Reclam-ar. Desatomiz-ar. Unific-ar

200 personas cortan Primera Junta en reclamo a horas sin luz. 2000 médicos y 500 “civiles” se movilizan en pedido de más seguridad en los hospitales públicos. En Morón, unas 350 personas marchan hacia la intendencia para pedir justicia por el asesinato de un chico robado. En González Catán, otras 400 personas se concentran en una plaza para pedir seguridad y la captura de un delincuente que robó y violó varias veces en la zona. En La Plata, una marcha de unos 600 jubilados exige un aumento en los montos de las jubilaciones y el pedido de aceleración de sentencias en juicios al Estado. En Rosario, se movilizan unas 500 para pedir más seguridad en las zonas cercanas a las villas; mientras que en Famatina, otras miles se concentran para pedir la remoción de la minería a cielo abierto, reclamo que hacen desde años. Y esa es la gente visible, porque hay muchas más adherentes que no se animan a hacer su queja pública.

Distintos reclamos, distinta cantidad de gente, diferente localización geográfica, distintos motivos. Lo que no parecen ver con claridad, es que el blanco de todas esas diferencias, converge en un único punto: el Gobierno. Si no tenemos seguridad, es culpa del Gobierno, como también la falta de educación, el apoyo a empresas ineptas, la inoperancia policial, los Derechos Humanos aplicables sólo a los más violentos, el pulgar hacia arriba para multinacionales que intentan ganar dinero por sobre la salud de la gente o la protección del medio ambiente. También es culpa del Gobierno la pésima redistribución del ingreso, la inflación, los aumentos en transportes y servicios, la destrucción de las Instituciones, la falta de comfort social, el desempleo, la indigencia, el hambre. Y así podría seguir nombrando hasta mañana.

Como sociedad, tenemos un doble error de concepto en cuanto a localizaciones y culpables. Si cortamos una avenida en reclamo de seguridad, la avenida no nos va a arreglar el problema y las víctimas de dicho reclamo serán los automovilistas o la gente que quiere volver a su casa luego de una jornada de trabajo. Si cortamos una plaza, la Naturaleza probablemente no nos provea de justicia humana, y los perjudicados serían los chicos que deberían estar jugando en ella o los abuelos materos que intentan disfrutar un poco de verde. Si hacemos piquete frente a una comisaría para pedir más seguridad, aunque la policía quiera cumplir, las órdenes las envían desde el Ministerio de Seguridad, que depende del Gobierno; y los penados serían las personas que van a realizar denuncias o los que esperan algún tipo de resolución de alguna investigación que les permita empezar a tener justicia. Si impedimos el acceso de mineros, eso no logra que la empresa se vaya, sino que no cobren los mineros, trabajadores como nosotros; y si siguen teniendo el aval gubernamental, seguirán mandando gente a diario con la misma idea. Y aplaudiendo en el medio de una calle para pedir penas para los menores delincuentes, no creo que esos aplausos ensordezcan a los minicacos ni que logre que los autos nos ayuden en nuestro pedido.

Lo que nos falta como sociedad son dos cosas: la capacidad de reclamar, y el blanco del reclamo. Muchos se quejan de entrecasa, con sus vecinos o familiares, pero nunca han participado de una marcha social o un reclamo más abierto que el que puede hacerse tras cuatro paredes. Ha habido un aumento de las quejas visibles, pero no por un tema de blanqueamiento del reclamo, sino por una mezcla de exceso de indignación y el ver que los demás suelen exigir por ese canal cosas que no deberían (como el pedido de casas o planes de villeros delincuentes llevados por sus punteros zonales, por ejemplo). Pero falta reclamar más, tratar que la bronca y la indignación no se queden bajo techo, y lograr un movimiento social que cohesione esas quejas vacías en posibles hechos y soluciones. En el caso del blanco del reclamo, es claro, debe hacer directamente al Gobierno. Quejarse ante subordinados directos o indirectos (y hasta errar en la cadena completa de mandos y responsabilidades) es de insensatos que prefieren hacer bochinche antes que encontrar una verdadera solución.

Entonces, si todos las quejas convergen en un mismo punto, ¿por qué no reclamar en un mismo punto? ¿Acaso le parece mal que deban hacerse juntos el pedido de más seguridad, de justicia, de mejora económica y/o el de mayores sueldos? Si su reclamo es distinto, ¿no reconoce que el resto de las quejas también merecen ser escuchadas, o usted no las sufre también? Y asimismo, ¿no es mejor hacer todos los reclamos en un único punto representativo que potencie o logre un cambio en serio? ¿De qué sirve quejarse en la plaza de su barrio, si se puede hacer junto a otros en la puerta del Congreso? ¿Prefiere cortar una calle antes que bloquear la Casa Rosada? ¿Le parece más lógico aplaudir en la puerta de su casa o llenar Plaza de Mayo con otros miles como usted?

