¡Así es como se debate!

Vez pasada estábamos viendo con mi mujer una noticia sobre la obligación o no del uso de casco para los motociclistas. La historia en particular era sobre un juez que había negado esa obligación y sobre un abogado que había pedido lo contrario a través de un nuevo round en el mismo caso.

Tanto mi media naranja como yo, éramos partidarios de la no obligación, y nuestras razones eran similares a las que había expuesto el juez: el que maneja una moto está en su pleno derecho de usarlo o negarse, siendo él el único perjudicado en caso de no hacerlo. Además, ya estaba grandecito y debía tener conciencia de esos actos, evaluando el costo/beneficio de usarlo o no sin que alguien lo obligara a hacerlo.

Estando acostumbrados a una oposición muy pobre (al menos en los medios) ante asuntos a simple vista tan lógicos, escuchamos sin mucho ánimo ni esperanzas al abogado que pedía la obligación de uso de casco para todos los motorizados. Ante el notero de turno, dijo, con amplios números y estadísticas que referenció (pero que no nombro aquí porque no los recuerdo), algo como ésto:

“No niego bajo ningún punto de vista las razones ofrecidas por el juez, pero hay consideraciones que se están pasando por alto. Por ejemplo, el costo judicial que representa un accidente con un conductor sin casco involucrado. Por un lado, van a aumentar los casos de muerte por falta de protección, lo que implica juicios más largos y, por consiguiente, menos tiempo disponible (para jueces y abogados) que pueden volcar en otros casos, además de tener que cobrar lo mismo por menos resoluciones efectivas. En esos casos de muerte, también estarían con otra carátula todos los partícipes del accidente: si el motoquero choca con un auto y muere, el automovilista quedaría sospechado de una muerte y ya no de un accidente. Eso, también, le representa mayores costos, una exhaustiva investigación y un tiempo más largo en resoluciones que podían haber sido evitadas si hubiese sido un raspón por el uso obligado de un artículo de protección. Y no olvidemos el costo moral para ese automovilista y su familia, del que pende la supuesta culpa interna de una muerte. Tampoco podemos negar que el sistema dista de ser perfecto, y en caso de un error en cualquier eslabón de la enorme cadena involucrada, el perjudicado no recibiría una multa costeable, sino una pena de privación de la libertad muy grande. Y quedan otras cuestiones como los costos, trámites y solidaridades de los seguros, servicios médicos, policía, servicios sociales, bomberos y demás entidades que participan en casos de muerte o accidentes graves. Nadie niega que uno que usa casco pueda morir, pero las estadísticas indican que el riesgo se reduce increíblemente con el uso. Es por eso que, si podemos evitar todos estos colaterales con una simple ley de lo que un usuario debería hacer por sí mismo (pero que en la realidad no hace), es nuestro menester apoyarla. Al fin y al cabo, nuestro trabajo es defender a la sociedad toda, y no a los derechos de uno por sobre los perjuicios para con otros. El conductor es dueño exclusivo de sus deseos personales, pero siempre y cuando no perjudique a todos los demás con ellos.”

Me quedé con los ojos bien grandes y la boca semi-abierta. Noté que mi señora estaba igual. El abogado había hurgado sobre esos detallitos que nadie parece recordar, pero que sumados hacen un artículo de mucho peso para pensar en que puede ser más beneficioso la obligación de uso que el libre albedrío.

Fuera del hecho del caso en particular, me pareció impresionante y conmovedor que alguien se molestase en pensar y argumentar racionalmente por sobre la lógica generalizada que termina con los derechos de una sola persona, y se arriesgara a remar una opinión pública desfavorable en lo general, a base de pura neurona. Y de pura neurona en serio, no con esas explicaciones endebles y paupérrimas que suelen dar, por ejemplo, las asociaciones de Derechos Humanos al querer defender a un delincuente con prontuario avanzado.

