que tuvo Alemania en materia política/geográfica/económica, sino también por el agregado de la crisis mundial que produjo la Gran Guerra.

      Saludos

  8. Muy buen post!la verdad el lavado de cerebro es impresionante,pero ese lavado siempre es posible porque la gente siempre necesita tener “fe”en algo como un superheroe por asi decirlo.

    Ahhh!volvimos a escribir,somos los pensadores!

    Pasate por nuestro blog y comenta si podes!desde ya gracias!

    • @Los pensadores: Tal cual, el lavado no sería posible sin esa clase de gente. Pero lo peor, es que todos tenemos a esa clase de gente dentro (en mayor o menor medida), y es por eso que estos métodos son muy efectivos. Más cuando la gente trata de que otro resuelva problemas por ellos, fijate que las reglas son acercarse como amigo, de forma personal, y no tanto como político de poder.

      Ya había leído que habían vuelto y comenté! Todavía no ví el nuevo post (aunque lo del noviazgo me llama a hacerlo), pero caeré en él en cuanto vuelva por el Reader a visitar blog amigos.

      Saludos y suerte!

  9. Hola Pienso: que se puede decir con los resultados sobre la mesa?

    Pues seré muy breve: ” Cada pueblo tiene el Gobierno que se merece ”

    Lamentable el triunfo de la Presidenta, ojalá pueda decir alguna vez lo contrario, tengo mis dudas.

    Abrazos,

    Marcial

  10. Emanuel Miglio dijo:

    Con un amigo observamos alguna vez la constancia de Cristina en referirse al difunto Néstor como “EL” y la concebimos, junto a otros términos abiertos a “libre” interpretación, como una clara aplicación del misticismo en su discurso. Qué bueno leer esto que desarrollás.

    ¡Un abrazo!

    • @Emanuel: Y lo hace de manera muy específica y dosificada en sus cadenas nacionales. Si un discurso se mezcla con religión y magia, se convierte en místico y sobrenatural. Así, es imposible debatirlo desde el raciocinio mortal.
      Parece mentira que sigamos cayendo en los mismos métodos, que siempre terminan históricamente en gobiernos terribles.

      ¡Muchas gracias por tu comentario y otro abrazo!

  11. Jose Ramon Mirò dijo:

    ¡QUE COINCIDENCIA!
    A quien hizo èste informe realmente lo felicito es muy detallado y preciso ,coincide tanto con la forma en que Clarin y La Naciòn manejan el analisis de la realidad argentina y la forma en que deciden editarla que me produjo una gran alaegrìa que tantos se hayan dado cuenta de esos procedimientos . SEJO

    • @Jose: Muchas gracias por el cumplido, aunque tu comparación no tiene justificativo (ni siquiera penden de un único dueño, arrancando por lo fácil). Ahora decime quiénes controlan 678, Duro de Domar, Canal 7, Encuentro, El Argentino, Tiempo Argentino y Radio Madres (entre otros), y te vas a dar cuenta. Y por las dudas, si seguís haciéndote el desentendido, mirate este videíto de menos de 4 minutos sobre cómo edita 678 alterando la realidad:

      Salutes…

      @ioseelmago: Jajaja, no te preocupes, cada vez que ingresan, cumplen con uno de los puntos del informe. La inteligencia no es un síntoma naz… kirchnerista, perdón, kirchnerista 😉
      Saludos!

  12. ioseelmago dijo:

    Aquí les dejo un ejemplo de Principio de la transposición y se puede también incluir en Principio del método de contagio:”A quien hizo este informe realmente lo felicito es muy detallado y preciso ,coincide tanto con la forma en que Clarín y La Nación manejan el análisis de la realidad argentina y la forma en que deciden editarla que me produjo una gran alegrìa que tantos se hayan dado cuenta de esos procedimientos .”Muchas gracias Jose Ramón por tu aporte.Disculpa PLPLE,es que fue mas fuerte que yo.

  13. Pingback: Nacionalización de YPF y kirchnerismo: una nueva estafa, un nuevo modelo « **Pienso, Luego Pienso, Luego Existo** (PLPLE)

  14. Ariel Jose dijo:

    La nota es muy poco seria, porque no habla de las tecnicas de persuacion que son usadas por todos, sean poliicos y/o medios de in-FORMACION MASIVAS en general sino que le adjudica la persuacion a un otro quedando el que lo escribe como alguien que no lo hace. Esto va tanto para el que lo escribe como para quien habla la nota; abrir la mente seria escribir sobre las tecnicas en si mismas y que estan en el uso mismo de TODOS LOS INDIVIDUOS, SEAN POLITICOS O MEDIOS; para que al leerlo uno pueda no solo leer la letra chica de los politicos, de los medios sino de las personas y basicamente de uno mismo que las reproduce sin darce cuenta dia a dia, el resto es mas de lo mismo.

    • Ariel: Es que si analizamos las generalizaciones, tu comentario también caería en el mismo casillero.
      Asimismo, olvidás que hay distintos grados de lo que detallo en la nota, y también las responsabilidades y alcances. Puede que todos los políticos usen esos métodos, pero nadie como el kirchnerismo, y tampoco nadie tiene más alcance, por ser el partido político que no sólo está en el poder, sino que lo ha ejercido durante tanto tiempo y generando tantas variaciones sociales y organizativas.

      Saludos

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s