Noviazgo, romanticismo, matrimonio, amistad entre amigos de distinto sexo… y aledaños

– Chocolates Svinnuk. ¿Quién es la mujer afortunada?

– Mi esposa.

– No, no quiero saber quién recibirá los chocolates. Sino con quién tienes una aventura.

(Dr. House)

Yo tengo la extraña particularidad de saber cosas que ni yo se que las se. Y a esa extrañeza se suma otra más que es la de responder esas cosas sabidas-sin-saber a velocidad flash. Yo pienso, luego pienso, luego existo, para cosas de mediana importancia para abajo: pero los grandes enigmas universales o las decisiones de gran impacto o importancia, los decido en microsegundos y sin saber exactamente en base a qué. Creo que tiene que ver con la configuración interna, que hace que uno sienta que algo es bueno o malo, sin que tenga explicación en ese mismo momento (tal vez aclare más en otro post futuro). Pero esos secretos internos siempre salen a la luz cuando, a través de las charlas con otras personas (o conmigo mismo, ¿por qué no?), se hilan a un ritmo menos vertiginoso, más intelectual, y con más pruebas sustanciosas o interrelaciones no tomadas en cuenta anteriormente. Por eso la gente siempre busca hablar conmigo, y muchas veces, yo también busco a cierto tipo de gente para poder aclarar mis propias ideas.

Hace unos días tuve una conversación muy intersante con mi “esposa” (lo entrecomillo porque en realidad estamos juntados… pero hace casi ya 20 años), sobre una mezcolanza de cosas que hacen a las parejas. El puntapié inicial lo dio ella con un reproche bajo mesa… Bueno, no tan bajo mesa: me lo dejó en una caja gigante, con moño y un cartel de neón enorme. Ni siquiera recuerdo de qué veníamos hablando exactamente (era algo sobre nuestra hija) y yo estaba también en otras tareas, cuando sentenció: “como pareja, sos un desastre”. Me frené y me enfoqué de lleno. “¿Qué?…”, pregunté. “Sí, que como padre sos muy bueno, sos excelente; pero como pareja, dejás muuucho que desear”. Ahí dejé todo y me arremangué las neuronas, porque intuía por dónde se acercaban los soldaditos, y los secretos ocultos-sabidos ya empezaban a caer claritos.

A continuación dejo la conversación aproximada que tuvimos. Es tal como sucedió, pero con cosas que agrego/modifico (como para expandir ideas que ella ya conoce, pero ustedes no; y para explayarme en otras que por ahí pude ponerle con ejemplos y hasta gestos que no puedo decir acá). Para una mejor visualización, destaco los típicos colores nene/nena para cada párrafo correspondiente:

– [Ella dice] Como padre sos muy bueno, sos excelente; pero como pareja, dejás muuucho que desear…

– [Yo digo] A ver, ¿por qué? [Ya sabía por dónde venían los pingos, es un reproche que sucede cada cierto tiempo]

–  Porque sí. Nunca me acompañás, tengo que andar mendigando una caricia, nunca un beso sale de vos, nunca un detalle, nunca nada. [Ante una ceja levantada de mi parte] Y vos sabés que es así. Hablamos, todo bien, eso está bárbaro, sos muy buen padre, pero para el resto sos un cero a la izquierda… Yo sí siempre te hago una caricia, te doy un beso porque quiero, pero de vos no viene nunca nada. Nada que no lleve a [censurado 😛 ]

– Pero entonces, pongámonos también del otro lado. [Con semitono irónico]¿Vos sabés si yo quiero o necesito tus muestras de cariño cuando a vos se te ocurre? Pero yo me las banco igual, porque soy maduro y se que hay cosas que uno tiene que dejar pasar sin decir nada. Yo dejo esas muestras a veces, cuando las necesitás mucho o cuando vos me decís; yo no entro y hago lo que se me antoja a mí y nada más. [Con ironía a full] Yo no soy egoísta, pienso sólo en vos...

– ¡Ja ja ja! ¡Dejate de joder, versero!

– No, pero en serio. Ya no somos más novios, ya pasamos esa etapa.

– [Con cara de extrema sorpresa e incredulidad]… Pero… ¿…estás escuchando lo que estás diciendo? ¿O sea que tengo que perder toda esperanza de que seas más… dedicado o… romántico?

– Sí, nena, ¡más vale! Ya lo hablamos eso. ¿O querés que te empieze a traer ramos de flores y bombones? [Haciendo alusión a mi sentencia personal que reza “Si tenés un tiempo de casado y tu marido te trae flores o regalos sin ninguna razón, te metió los cuernos”, que fue demostrada cierta en base a incontables parejas conocidas y de parejas conocidas por conocidos]

– No, eso no, pero algún detalle no tan seguido… ¡Algo!