Así es como deben presentarse los argumentos a favor o en contra, eso es lo que mueve opiniones y abre el campo de juego, abarcando mucho más que el punto en el que tenemos fija la vista. Ver el todo y mostrarlo con lógica y certeza, abrir la cabeza del que está parado enfrente. De esa forma, dos personas que estaban con una opinión bastante fuerte por el lado contrario, terminaron del lado neutral tirando al opuesto. Más gente debería aprender a justificar sus ideas o elecciones de esa forma. ¡Así es como se debate!

PLPLE

Anuncios

Acerca de PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE)

Tratando de entender el mundo sin morir en el intento...
Esta entrada fue publicada en Opinión, Se dice por ahí..., Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a ¡Así es como se debate!

  1. PIENSO:

    YO SOY PARTIDARIO DEL CASCO DESDE SIEMPRE, COMO DEL CASCO DE SEGURIDAD,
    A MI ME SALVARON LA VIDA 2 VECES, DEL MANUBRIO DE LA MOTO.

    CREO QUE LOS GOBIERNOS ACTUALES DE C.A.B.A. Y G.B.A.., SON MUY ACERTADOS SI ES QUE A FUTURO NO SOLO OBLIGAN AL CASCO PARA CONDUCTOR, SINO Y ACOMPAÑANTE.

    TAMBIEN QUE LLEVEN LOS CHALECOS POR SEGURIDAD POR EL NARCOTRAFICO.

    ZONAS DEL CONORBUBANO Y CAPITAL CONOZCO…QUE SUCEDE LO QUE DESCRIBO…

    MAS DE 6.000 KMS. DE FRONTERAS, LIBRES DE RADARES, Y LOS NARCOS VIVIENDO AQUÍ.

    PIENSO: SOY PARTIDARIO ABSOLUTAMENTE, DEL CASCO, SIMPLEMENTE PARA SALVAR VIDAS.

    ESE ES EL UNICO MOTIVO.

    ABRAZOS DE DOS X TRES 🙂 🙂

    P.D:: ( MENSAJE SECRETO 😀 GRACIAS PÒR NO OLVIDAR, Y LA SITUACION ESTA VERDADERAMENTE ” TERMINAL AQUI” )

    DISCULPAS A LOS LECTORES POR ESCRIBIR EN MAYUSCULAS PERO YA NO VEO MUCHO…GRACIAS Y SALUDOS A TODOS )

  2. AHH, PIENSO, SI NO TE MOLESTA, TE VOY A ” REBLOGUEAR” SI ME DA EL TIEMPO; POR FAVOR RESPONDEME SI PUEDO HACERLO O NO POR MAIL.
    ABRAZOS!

  3. ( PERDON, ME REFERIA A SI TENGO O NO INTERNET. SALUDOS A LOS TRES!!! )

  4. Leandro dijo:

    Antes q nada aclaro que no tengo una postura en cuanto al tema pero teniendo en cuenta que los argumentos racionales son los que, en mi caso, generalmente mueven la balanza, me parece interesante tener en cuenta lo siguiente.
    Con el criterio de abogado poniendo por sobre las libertades individuales el bien de la sociedad toda, se podría regular y obligar a la gente a dejar de comer por ejemplo hidratos de carbono ya que la diabetes es la enfermedad mas costosa para los servicio de salud pública, básicamente hoy en día es más conveniente ser un paciente con hiv positivo que diabetico por la calidad de vida de uno vs el otro (sin tener en cuenta el prejuicio obviamente).
    También se podría prohibir directamente el uso de cualquier trasporte motorizado, la primera causa de muerte en Argentina y por ende la razón de todo lo expuesto por el abogado.
    O más fácil se podría prohibir la estupidez humana y así evitaríamos populismos como el actual que sin duda tiene un costo financiero, moral y social incomparable con cualquier otra cosa.
    Saludos

    • Leandro: Es que ese criterio es el que se impone, junto al exactamente contrario sobre las libertades individuales. Por un lado (por ejemplo), tenemos una Ley de Identidad de Género que permite que, por ejemplo, un chico que quiere ser nena pueda serlo. Pero por el otro lado, avanzamos sobre una ley para quitar los saleros de los restaurantes. Parece que no terminamos de decidirnos en si ser libertarios, o ser protectores a ultranza. De lo que sí parecemos estar seguros, es de apoyar las cosas más irracionales o primarias, estén de un lado o del otro.

