El equipo de los políticos

Viendo un programa político en donde se presentaban no sólo las cabezas visibles, sino también el resto del “equipo” (economistas, por ejemplo), caí en la cuenta de algo muy particular. Y ese “algo”, está relacionado con , probablemente, el problema endémico que tenemos los argentinos en materia política (y no necesariamente afecte sólo a esa rama, sino que se trate de una dispersión ya germinada en el inconsciente social). La pregunta básica que me formulé luego de ver a varios partidos con sus equipos, fue ¿por qué la parte técnica tiene que ser partidista?.

Una de las principales tácticas de ataque (oficialistas u opositores) es hacer foco en algún miembro del equipo y recordar que antes estuvo en el partido contrario, o que pasó por varios antes de sumarse al que hoy apoya a pleno. Esto se hace de forma completa, desde los “caretas populistas” que aspiran a cualquier puesto que les asegure un nicho de dinero y poder, hasta los que fueron a estudiar para representar un papel muy específico de manera privada, pública, o gubernamental. Concuerdo en que si un “careta populista” cambia de estilo de hacer política, es sólo una muestra más de lo que realmente es; pero ¿por qué debería ser fidelizado el personal técnico, que puede ser apartidista por completo?

La respuesta clara, es que los integrantes del equipo eligen ser partidistas. Personal técnico que asume en un partido, persona que automáticamente se autodefine como defensor del “mejor partido”, que indefectible irá cambiando con cada partido nuevo que pise. Se los ve en los actos aplaudiendo las nuevas consignas, vistiéndose con las nuevas banderas, y defendiendo las bases partidistas como si sus propios abuelos las hubiesen fundado. Así, cuando el partido fracasa, ellos fracasan. Pudieron haber hecho un buen trabajo en su puesto particular, pero todo queda supeditado al color que defendieron en ese momento (y al éxito del mismo como conjunto), y el futuro les sonreirá (o los escupirá) en base a esa bandera portada, mas no por su trabajo realizado.

No me interesa mucho el cómo en estos momentos (puede ser por “convicción rotante”, o porque no les quede otra), pero sí querría saber el por qué. ¿Acaso es necesario defender un partido político para presentar una política de Derechos Humanos? ¿Es imposible presentar un plan económico si uno no está afiliado al partido para el que presta sus servicios? ¿Es obligación defender los trapos de tal o cual política para seguir teniendo carrera en ese u otro partido? Porque una política puede ser compartida por varios cuadros políticos, sin necesidad de fidelizarla para sí, o hacerla única del partido que gane. Sí puede ser necesario dejar en claro un lineamiento o un conjunto de acciones que demarque el pensamiento de tal o cual técnico, pero de allí a pedir una fidelidad partidista, creo que dista muchísimo de lo que la política realista busca, aunque deja en claro la clase de política que vivimos en estos tiempos.

Déjenme doblar la apuesta e ir un poco más lejos: ¿por qué un técnico que tenga simpatía con un partido (y hasta puede estar afiliado), necesariamente debe cambiar sus colores por los de las personas a las que les preste el servicio? ¿Es imposible un economista radical al servicio del peronismo? Aquí notamos que el partido importa más que la sabiduría educativa. Primero, la fidelidad; después se verán las aptitudes.

Y hablando de partidos, qué mejor ejemplo que uno del fútbol. El Presidente de un club, puede que tenga que llevar al equipo en sus venas, porque se supone que puede imprimirle una mejoría a base de moral si defiende al club de sus amores. Si ese Presidente cambiase de River a Boca, lo putearían de arriba abajo, y tal vez con razón, porque habría mentido en algo que se consideraba un basamento de su persona y su ideología (o su alma, o pónganle el mote que quieran). Pero el DT, no necesariamente debe ser de un club, sino, simplemente, ser un buen técnico. Uno le elegirá por su forma de armar el equipo, por las tácticas predominantes ofensivas o defensivas, por su capacidad para lograr resultados con jugadores sin experiencia, o por el estudio del contrario para ajustar tácticas propias. Pero nunca lo hará según qué carnet tenga. Y lo mismo pasa con los jugadores. A Messi no le van a preguntar si es de River para ver si está habilitado para jugar en Boca. Es el mejor jugador y lo quieren todos más allá de sus afiliaciones, y seguirá jugando igual tenga la camiseta que tenga (aunque, sí, con una tendencia ofrecida por el DT).