– Pero ya maduramos los dos, estamos en otra etapa, no estamos en pose.

– [Más mareada que nunca] ¿Eh?…

– El noviazgo es una etapa de pose, de actuación. Ni el hombre ni la mujer representan lo que realmente son, exaltan lo que creen que puede ser mejor visto y esconden el resto. Es un galanteo de imágenes deseables o imponentes, pero muy poco realistas.

– [Indignada] ¡Claro! ¡¿Ahora me decís que vos me mentiste, y que yo también fui mentirosa?!

– ¿Hablo en chino yo? ¡Más vale! ¿O me estás cebando mate en baby doll y con maquillaje? Pero está bien, es comprensible desde lo lógico a lo genético. Estamos destinados a encontrar pareja “maquillándonos” para la ocasión. Los animales hacen lo mismo: los pavos reales despliegan sus colas, las ranas croan en frecuencia alta, es todo parte del parecer interesantes cuando, en circunstancias comunes, no lo somos. Lo mismo desde lo lógico: si yo me presentaba a la primera cita con una remera con olor a chivo y tirándome pedos, probablemente no me hubieses elegido como candidato, y lo mismo si fuese al revés. ¿O no?

– …Te tiraste un pedo en la segunda cita…

– …Pfff, callate, no fue en la primera y se escapó, no pierdas el hilo. [No acepto comentarios sobre este punto xD ]

– [Ella, ya más relajada] ¿O sea que una pareja de hace tiempo está resignada a convertirse en dos… cosas… que se tiran pedos y nada más?

– No. Evolucionan. Los pedos audibles son parte de la madurez. Cuando una pareja madura, no se necesitan esas mentiras clásicas de las conquistas, y la relación pasa a otro nivel. Se valoran otro tipo de cosas, como la comprensión, las charlas, el debate, la integridad, la confianza, la complicidad, el ser buena persona, la capacidad de crianza de los hijos o de llevar adelante una casa (por dentro o por fuera). El “emperifollaje” del noviazgo queda para oportunidades distantes y reservadas, y así debe ser. La pareja se muestra tal cual es, con sus pros y sus contras a la vista.

– ¿Cómo “así debe ser”? ¿No se puede mantener un “noviazgo eterno” si la pareja se quiere mucho?

– No, eso no existe. Te morirías de estrés o de locura.

– [Otra vez con cara sorprendida] ¿¡Lo qué!?

– Que eso sería muy estresante. Las parejas así, si existiesen, se morirían a los 10 años (como mucho) de casados. ¿Sabés lo que cuesta mantener una pose así por años enteros, todo el tiempo? ¡Imaginate una rana cantando 10 años, o un pavo real con la cola coloreada abierta las 24 horas sin parar! ¡No hay animal que aguante hacer teatro cada segundo de su vida! El secreto es poner toda la carne al asador en los primeros tiempos, y después, descansar y ser como uno es. No podés mantener ese ritmo por tanto tiempo sin que te dé un síncope o un ACV. El “eterno noviazgo” es una mentira.

– Pero yo conozco…

– …sí, hombres que son “románticos” con varios años encima, ¿no? [Ella asiente] Bueno, quiere decir que siguen en fase inmadura. Y fuera de la explicación natural (están cerca del fin del matrimonio), hay dos razones por las que necesitan mantener una pose tanto tiempo: o son cornudos, o ellos son los que ponen los cuernos.

– ¿Que…qué…? Claaaro, siempre una explicación para todo vos, y una que te convenga…

– ¡Pero es la realidad! Alguien que es así es porque tiene el culo sucio, o porque siente que el otro está ensuciándoselo. Ok, vamos a llevarlo al terreno de la demostración. “Cacho” (nombre ficticio, familiar muy muy cercano de ella), ¿es romántico?

– Mmm, no, romántico no es…

– ¿Pero no le llevaba flores a su esposa casi a diario, mucho tiempo después de casados?

– Mmm, sí, pero no eran flores. No me acuerdo qué era.

– Ok, “whatever”, era un “detalle”, y eso es lo importante. ¿No era lo que me pedías cuando empezaste con que yo era un desastre?

– Y… sí…

– Ok, ¿cómo va la pareja, hoy? ¿La esposa no lo trata como el orto, y él le fue infiel? [Ella demora, pero asiente] ¿Y ahora mismo no se acompañan a todos lados, pero siempe atacándose cuando pueden o hablando mal el 100% de las veces que el otro no está? [Asiente sin que terminara la frase] ¿Ves?