Tal vez esas ideas hayan sido exterminadas adrede por el mismo kirchnerismo. Recordemos que hasta el famoso reclamo por la 125 del campo (que derivó en el “voto no-positivo” del Vicepresidente) la gente se proclamaba en alguno de esos puntos neurálgicos. Pero gracias a un llamado presidencial y a las presencias golpeadoras y violentas como las de Luis D’Elía y Guillermo Moreno, la gente salió asustada y no volvió a asomar las narices por allí. Eso puede que haya logrado la atomización del reclamo y la pérdida del blanco principal (no tanto por la falta de identificación del mismo, sino por el miedo que nos produce ir contra él). Pero debemos darnos cuenta que si nos quejamos por los paralelos, jamás llegaremos a ningún lado (y creo que los eternos reclamos sobre siempre lo mismo demuestra mi punto). Además, subestimamos el número de las personas que reclamamos o que queremos hacerlo. Sume una semana de gente en cualquier reclamo y verá de los números que estamos hablando. Números superiores a los que terminaron sacando en helicóptero a De La Rúa de su horrendo mandato.

Los argentinos tenemos esas dos gigantes deudas pendientes. No nos animamos a reclamar, y cuando lo hacemos, lo hacemos mal. Aprendan de nuestros victimarios, que reclaman por cualquier cosa y con 3 gatos locos copan Plaza de Mayo (y encima, rompiéndola y ensuciándola, para que hasta les paguemos nosotros sus fiestas violentas). Hay que aprender a hacer marchas unificadoras de quejas, y de buscar un punto notorio que deje las cosas bien claritas. Hay que saber unirse por las coincidencias (y no alejarse por las disidencias) y tener la capacidad de reconocer el blanco real de nuestras quejas. Divide y vencerás, reza el dicho. Y hasta ahora, al Gobierno le está saliendo muy bien.

PLPLE

Anuncios

Acerca de PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE)

Tratando de entender el mundo sin morir en el intento...
Esta entrada fue publicada en Argentina...país generoso, Política/Economía, Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Reclam-ar. Desatomiz-ar. Unific-ar

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Nelo Luvaris dijo:

    Me parece muy buena la propuesta, pero a ELLOS les CHUPA UN HUEVO lo que nosotros protestemos. Les salen mas baratos los planes limosna y las camaritas de juguete en las plazas públicas que reaccionar a los verdaderos faltantes en Educación, Salud y Trabajo DIGNO (nótese las mayúsculas)

    Saludos

    • @Nelo Luvaris: Es que la suma de gente es sobre la que protesta hoy, que parecen no hacer caso a los plancitos “cagate de hambre, pero con netbook y fútbol”. Y si somos lo suficientemente valientes como para resistir y devolver los golpes, vamos a dejar de sufrir la muerte nacional (las físicas y las de nuestros derechos, algunos de los que nombraste).

      Saludos!

  3. ioseelmago dijo:

    Ayer estaba viendo el super clásico,en la previa comentaban como había quedado el estadio y cuanto habían invertido para refaccionarlo solo para ese partido.Elogiaban la organización y la seguridad.
    Ahora pregunto:Si tienen capacidad para hacer algo así. Porque no lo hacen en otro plano?.De esa manera no se hablaría de protestas ni de movilizaciones.
    Volvemos al lo mismo de siempre,TODO LO QUE HACEN ES PARA ASEGURARSE ELLOS UN BUEN PASAR.
    En Cosquin,un cantante protesto contra la mega-minería y canal 7 corto la transmisión.Pero se llenan la boca diciendo que hay libertad de prensa.
    Escuchas a la presidenta comentar del juego de las petroleras, con los subsidios y se burla de la oposición ,que no comenta nada de estas maniobras.Me indigne,porque la gente del campo,el diario Perfil, Clarín,las radios locales de mi ciudad, comentaron,el negociado de las petroleras.
    Y el gobierno?bien gracias.Ahora que las papas queman,salen con los botines de punta?
    Entonces pregunto que hacer?Si protestamos ahora,se transformaría en un caos,En una guerra.Porque están muy enquistados en el poder.
    y si se van? ,quien se hace cargo del barco.
    Tenemos tres grupos del Kishnerismo:
    1-La de los intelectuales,Gente que no tenia donde caerse muerta y resucitaron gracias a las migajas que el gobierno les da,con solo tratar de explicar lo inexplicable,tachando de estúpido al que piense lo contrario.
    2-El clientelista-patotero.Que reacciona con violencia en caso de que alguien hable mal del gobierno,sin siquiera razonar ,si esta en lo cierto o no.
    3-El propio funcionario-empresario-coimero kishnerista,que no le interesa un pito,los dos grupos anteriores,ya que son la fachada perfecta,para que actúen con impunidad.
    El resto de los argentinos divididos.Ante un panorama así.Que hacer?.