Hoy por hoy, está perfecto que hagamos notar las pertenencias anteriores de ciertas figuras técnicas dentro de un partido, porque ellos mismos se esfuerzan por defender hoy al partido al que van a ocultar mañana. Cuando aciertan o erran, automáticamente se escudan en el partido, y justifican o alaban, pero dentro de la trinchera. Si es acierto, es un éxito del partido; si se falla, siempre es un factor externo, y nunca una tara propia (y menos, una del partido). Pero tenemos que tener bien en claro que ésto es algo que debe cambiar. Un personal técnico es hábil o no por lo que hace, y no en dónde milita. Es bueno recordárnoslo y recordárselos. Mientras sigamos uniendo inteligencia y técnica con partidismo, seguiremos girando en la calesita ideológica que tantos estragos ha hecho en Argentina. Y por supuesto, en todos y cada uno de los sufridos habitantes de toda ella.

PLPLE

Anuncios

Acerca de PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE)

Tratando de entender el mundo sin morir en el intento...
Esta entrada fue publicada en Argentina...país generoso, Filosofía, Política/Economía. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a El equipo de los políticos

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Hola Pienso!

    La respuesta es muy simple a tus preguntas:

    1- Esto sucede porque las personas solo ven lo micro, y hay que ver lo macro y luego bajar a lo micro. Esta demostrado en la historia mundial.

    2- ¿ porque sucede esto? que planteas y estoy totalmente de acuerdo con ello.

    Porqué las personas no leen la historia.

    3- La historia demuestra que la Revolución Francesa fué una farsa absoluta, estaba dirigida por los países que dirigian los BANCOS. Era simple: tenían, al ver que las monarquías caían, buscar una salida:”La Republica: igualdad, fraternidad….”

    4- Lo Macro impacta directamente sobre lo Micro, casi todos viven hoy en aqui y ahora. Y en general nunca se preocuparon de ver la Realidad Historica , desde siglos hasta ahora, y en el futuro.

    5- La querida Argentina, es solo una muestra más de ello. Solo una más…

    6- El poder esta concentrado desde 1580 aproximadamente en Dos o Tres países en total.
    7- La afirmación de los hechos esta escrita en miles de libros, desde hace centurias.

    8- Quien quiera saberlo, que solo se remita a dos libros escrito estupendamente por Walther Graziano ( Argentino ) y así se ahorran de leer muchos libros en idiomas iferentes y más antiguos.

    9- No coloco los nombres de los libros por 2 motivos:

    A) Para que no digan que le hago propaganda a nadie en Blog ajeno.

    B) Para que quien este intersado/da lo Gogleen por el nombre. El que esta interasado en saber la realidad, que es muy densa por cierto, que lea esos 2 Libros y después saquen sus conclusiones.

    10- Los gobiernos ( todos ) desde que nació la República Argentina estan regidos por esas familias mundiales, y sus derivados, para ocultarlas, aunque con la comunicación de medios que hay ahora se hace casi – casi es casi – no es todo, que los identifiquen. Igual es muy facíl , si uno lee la historia Mundial que se ingresen nuevos conocimientos.

    Este Gobierno de C.F.K. suma como en casos mundiales las caracyteristicas personales de quien lo preside, y es responsable de TODO, ya que es la Presidenta Argentina. ( Como cualquier presidente/a )

    Existe en el ser humano, ” La hogera de las Vanidades”, y esto ocurre en todo el mundo, por supuesto en nuestra querida Patria, hecho que ayuda a contribuir con la actual formacion del mundo desde 1.580.

    No creo en las Ideologías. Solo creo en el bienestar de la GENTE, COMO PIENSEN.

    No creo en las religiones. ( si bien creo en un dios para todos, repito: TODOS )

    John Lennon escribio una hermosa canción, cuya letra codificada por cierto, muestra lo que sucede y sucedera. La canción es: IMAGINE- ( Imagina ) Este hombre dio a conocer lo que muy pocos sabían, respecto del Nuevo Orden Mundial. ( Por cierto muy de moda ahora… )

    Volviendo a mi país y al mundo:

    Que me importa, del partido que sea, de la Idelogia que sea, que nos den bienestar y no roben, no pidan nada a cambio?

    Y no ROBEN.

    Elegí este Blog para expresarme, porque respeto profundamente a PIENSO, también porqué no me interesa más la política en si, hasta que no halla un cambio MUNDIAL.

    Va a suceder, solo que yo estoy ” más cerca del arpa que de la guitarra ” como se dice en Argentina. Mucho más cerca, aunque tenga solo 54 años. Y se que no lo voy a ver.

    Pienso es un ser solidario, muy buena persona ( no lo conozco y se que no lo conoceré, lo que lamento mucho ) pero esten de acuerdo o no con sus ideas, merece RESPETO, pues se lo gano.

    Un abrazo a vos Pienso, y a todos tus lectoras/res.

    • @Marcial: Hola!
      Con respecto a lo macro y micro, concuerdo en parte. Ocurre de esa forma generalmente, pero la tara va más allá y tiene que ver con la memoria y la racionalidad. Por más que se vea lo micro, se puede llegar a ese pensamiento, e inclusive al cuestionar las anteriores participaciones. Pero a veces ni eso ocurre, o se cuelgan del color sin ver lo que se hizo con el otro.