– Sí, pero es “Cacho”, no es demasiado romántico, y hace rato que no lo es…

– Ok, vamos a buscar uno que lo sea ahora. Mmm, “Pepe” (nombre ficticio, otro familiar muy cercano de ella), se la pasa dándole besos dulces a su esposa, le trae flores y regalitos todavía hoy. Son los representantes del amor en la Tierra. ¿No le mete los cuernos a ella?

– [Desafiante] ¡Já! ¡No, él no, ella sí!

– ¿Y qué te dije antes? ¿Me estás prestando atención? O mete los cuernos o es el cornudo. Igual yo sé que él le mete los cuernos también. [Ella dice que no] ¿Te acordás en aquella fiesta de cumpleaños cuando todos fuimos a comprar norecuerdoqué y llegamos varios minutos más tarde? El tío “Florindo” (ni hace falta que lo aclare, ¿no? Nombre falso) estaba tan en pedo que quería ir a un puticlú. El primero en engancharse en la idea fue “Pepe”, quién daba direcciones y precios actualizados de la zona en donde estábamos… No hay forma de saber tanto ni de discutir los precios con “Florindo” si no pululara por esos lugares de forma relativamente regular.

– Pero… nunca me dijiste eso…

– Porque se supone que es un “cuasisecreto”, pero lo saco ahora porque sirve para un “bien mayor”.

– O sea que vos fuiste a un…

– Ay Dios, te dije que el tío“quería ir”, no que fueron/fuimos. Sino hubiésemos llegado muuucho más tarde. Y ahora que recuerdo, vos misma decís que “Pepe” es un inmaduro, y le sumo el que se puso un arito en la oreja haciéndose el “pendeviejo fatal” con casi 40 pirulos.

– ¿Y qué tiene que ver?

– Mucho. Si es inmaduro, sigue manteniendo poses; si mantiene poses, sigue en etapa de eterno noviazgo (en pareja o por fuera); si se pone aritos ahora y nunca antes lo hizo, es que está rondando la etapa suprema de pose (el “emperifollaje”), pero a los regalos, florcitas y besitos a su pareja, le suma un símbolo juvenil para él, hacia afuera. En las parejas comunes siempre hay algo de pose (poquísimo), pero no a tanto nivel, como en un noviazgo. Te apostaría un año de sueldo a que es para deslumbrar a una tercera (posible o actual).

– [Un poco perdida, un poco bajoneada] Mmmm… no se. Puede ser…

– Ok, vamos a hacer algo. Vos repasá todas las parejas que conocés: familiares, compañeros, amigos, amigos de amigos, lo que sea. Examiná las que vos creas que son románticas y miralas con mi teoría. Si ves que sobreviven a mi “tesis sobre el romanticismo”, decime quiénes son y yo te digo el por qué estás equivocada.

– [Recorre con la mente, muy concienzudamente. Parece parar un par de veces extendiendo el índice, pero lo retrae lentamente en ambas. Su cara se va ensombreciendo. Niega sigilosamente con la cabeza] …Pero alguno tiene que haber, no conozco taaantas parejas.

– Pero en las muestras que tomaste, no hubo ninguna ni que se acerque al “romance eterno”. Eso existe nada más en los noviazgos y las propagandas. Puede que hasta encuentres alguna pareja vieja realmente en ese nivel, pero no querría ser como ellos. No sólo por el nivel de estrés y locura que deben tener, sino que, como dije, parte del noviazgo es ocultar cosas [Pedos, por ejemplo, jajaja]. Y si se ocultan cosas, nos son personas, sino una pareja de imágenes.

– [Más calma, totalmente resignada. Ya asimilando en su sistema la realidad de mi teoría] Pero, ¿no puede haber parejas románticas, que a la vez no estén en pose eterna?

– Y, no. Al menos no con romanticismo tal cual lo conocemos. Las flores se convierten en comprensión; los bombones pasan a ser charlas profundas. Cosas que antes no había (porque en el noviazgo eso, si se daba, era parte de la pose), ahora las hay. Por eso digo que todo eso son síntomas de la evolución en la pareja. El seguir con los símbolos y acciones del noviazgo, es perpetuar una mentira.

– [Con cara de desafío] Pará, esperá, hay una falla en todo lo que decís. Yo sí soy cariñosa, te doy besos, masajes o cosas así, y no estoy posando. ¿Cómo explicás eso?