    • @ioseelmago: Todo eso se hace porque se crean ilusiones, y el argentino es históricamente creyente en los espejos de colores. Si se solucionaran los problemas reales, la gente terminaría pidiendo otras cosas, entre las que se incluyen aumentos/mejoras en las formas de distraerse (por ejemplo). Entonces, sabiendo que van a tener que laburar más, le dan a la gente lo segundo para tapar lo primero. La gente compra, aplaude, y esos que terminan robados o asesinados, les producen un par de días de presión (u horas en el mejor de los casos), pero hasta el nuevo circo virtual. Es la forma de hacer política, pero lo que los K “mejoraron” es que ya ni se calientan en ofrecer lo básico del sistema prioritario. Y les está saliendo bien, demostraron que los argentinos no tenemos límite para la idiotez.

      Lo de las petroleras/mineras es algo distinto, aunque relacionado. Se sale con los botines de punta porque ya no saben de dónde sacar guita. Entonces con eso, se aseguran de tener más plata (las empresas no se van a ir hasta que lleguen a un terreno chavista) para poder volcar en más distracciones. Cuando funcionó, todos calmos; pero cuando no hay efectivo, hay que apretar cualquier cosa que dé jugo. Imaginate que hasta a los trabajadores los exprime, de ahí para arriba te podrás dar cuenta lo que es.

      Caos vamos a terminar teniendo de una u otra forma, ya no veo un terreno pacífico en ninguna de mis tesis. La única elección que queda es seguir sufriendo y crear el caos cuando estemos contra la pared y con la espada entre las entrañas, o darnos cuenta que vamos a terminar ahí y acelerar el proceso caótico que nos ponga en un terreno diferente. Uno peor, pero con mejor prospecto a futuro. Y lo malo de todo ésto es que sabiendo lo tolerantemente idiotas que somos, el gobierno que siga puede seguir el mismo camino kirchnerista. ¿Para qué calentarse por gobernar bien y construír si podés hacer la gran Kirchner y hundir y robar todo pero con entradas gratis para los shows artísticos?

      De los grupos que nombrás, hay que ver cómo neutralizar a los segundos. Los primeros no pinchan ni cortan (los que piensan no se comen sus discursos, por lo que están de más; creo que es lo único a lo que le erró el kirchnerismo, porque su línea intelecutal no aporta nada para nadie) y los terceros son un puñado ínfimo (que en cuanto caigan, el resto se desbandará a otros partidos, haciéndose los sotas y de seguro con algún sillón en la próxima presidencia). Y el segundo es un grupo muy violento y muy grande. Y sabemos cómo se acaba con grupos así y los costos para la sociedad. Y lo vamos a terminar pagando (cuanto más tarde, más caro…).

      Saludos y gracias!!

      @María: Sería un comienzo, pero viendo los fraudes y el clientelismo mayoritario de un sistema que ya no funciona como representativo, me parece que habría que buscar por otros canales más efectivos. Desde su primer elección hasta ahora, Cristina hizo infinidad de cosas malas, peores incluso que cualquier otro gobierno histórico. Pero en las elecciones pasadas sacó más porcentaje que en su primer presentación. ¿Se entiende?

      Saludos!

  4. maria de las mercedes rivero dijo:

    Tendrìamos que re-unificarnos al momentos de votar !

  5. Nelo Luvaris dijo:

    Pará… ahora van a por mas: Van a cambiar la Constitucion Nacional para asegurarse la REELECCIÓN INDEFINIDA, entre otras impunidades. Quiero creer que no es cierto. Ahi si que agarro mis camperas, mis ropitas mas abrigadas y me voy con la patrona y la nena a vivir a Noruega.

    Saludos

    • @Nelo Luvaris: Es que van por todo. Mientras los sigamos dejando, van por todo lo posible y por lo imposible también. Si por ellos fuera, encantados de ser deidades dueñas del Universo.
      Es cierto, desde hace rato que se habla de eso. Pero ahora tienen mayoría en el Congreso (ya no tienen contra) y el porcentaje que lograron con el fraude los habilita de manera moral hasta a poder hacerlo por decreto. El único freno posible es justamente del que hablo en este post. La oposición no va a hacer nada, las Instituciones tampoco.

      Si no pasa pronto algo desde la gente, creo que vamos a ser varios los que te vamos a acompañar. Hasta Zambia me parece una mejor opción…

      Saludos

  6. zambullida dijo:

    ¡Menudos panoramas tenemos tanto allí como aquí! Es como para echarse a correr, a lo “Forrest Gump”, y no parar. En fin…

  7. zambullida dijo:

    Claro que lo recuerdo, PLPLE. Menos mal que tenemos nuevo gobierno y no paran de tomar medidas: lo pasaremos mal, pero saldremos adelante.

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s