      Con respecto a el resto del comentario, bueno, sabrás que no soy afecto ni apoyo las teorías del control mundial. Por más que haya una tendencia macro, eso lo impone la propia gente.

      Lo del pedido a los políticos nacionales, me sumo. Parece que es demasiado pedir para nosotros. Hace una semana salió una encuesta que decía que el 50% de los argentinos aceptaría un político de “roba, pero hace”. Si después de todo lo que sufrimos, la mitad sigue con la misma cantinela, estamos condenados al fracaso eterno.

      Muchas gracias por tus comentarios sobre mí y los extiendo a vos también. En éstas épocas, hasta el respeto es escaso…

      Saludos y mucha suerte!

  3. mercedes dijo:

    Ahora no sòlo se trata de los economistas. Tambièn tenemos los sabios de Carta Abierta. Aunque èstos no influyen tanto en los destinos del país.

    • @Mercedes: Es que con CA la cosa es distinta. Ellos “dicen” ir por afuera de la política, e inclusive no se definen como kirchneristas. Lo probable es que en el futuro, cuando ya no esté más CFK, mantengan su postura y se alineen a un partido similar, como alguno extremista por izquierda (con bancos a la derecha).

  4. liam978 dijo:

    Hay una cuestión que determina que eso sea así, son poderosos intereses corporativos, van desde un simple control de precios en vez de estimular la productividad, la eficiencia, la mano de obra capacitada, la reducción de precios de traslado con un sistema de trenes integrados,etcétera.

    La política es plutocracia, no conozco presidente o gobernador que llegue sin aparecer en medios de comunicación masivos sea televisión,diarios, radios, cuyos dueños tienen sus intereses, lo contrario si se dio magnates de multimedios presidiendo países, por ejemplo Berlusconi, las campañas son costosas, hay miles de financistas monopolios enormes nacionales y transnacionales, con poderosos intereses .

    Raras veces alguien trata de cambiar el esquema y así les va,Humberto Illia 23% del PBI a educación, anulación de contratos petroleros que eran una estafa al país, industrialización record , disminución de deuda externa, ley de medicamentos contra la rentabilidad extraordinaria de las empresas farmacéuticas “derrocado” por golpe militar, con toda la sociedad en contra, apodado ” La Tortuga”.

    Sí mañana aparece un candidato con políticas fuertes y viables en materia de Salud, Educación, Seguridad, Trabajo, asignándole las ponderaciones que deberían tener en el presupuesto, si corta con gastos innecesarios fútbol para todos, nichos de corrupción, etcétera para achicar gasto público derrochado, si plantea una reforma tributaria para bajar el IVA impuesto terriblemente regresivo que castiga comiendo un porcentaje enorme de los ingresos de los de menores y medianos recursos que son los que financian las arcas públicas, si plantea estimular las pequeñas y medianas empresas que son las grandes generadoras de mano de obra, generar impuestos progresivos, manejar las retenciones como fondos previsionales, tal cual lo hacen los Noruegos con su fondo petróleo, para de esta manera garantizar las jubilaciones del futuro y apuntar a un crecimiento de la economía en blanco de esta manera, en síntesis, una persona que se maneje con criterios de bien público, honestidad, transparencia, apuntando a medidas eficientes, creativas, viables, dispuesto al dialogo y la aceptación de la critica como medidas para encontrar los mejores caminos posibles para construir un futuro promisorio y lleno de esperanzas posibles y tangibles en un mediano y largo plazo, aunque sea mi mayor deseo tener un presidente así a esa persona si no la pueden comprar van a buscar todos los mecanismos habidos y por haber para frenarla o en el peor de los casos borrarla, son muchos y muy fuertes los intereses con los que se tendría que enfrentar no solo para llegar sino en el poco probable caso de que llegue para sostenerse, además el enfrentamiento no es en un solo frente sino en muchos y la tarea sería tan agotadora que de ser exitosa dudo que pueda llevarla más allá de un período .

    A lo que apunto sencillamente es que hay una enorme telaraña de intereses y dificultades concretas a la hora de llegar al poder público que determinan una enorme desventaja para los que realmente tienen nobles intenciones y la capacidad de ponerlas al servicio del bien común.