– Porque el hombre y la mujer no buscan lo mismo; y por eso, posan y piensan diferente. No pasa por “demostrar” ser buena persona y ya. Uno exalta lo que se supone que el otro busca. En la mujer, el romanticismo clásico es común, no una pose; sí lo es por el lado masculino. En las poses, en el caso del hombre, se espera (generalmente, claro) que sea atento, “romántico” (florcitas, poemas, etc.), caballeroso, autosuficiente, que sea inteligente por dentro y dominante hacia el exterior (entre otras cosas). Pero en el caso de la mujer, el hombre espera belleza, sensualidad y sexualidad, una pizca de servidumbre [hace una mueca]… GENERALMENTE, que sea inteligente sin eclipsar la imagen de inteligencia propia, que tenga respeto por uno, que sea a futuro una buena madre, y que tenga algo de sumisión y dependencia [acrecienta la mueca].

– Lo que estás diciendo es de hij…

– [Interrumpiendo] No me refiero a esclavitud abierta, prostitución, ni fregar hasta el último zócalo. Quiero decir que lo que se busca es una imagen femenina histórica, al igual que ustedes buscan una imagen masculina clásica. Se puede luchar contra eso, se puede disminuír, pero siempre está ahí, está impreso en la genética generacional. A un hombre no le van a soler reprochar el no ser sexy o el no haber cocinado a diario, y a la mujer no le van a soler reprochar no haber traído el pan a la casa o no haber salido con una idea inteligente. Y repito, eso en la etapa de pose, donde todo se maximiza.

– ¡Pero eso es súper-machista! Las mujeres y los hombres tienen otro rol ahora, no estamos en la antigüedad.

– No es machista: es realista. En la etapa de noviazgo, no es sólo lo que esperan los hombres, sino también lo que esperan las mujeres. Y ambos conocen el libreto de ambos sexos y juegan con ellos. El hombre se va a falsear el ser “florcitas y peluches con corazoncitos” y a maximizar lo buenos que somos en el laburo (o tocando la guitarra), y la mujer se va a reír ante cada tontada que diga el hombre y va a tratar de regalarle postres o comidas, “chapeando” su destreza culinaria sin perder el maquillaje. Es una exaltación sexista por partida doble. Ellas lo saben, ellos lo saben, y siguen con el mismo libreto desde hace siglos. Eso seguirá existiendo hasta el fin de nuestros días, aunque muy diluído una vez que la careta del noviazgo ya no existe.

– [Pensando, mucho]… ¿Pero no pueden, no se, elevar cosas comunes o, no se, tratarse como iguales?

– Al inicio, no, nunca. Para eso están los amigos. Y es por eso que las parejas “románticas” son más felices y abiertas con amigos que con la pareja, porque no tienen que posar, se muestran (casi) tal cual son. Y por eso casi no tengo amigos, porque no necesito ser “yo” en otro lado, porque soy feliz acá. [Sonriéndome socarronamente]

– Vos no tenés amigos porque sos un antisocial de mierda, no te hagás el romántico perdido ahora, pedazo de boludo.

– Es que mi antisocialización es parte de mi forma de demostrar mi amor por…

– [Interrumpiendo, con enfado gracioso] ¡Cerrá el culo, versero de cuarta! [Pensando otra vez, y poniendo cara de idea] Se me ocurre… hablando de amigos, ¿vos creés en la amistad entre el hombre y la mujer?

– Para nada, es otro verso. Puede empezar como amistad real, pero siempre va a estar la cuestión de género en el medio, y uno empieza a pensar el “¿Y si…?” que se hace cada vez más fuerte. El género contrario siempre atrae en la amistad, y termina confundiendo los límites. Un amigo del mismo sexo con mucha compatibilidad, puede subir a ser un “mejor amigo, casi hermano”; pero uno del sexo contrario tiene el escalón extra de “pareja” que no se da en un caso del mismo sexo.

– ¿Pero para nada? ¿Nunca?

– No, nunca. Los sentimientos sexuales siempre están ahí, y siempre se insinúan cosas que se envían y reciben por canales diferentes a las de una amistad común. Si uno del mismo sexo te toca el brazo y te susurra una ocurrencia, es un “gran amigo”; pero si es del contrario, aparecerá la alarma de “esto ya es más que amistad”.Y uno siempre va a avanzar sobre el otro, tarde o temprano.

– ¡Tenés razón! Mi amigo “Polifemo” (je), ví que parecía estar insinuándose y me tuve que ir retirando, y casi todos lo terminan haciendo. Salvo Abdul (je, je), pero es gay…

– [Le hago un gesto de “ahí tenés, ¿querés más pruebas?”] Y ojo, que tengo también la teoría que siempre que un amigo avanza, hay interés del otro lado… No te hagás la boluda…

– ¡Pero te juro que no! Yo los tomé siempre como amistad común, pero después siempre pasaban cosas raras que me hacían pensar que no me querían sólo de amiga.