      Saludos y gracias

    • Gabriel dijo:

      El que come o fuma debería tener que pagar más de obra social o en el hospital, o hacer un tratamiento. Los gustos hay que pagárselos uno.

  5. Pingback: ¡Así es como se debate! | PINN

  6. Gabriel dijo:

    Me sorprende que no hayas pensado en los costos para la sociedad de un accidentado. Yo opino que dadas las características anti-normas de nuestro país, no debería ser obligatorio el uso de casco, pero de haber un accidente el motociclista debería asumir toda la responsabilidad por los daños sufridos. Chocó sin casco, se partió la cabeza y quedó discapacitado? Pues que toda la asistencia desde la emergencia hasta la reahabilitación se la facturen. El tema es si no es solvente, quién paga?
    Creo que en USA es obligatorio el uso de entiparras porque evitan perder visión y afectar a otros.

    • Gabriel: No, en un primer momento uno no piensa en ese costo. Y cuando cae en él, se da cuenta que es muy difícil sacar el costo exacto, porque son muchos los actores implicados y los “valores” no siempre monetarios.
      Es un tema largo para debatir, y con muchas cosas a tener en cuenta. Pero evidentemente nos da otra visión de algo que, a simple vista, uno podría tener una posición (superficial).

      Saludos

  7. Julio dijo:

    Es un poco complicado exponer ideas como estas que se han comentado; ciertamente debatir en particular el uso o no uso del casco y sus consecuencias, o la casi delirante idea de que los fumadores y/o diabeticos deberian pagar mas o realizar algun tipo de tratamiento. Acaso se olvida que detras de todo existe un estado que mantenemos todos y debe responder ante esas necesidades? y que es el mismo estado el que las aprueba?, o que la mayoria de los alimentos aprobados para nuestro consumo producen cancer y la misma diabetes? sin embargo, es lo que hay, entonces de que manera se puede articular que “aquellos que adolezcan por x enfermedad” deban pagar mas por el simple hecho de padecerla?. En cuanto al uso del casco, si bien por estadisticas las motocicletas tienen mayor cantidad de siniestros y con mayores consecuencias, nunca se habla de quien fue el culpable de esos accidentes (existe una Ley de transito y pericias que se realizan). Como ya sabemos todos, matar personas arriba de un automovil es un mero tramite, no hace mucho alguien trato de pasar un peaje cargando en su capot a alguien, y que se sepa no fue preso. Apoyo el uso del casco; lo que se podria poner en tela de juicio, es como a una persona que va a sacar su licencia de conducir por primera vez, se le piden mas requisitos para conducir una motocicleta que para conducir un automovil; o porque los niveles de alcoholemia son distintos para el que conduce un automovil que para el que conduce una motocicleta, porque no se realizan campañas de educacion vial en lugar de solo multar para recaudar fondos?. O el pago de multas o infracciones de transito, ciertamente si la Ley fuera equitativa, nos multaria de acuerdo al valor del vehiculo en el que la cometemos y no por bloques; si transitando en un Renault 4 cometo la misma infraccion que otro conductor que circula en un Audi TT, hay quien podra pagar la multa sin mayor tramite y quien tendra que vender el vehiculo para poder cancelarla. Creo que hay debates mucho mas profundos, comprender que un vehiculo como la motocicleta no siempre es elegido “por gusto a ella” sino a la necesidad de acceder a una movilidad y en ello caemos en la situacion economica por la que atravesamos, tanto para adquirir un auto como para mantenerlo.

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s