    Fuera de eso podes agregar lo que escribío Hayek en “Camino a la Servidumbre: X Porque los peores se colocan a la cabeza”

    En primer lugar, es probablemente cierto que, en general, cuanto más se eleva la
    educación y la inteligencia de los individuos, más se diferencian sus opiniones y sus
    gustos y menos probable es que lleguen a un acuerdo sobre una particular jerarquía
    de valores. Corolario de esto es que si deseamos un alto grado de uniformidad y
    semejanza de puntos de vista, tenemos que descender a las regiones de principios
    morales e intelectuales más bajos, donde prevalecen los más primitivos y
    «comunes» instintos y gustos. Esto no significa que la mayoría de la gente tenga un
    bajo nivel moral; significa simplemente que el grupo más amplio cuyos valores son muy semejantes es el que forman las gentes de nivel bajo. Es, como si dijéramos, el
    mínimo común denominador lo que reúne el mayor número de personas. Si se
    necesita un grupo numeroso lo bastante fuerte para imponer a todos los demás sus
    criterios sobre los valores de la vida, no lo formarán jamás los de gustos altamente
    diferenciados y desarrollados; sólo quienes constituyen la «masa», en el sentido
    peyorativo de este término, los menos originales e independientes, podrán arrojar el
    peso de su número en favor de sus ideales particulares.

    Es por esto que se ve que gente como Lavagna, Lousteau,Graciela Ocaña, Quizás hasta Cobos, la gente que valora el disenso, sus opiniones como validas, la crítica constructiva, que sabe distinguir lo que tolera de lo que no, necesariamente es expulsada de los partidos políticos que tienen un lineamiento fuerte y centrado en torno a pocas y homogeneas ideas de lo que debe ser y lo que no debe ser. En los partidos opositores también pasa y no necesariamente son figuras técnicas rutilantes, muchas veces el de a pie cuando huele feo se marcha.

    La política tal cual hoy existe necesita una enorme depuración en sus mecanismos para acercarse a una democracia real y que aporte valor al país. Son muchos y muy intrincados los mecanismos que alejan o imposibilitan a la gente potable y aún cuando esta llega es cooptada, bloqueada, o simplemente debe alejarse ante la imposibilidad de generar un cambio productivo en mecanismos muy enraizados en la clase política.

    • @Liam1978: Entiendo y comparto todo lo que decís, pero no responde la cuestión de fondo. Que haya intereses corporativos, o tendencias genéricas que se van a votar (o no), no influye en el por qué un elemento técnico de un partido, tenga que ser también del partido (esa vez, y cada una que cambie).

      Repito que concuerdo con todo, y hasta en el final estoy de acuerdo: hasta que no se depure el sistema (no sólo el político, pero por algo se empieza), no vamos a tener una democracia realista, y mucho menos, representativa de los valores personales y genéricos. Desde hace tiempo estoy mascando una nueva idea de sistema, con cambios algunos sencillos, en otros, radicales, que contempla mucho de lo que hacés notar. Voy lento, por ahí en 20 años lo tengo 😀

      Saludos y gracias!

  5. liam978 dijo:

    Claro de poder pueden, pero son tantas las fuerzas que interactúan y tan fuertes que en la realidad no sucede, pongamos por ejemplo el Senado 3 por provincias y CABA, 72 senadores en total, cada uno de ellos debería velar por los intereses de su provincia, pero llegan mediante partidos políticos a los que responden, responden a estructuras y liderazgos partidarios dentro de sus provincias, la nación maneja enormes recursos producto de una mal sistema de coparticipación mediante el cual todas las provincias necesitan estar relativamente en sintonía con el gobierno central para mantener el grifo abierto, en síntesis el federalismo y la representación provincial podría existir sin lugar a dudas junto con un poder deliberativo independiente del ejecutivo, el senado no tiene asimetrías, la provincia más chica tiene igual representación que la más grande pero esa paridad de fuerzas no alcanza frente a las otras fuerzas que interactúan ya nombradas.

    De igual manera los técnicos no eligen ser partidistas, llegan quienes son partidistas, si no son partidistas no llegan o dado el caso de llegar no duran, todos los economistas saben de la ley de oferta y demanda y de la ineficiencia de un control de precios, pero supeditan ese conocimiento al efecto mediático,la construcción o mantenimiento del poder, o simplemente la decisión de sus superiores de realizar tal o cual cosa aunque sepan que no va a funcionar.

    Saludos y gracias a vos también,siempre es bueno debatir un poco, pulir y revisar ideas 😀

    • @Liam978: Me queda más claro ahora. Más o menos decís que los “técnicos” se politizan porque no les queda otra. Lo raro es que la gente no note eso y se termine sumando a la parafernalia partidista, que más que sumar, resta, y en cantidad.

      Siempre es bueno el debate… bueno, salvo “ya sabemos con quiénes”, que lo usan como una medición de fuerza, pero nunca como consulta o fortalecimiento de ideas. Por suerte, seguimos habiendo aquellos que creemos en el verdadero debate, siempre respetando la posición del otro en caso de disidencias.

      Saludos y gracias!

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s