– Entonces sos muuuy narda, nena. Notaste el límite, pero igual te tenés que dar cuenta que no puede existir ese tipo de amistad. Se pueden tener amigos del sexo contrario, pero superficiales. En cuanto se acercan más, ahí la amistad está en peligro. Por eso a veces es mejor no pasarles mucha bola del inicio ya, así nos ahorramos los futuros problemas de “desensamblar” algo que avanzó hacia otro lado.

– Nosotros (haciendo señas de “vos y yo”) parecemos más amigos que pareja a veces… o casi siempre. Y no se si eso es bueno…

– ¿Cómo no va a ser bueno? ¡Es lo mejor que puede pasar! Ya te dije que los amigos son los que no tienen caretas, los que se toman tal cual son, sin (muchas) poses de por medio. Vos fijate que los amigos de distinto sexo, primero congenian y aprecian la cara interna del cómo es uno, y después pasan a mirar (sin mucho detalle) la cáscara para evaluar “la posible pareja”. Primero aprecian y aprueban lo realmente importante, y después viene todo lo demás. Las parejas frutos de una (ex)amistad, generalmente son las más disímiles físicamente, porque miran lo que hay adentro y después lo que hay afuera. Y son también las que más se conocen y las más divertidas, porque saben cada límite y son más iguales, más libres.

– Pero nosotros empezamos como novios, y no como amigos…

– ¡Y por eso! Seguimos los patrones oficiales: nos gustamos por afuera, resaltamos lo de adentro, mentimos sobre cosas que no somos; pero cuando las caretas se cayeron, terminamos como amigos. O sea, seguimos amando lo que somos realmente, fuera de las apariencias. Nos gustaron nuestras caretas, nos gustamos en la realidad física, y nos gustamos internamente. ¿¡Qué mejor que eso?!

Ella se quedó pensativa un rato. Asentía, me miraba con odio y con cariño a la vez. Casi podría jurar haber visto los refucilos neuronales detrás de sus ojos. Pareció pasar del bajoneo a un semblante más tranquilo, comprensivo, reflejaba una especie de aceptación. Me lanzó una juguetona mirada de “sabiondo de mierda, la próxima te la gano”. Yo atiné a decir:

– …Entonces, ¿querés que te empiece a traer flores?…

– Flores no. Una, por lo menos, de vez en cuando.

– Ok, acá tengo una flor especial para vos [agarrándome la entrepierna]

– [Ella, haciendo bollo una servilleta de papel, sonriéndose con una mueca de asco] ¡Qué pedazo de cerdo que sos! ¡Elegí para el orto! [La arroja y me da en la cara]

– [Riéndome] ¡Claro! ¡A la cara! Eso porque soy el único de los dos que sigue siendo lindo, la envidia te puede… ¡Ahora me voy a buscar una amiga en serio! [Y hago el gesto de incorporarme para irme]

– [Ella se para antes, con risa de dientes apretados, y empieza a golpearme repetidas veces] ¿¡Quién te va a querer, sorete maloliente!? ¡Sos una mierda de persona! ¡Pelotudo como siempre!

Esa noche, más tarde, hicimos el amor. Como en el noviazgo, como en los casi 20 años de “matrimonio amistoso”, como siempre.

– Los matrimonios no fracasan porque las parejas se aburran. Fracasan porque mientras dura el noviazgo, la gente simula ser la persona que piensa que su pareja quiere, y luego… bueno, eso se puede mantener sólo por cierto tiempo.

– Quizás sean esa persona mientras están de novios, y después cambian.

– ¿Gente que cree que su pareja va a cambiar? Ésa es otra razón por la cual los matrimonios fracasan. La gente no cambia. Por lo menos no en algo que realmente importe.

(Diálogo en Dr. House)

PLPLE

Anuncios

Acerca de PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE)

Tratando de entender el mundo sin morir en el intento...
Esta entrada fue publicada en Conceptos equivocados, Filosofía, Mis pensamientos, RECOMENDADOS, Sociedad, Teorías. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Noviazgo, romanticismo, matrimonio, amistad entre amigos de distinto sexo… y aledaños

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Juan Delos Palotes dijo:

    Jajajaja, muy bueno! Ideal para olvidarse un rato del quilombo que es nuestro querido país.Lo que más me impresionó de todo esto es que siguieras vivo para llegar a buen puerto con el diálogo.

    La radio está buenísima y el blog también (?).

  3. Nis dijo:

    Siempre que leo tus entradas así, me doy cuenta que mi capacidad de expresión es una mierda. Es exactamente lo que pienso (No hay ni una diferencia) y si se lo hubiese querido decir a alguien (A Ella por ejemplo), probablemente me hubiese entendido cualquier cosa. Aunque nunca realmente intenté decirlo. Todo a su momento.

  4. Mi dijo:

    Que aguante tiene tu “esposa”, por dios!!!!…

    • @Nis: Es jodido plasmar todo eso en palabras, fijate todo lo que me llevó, y siento que igual puede no haberse entendido del todo. Es todo cuestión de ejercicio, y siempre recomiendo abrir un blog a los que quieren expresarse mejor, porque sirve un montón!
      También es jodido charlar sobre eso con una pareja, porque casi siempre va a terminar en malentendidos o en discusiones “sexistas”. Tuve que esperar muchos años para tirar algunas líneas y casi 2 décadas para el discurso completo. Imaginate! 🙂
      Saludos y suerte

      @Mi: Jaja, es cierto, pero es compartido! xD

  5. Je, la verdad que una conversación así parece agobiante (¿será que los años traen aguante?). ¡Mirá todo lo que tuviste que argumentar porque no compraste un p*to ramo de flores!

    Fuera de broma, me gustó mucho.

    • @Iván Dawidowski: Viéndolo así, es cierto… debería haber comprado el ramo y ya. Lo que pasa es que esas cosas son coimas temporales: vos comprás las flores, y después te piden otra cosa más cara o sacrificada. Prefiero hacer la línea en la arena ahora y evitar que el mal se reproduzca 😆

      Muchas gracias por tu comentario, me alegro que te haya gustado!
      Saludos

  6. Claudia dijo:

    Me siento identificada con esta entrada, porque ya he tenido una charla similar con mi EX….por eso hoy es mi ex 😀

  7. silver price dijo:

    Uno escucha la palabra “noviazgo” y piensa en una época de bienestar y de disfrute, en la que todo es (o debería ser) color de rosa… salidas, veladas románticas, pequeños detalles, mariposas en el estómago… ¿pero cuál es la finalidad de los noviazgos, específicamente?

  8. Kicm dijo:

    En tono de chiste es muy gracioso, pero si lo aplicas en serio creo que luego de ponerla al otro dia tu mujer se hizo dar por el primero que pudo si es que ya no eras cornudo. Si te gusta alguien lo tratas bien justamente no fingis y te moris de gadas de hacer lo que sea para verlo feliz. Eso incluye alguna vez una flores o fumarse una salida con sus amigas o lo que sea

    • @Kicm: Yo lo aplico, no lo digo. Y no sé cómo ligás el escrito con “no tratarla bien” o “no dejarla salir con las amigas”. Tampoco finjo. No sé a que tipo de relación estarás acostumbrado, pero cosas como las que vos comentás, son las que llevan a un 50% de divorcio, maltratos, infidelidades, infelicidad y demás. Son comunes, pero no por ello, normales.

      Saludos

  9. mariano dijo:

    Sos muy inteligente martin pero te falta algo para ser una persona perfecta, asi que supongo que ese algo no es posible dado que no existe gente perfecta.

    No crees en el amor? no me queda claro, no en el amor eterno de pareja, del tipo morir juntos viejitos. Tampoco en la religion. Creo que es parte de tu forma de ser esceptica y analitica, pero lo raro de esto es, que comenzaste diciendo que tenes algo que para mi en este caso no se aplica, no del todo.

    Nuestra forma de “informarnos” tiene 2 partes, la analitica y la extrasensorial. La segunda mas cercana a los sentimientos, sensaciones, intuicion, instinto, percepcion, imaginacion. La primera es la analitica, como el cpu de una computadora. Pero yo pineso que incluso los sentimientos y la imaginacion son uan version mas compleja de la analitica, por eso no se entienden tanto.

    La informacion rapida, la conclusion instantanea sobre hechos dificiles a mi tambien me pasa. Me desperte un dia escuchando la tv en el 2001 y era la noticia de las torres gemelas. Viendo la primer imagen de los aviones y algun comentario de lo que paso, en ese mismo y presciso instante paso por mi cabeza toda la pelicula Farenheit 911, osea en el minuto que sucedio el hecho yo ya habia realizado todo lo que la mayoria tardo años en entender o descubrir.

    Pero esto y el amor son cosas distintas, aunque veo el enlace que hay en el tema.
    El banquete de platon es para mi un lugar donde encontrar respuestas a este tema, creo que es muy basico y antiguo pero a pesar de eso, no sale de ahi la conclusion que tengo. Ya la tenia antes de leerlo, despues de leerlo solo reforce lo que pienso y siento.

    Yo por suerte estoy en pareja hace muchos años, no 20, 7 y por como se nos dio a nosotros es, para mi, una muestra de que el amor es algo muy simple, fuerte, bueno, y real. El tema con el amor de pareja es que no se pude despegar el del , pero son dos cosas distintas. Las dos cosas tienen que coexistir, es lo que hace a la pareja, lo ahce especial pero lo hace funcional, biologica y existencialmente, tambien lo hace divertido. El problema es que el hombre, y la mujer, ama lo que le gusta, si lo que le gusta cambia, ya no le gustam entonces ya no lo ama. El cuerpo cambia, la personalidad…..si , pero no, no lo importante, el “alama” no cambia. Entonces nadie quiere amar el alma, todos quieren el alama y el cuerpo. Despues se quedan sin el pan y sin la torta, o se resignan a tener la torta y no el pan o lo mas sano muriendo diabeticos. El amor existe, es increible, el problema es que requiere de cultura y corazon, corazon no en terminos de buenudo, si no de un tipo de sabiduria que junta lo analitico con lo espiritual.
    Para muchos el amor es una enfermedad o una reaccion quimica. Para mi eso es ridiculo, existe la complejidad psicologica del amor y la reaccion quimica pero no son “El amor”, son parte de el y la menos importante, la mas importante es la que hace que cada uno ame cosas distintas, algunos hombres ni aman mujeres (no hablo los gays) aman su chevy brillante, nunca cambia, nunca traiciona.

    Para mi el amor es dos cosas, una energia primero, en el plano “fisico”, y una decision en lo logico. Asi que diria que el amor de pareja es una decision , como todos los otros amores. Eso incluye la personalidad, tus gustos, tus preferencias y hace que te guste alguien incluso sin entender por que.

    Uno decide cuanto vale el cuerpo, cuanto importa, y cuanto vale la persona. La mayoria pone los cuernos o por que ve un cuerpo mas lindo que puede alcanzar o por que siente algo especial por el solo hecho de hacerlo, para mi…. sera un poquito raro, cornear y matar a alguien no esta muy lejos. Si le pusiera los cuernos a mi novia y lo disfrutara como creo que hace la mayoria o muchos, lo veria como un acto cinico y enfermo, como un tipo que mata y disfruta, me haria mas mal a mi que a ella.

    Esto que pienso y siento tiene que ver con mi sensibilidad pero tambien con mi forma de pensar, para mi existen reglas y no son hechas por nosotros del todo, estan. Como que un amante descubre a su pareja con otro esto en mayor o menor grado desata consecuencias, malas o gravisimas dependiendo el caso. Lo vemos en la tele todos los dias.

    Es verdad que algunas parejitas felices y bonitas suelen tener problemas ocultos. En realidad no se trata de como te llevas en terminos de que “este todo bien”, si no de lo mas simple y sensillo del mundo, se aman? como? cuanto? por que? y que aman del otro?.

    El amor como dice el budismo no puede ser jamas un negocio, no es amor, es algo que dura un tiempo. El amor es si es, eterno, si…. eterno, si no nunca fue amor. Solo basta que las 2 partes compartan el sentimiento sobre el otro y que sea por la parte que perdura, el alma, no el cuerpo. El cuerpo es cuerpo, no es persona. Asi que en “el amor de pareja” hay 2 personas y solo pueden amarse entre si, las dos personas, si es a sus almas, no sus cuerpos.

    Dicho esto yo no estaria con una chica que para mi es fea, pero tengo un concepto un poco mas amplio de lo que es una mujer linda. Si tengo 40 esta bien una de 40, si tengo 50 esta bien una de 50.

    Las bases de este amor durarero son amar el alma, amar la persona correcta incluyendo su ideologia, la tolerancia mutua, un margen de tolerancia y que desde el vamos este claro para los 2 que todo lo anterior es asi y que eso es el amor y asi lo van a vivir.

    Sera ingenuo, loco, raro….. para mi y estoy 100% y asi lo vivo, es asi. El amor es una desicion, por que siempre podes amar si queres y te permitis sentirlo.

    • @Mariano: Tal como decís, no existe la gente perfecta. Y estoy lejos de serlo también.
      Sí creo en el amor eterno o duradero, nunca dije que no, como así tampoco dije que no hubiera carga “de amor inexplicable” en las uniones. De hecho, yo me enamoré de mi esposa en el primer momento en que la ví, y en eso no hay mucha analítica si ni siquiera habíamos cambiado una palabra. Pero a ese inicio hay que magnificarlo (primero) y continuarlo (después) y no se puede hacer únicamente por “medios inexplicables”, porque las discusiones y los arreglos no nacen ni se terminan con metafísica, sino con explicaciones racionales.

      Te doy la razón en que “parezco” únicamente lógico, pero también tengo mi carga sentimental, creyente, y la “extrasensorial” (que puede incluír lo que se capta por los sentidos pero no se hace notar). Te caerías de culo si te cuento mis “experiencias sobrenaturales”. Pero la salida y la puesta del sol pudieron ser místicas por mucho tiempo, hasta que tuvo su explicación científica. Y acá es igual. Que AHORA no podamos explicar cosas, no quiere decir que no sean medibles o que pertenezcan a un sentido superior o inyectado por otro ente.

      Lo del instinto, la intuición, la imaginación y demás que se desprende de la inteligencia, no estoy tan en desacuerdo, pero es un tema que da para un post entero, porque hay veces en que parecería demostrarse que los primeros se anteponen al segundo. Si alguien te salta enfrente en la oscuridad, el instinto y la autoprotección te hacen saltar, antes de que siquiera se puede procesar lógicamente el hecho. Y concuerdo que el amor (inicial) forma parte de lo primero, pero lo segundo debe tomar posiciones no sólo para convencerse, sino para mantenerlo. Si nos quedamos en la primer etapa, bueno, pasa lo que puse en el post. Y aún hoy sigo sin conocer (personalmente) una pareja que contradiga mi escrito.

      Concuerdo con lo que decís sobre el amor, casi al 100%. Y no entiendo por qué lo ves muy alejado a lo mío. Acá expuse la parte analítica de la historia, pero pasan muchas historias que pasan por lo sentimental (y hasta lo ilógico), que si bien no son tantas, no las puse solamente para magnificar la parte del amor que muchos parecen no ver. Pero como bien decís, debe haber cierta cantidad del “amor del alma” mezclada con el amor lógico. Cualquier extremismo es nefasto, porque no se puede vivir en un plano estricto o en el otro. Si mirás The Big Bang Theory, verás que Sheldon, por más neuronal que sea, termina teniendo novia y cediendo pequeños espacios a lo no intelectual. Y a veces esa no intelectualidad es la que vale más, por ejemplo, que la intelectualidad de una pareja aburrida que piensa “no la dejo porque sino tendría que volver a buscarme otra pareja”.

      El “amor” es muy difícil de definir, porque nadie sabe cuándo comienza (y menos, cuándo termina). Si hablamos de “amor a primera vista”, uno infiere que debe haber un factor “extrasensorial” en el asunto, porque hay poco de intelectual en caer flechado por Cupido al segundo de contacto visual, por más inteligente que se sea. Pero si uno habla de “amor de mi vida”, ya estaría entrando en un terreno más profundo, en algo relacionado a lo que comentás sobre tu propio concepto. Por eso, es un terreno muy escarpado, porque si no sabemos inicio o final, es muy difícil definirlo.

      Concuerdo también con tu definición de las dos partes necesarias, y repito que no estoy alejado de eso. También adhiero a tu idea de la infidelidad (y te confirmo, lo hacen por gusto, porque no suelen haber “errores de un día”, sino que mantienen la infidelidad lo más posible). No es sólo una cuestión de respeto a la pareja, sino a uno mismo. Hay como una especie de contrato moral tácito, que equivaldría a robarle a la persona que te da asilo. Esa parte también es bastante inexplicable, pero si lo racionalizás, ser infiel tampoco es viable porque es multiplicar la capacidad de quilombos, reducir los tiempos libres, y ser un poco más pobre 😀 O sea, es inexplicable desde lo moral y lo lógico.

      Lo del “amor único” (o “almas gemelas” o “amor eterno”) no estoy muy seguro de que sea así. Sí pienso que uno puede amar para toda la vida a una persona, pero apuesto a que si tuviésemos versiones alternativas de nosotros mismos y nos emparejaran con otras personas, nuestras versiones también llegarían en pareja estable y “amor eterno” en muchos de esos mundos paralelos. Y la razón por la que así y todo defiendo la idea del “amor único” (sin mundos alternativos), es que sólo puede continuarse reforzando el empuje inicial extrasensorial con el lógico. Así, ambos crecen como pareja porque conocen los límites, pareceres, gustos, fortalezas (y flaquezas) y un sinnúmero de cosas que serían imposibles sin raciocinio y experiencia juntos. Y en ese caso, si conociésemos a otro “amor eterno” (de una versión alternativa que hubiésemos aceptado), no lo tomaríamos porque la relación actual sería más fuerte. Es un tema largo también, porque deberíamos meter en la bolsa el estudio del amor después de una viudez, de traiciones serias, de delitos contra la sociedad y demases que modificarían la conducta de ambos. Dá para un libro en realidad 😀

      Saludos y gracias!

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s